Agaete mi pasión: temporal del Día de Reyes, Agaete 6 de enero de 1958

Era lunes, 6 de enero de 1958, día de  Reyes. La mayoría del pueblo como era costumbre, no había tenido más regalos que un chocolate y un trozo de "queque" preparado por las madres de madrugada, con un poco de suerte alguna pieza de ropa y alguna muñeca de cartón o pelota de carey que no llegaba viva al mediodía, no había para más.

En el casino, situado en el actual "Centro Cultural", se preparaba el "asalto", baile con tocadisco y si aparecía alguien que se atreviese a tocar el piano, con dicho instrumento, para entretener a la juventud la tarde noche de aquel día de Reyes.

Orquesta de los años cuarenta y cincuenta, baile en el casino, foto familiar.Orquesta de los años cuarenta y cincuenta, baile en el casino, foto familiar.

Aquel invierno de 1958, estaba siendo catastrófico para la villa, unos días antes  habían ocurrido graves desprendimientos en El Hornillo, sepultando cuatro casas cuevas y destrozando el camino que lleva a la escuela. En Las Nieves un fuerte temporal marítimo había causado graves daños al muelle viejo, sacando cuatro prismas del espaldón, lanzando uno dentro de la bahía y dejando los otros tres en medio del muelle, destrozando el farol de señales marítimas.

Aquel seis de enero de 1958, Agaete y toda la isla amaneció envuelto en una nube rojiza de polvo procedente del continente africano, lo que hoy llamamos calima. La calma, el aire seco y caluroso, se alternaba con fuertes rachas de viento más fresco, en la mar un fuerte "jalío". El inestable tiempo barruntaba la llegada del temporal.

Agaete bajo el polvo del Sahara.Agaete bajo el polvo del Sahara.

A pesar de la amenaza de aguacero, el Casino se encontraba a rebosar de juventud desde las siete de la tarde, esperando el comienzo del baile, único entretenimiento y único sitio donde entre boleros, pasodobles y tangos, se podía buscar pareja o relacionarse.

A las 20,00 horas, el cielo rojizo del polvo sahariano, dio paso a un vendaval acompañado de una fuerte tormenta eléctrica, era tal la cantidad de rayos, truenos y relámpagos, que el cielo parecía una prolongada traca del día de las Nieves. A continuación una tromba de agua procedente del mar, como una cortina negra que se cierra, cayó sobre Agaete.

El aguacero se prolongó durante tres horas. El pueblo quedó a oscuras total. Los barrancos comenzaron rápidamente a correr, el caudal de agua del barranco Real era tan grande, que corría por los tres ojos del puente y salpicaba  el borde superior del mismo, el estruendo del arrastre de piedras se escuchaba desde lo más alto del pueblo.

Temporal dia de Reyes

Las aguas que corrían por la calle  Juan de Armas o "barranquillo", procedentes del "agua dulce" y toda la parte alta de la villa, comenzaban a inundar las casas aledañas, arrastraban piedras, tuneras, aulagas,..., levantaron todo el pavimento de la vía, dejándolo impracticable, quedando aislada la villa arriba de la de abajo. 
La gente de la villa arriba, que se encontraba en el baile del Casino, tuvo que pasar varias horas encerrados a oscuras en él, lo mismo le ocurrió a los de la villa abajo que estaban en el viejo cine de la recova, donde aquella tarde se proyectaba la película "La lanza escarlata" (recuerdo de Isidro García Álamo), las parejas hicieron el agosto, hasta que a media noche usando un camión, pudieron cruzar el barranquillo.

Buen parte del pueblo quedó cubierto de escombros y rastrojos arrastrados por las barranqueras desde las laderas colindantes. Varias casas sufrieron importantes daños.

El enorme caudal de agua del barranco destrozó tuberías y acequias , dejando inutilizado los chorros de donde se abastecía el pueblo de agua potable.

La carretera general del norte quedó interrumpida en el kilómetro 33, al haberse llevado las aguas el puente denominado de "Barranco Hondo", en el límite con Piso Firme. 

Desde San Isidro el Viejo, hasta Agaete, quedó impracticable la carretera por los numerosos escombros y desprendimientos que hubieron en varios puntos de la misma.

La carretera a La Aldea de San Nicolás, fue afectada también desde su arranque en la villa hasta el sitio conocido por “Barranco Segura”, con corrimientos de terraplenes en varios puntos, así como gran acumulación de escombros en otros. Así mismo la carretera que conduce a los Berrazales, también sufrió bastantes daños, sobretodo en el punto conocido por “La Culatilla”, con gran acumulación de escombros en varios trechos; igualmente, la que conduce al Puerto de las Nieves, sufrió roturas del asfaltado, así como acumulaciones de escombros.

Los caminos reales, en especial los del Valle y el Sao quedaron impracticables con numerosos daños. El servicio telefónico con La Aldea quedó interrumpido por la caída de varios postes.

Los cultivos quedaron muy dañados, en especial los de papas, plátanos y tomates. Los barrancos destrozaron alpendes y corrales, pereciendo dos reses vacunas entre otros animales.

ABC, 20 de febrero de 1958.ABC, 20 de febrero de 1958.

Las cantidades de aguas caídas durante las tres horas de tormenta, fueron recogidas por los pluviómetros instalados en la localidad que dieron las siguientes cantidades en litros por metro cuadrado; Los Berrazales, 130,5, Las Longueras, 105,5 y en el Puerto de Las Nieves, 87,7.

Ayuntamiento, fachada del Ayuntamiento, fachada del "barranquillo".

Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales, pero sí gran preocupación y un enorme susto en el vecindario, debido a la enorme cantidad de agua y escombros que discurrieron  por las calles, estar la población a oscuras, manteniéndose el orden y prestándose en todo momento los auxilios que fueron necesarios por las autoridades de la Villa, fuerzas del puesto de la Guardia Civil, Policía Municipal y vecinos de la localidad, bajo la dirección del alcalde, D. Pedro Esparza Martín

Alcalde Pedro Esparza Martín.Alcalde Pedro Esparza Martín.

El temporal en del Libro de Actas de la Permanente del día 9 de enero de 1958, página 186 vuelta, signatura 121A, tomo XXIX. (Archivo municipal)El temporal en del Libro de Actas de la Permanente del día 9 de enero de 1958, página 186 vuelta, signatura 121A, tomo XXIX. (Archivo municipal)

Parte de los daños del temporal al Gobernador Civil,( archivo municipal de Agaete)Parte de los daños del temporal al Gobernador Civil,( archivo municipal de Agaete)

El temporal en la prensa nacional, ABC , 8 de Enero de 1958.El temporal en la prensa nacional, ABC , 8 de Enero de 1958.


Puedes descargar el trabajo íntegro en formato PDF imprimible desde este enlace

También puedes visualizar el trabajo en formato libro digital pinchando en la imagen siguiente.


José Ramón Santana Suárez

 

Actualizado el Martes, 07 Enero 2020 10:06 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento