Agaete mi pasión: Agaete un pueblo de leyenda, las chibicenas

 Las Chibicenas

Mi abuelo materno, Pedro Suárez Martín, natural del Risco de Agaete, nacido a finales del siglo XIX, nos contaba una historia que él decía que había vivido de niño.

Nos contaba que junto a su madre y hermanos habían ido a visitar a su familia en el caserío de El Risco, sito a 14 kilómetros del casco urbano de Agaete. A media tarde iniciaron el regreso a la villa por el antiguo camino real de La Aldea, traían un burro cargado de quesos, papas y otros productos agrícolas para la casa. Ya oscureciendo al llegar al barranco de "La Palma", en el cortijo de Guayedra,observaron que el burro se negaba a seguir andando, por más palos que le daban al animal reculaba caminando hacia atrás, de repente en la parte de enfrente del barranquillo que tenían que atravesar comenzó a arder una hoguera, resplandecía de tal manera que iluminaba todos los riscos del lugar de un rojo intenso, alrededor de la hoguera vieron un grupo de varias mujeres danzando y dando vueltas en torno al fuego. Su madre comenzó a rezar, al terminar hizo una gran cruz en el suelo con un palo y de sopetón las mujeres dieron un gran grito y desaparecieron, apagándose el fuego y el resplandor, prosiguiendo el burro y la comitiva el camino hacia Agaete con el susto de todos en el cuerpo, su madre le dijo que eran "chubicenas", brujas que invocaban al diablo.

  Camino real al Risco, a su paso por el farallón del barranco de La Palma, Redondo de Guayedra. Fotografía de los años treinta del pasado siglo, los niños de la escuela de excursión.Camino real al Risco, a su paso por el farallón del barranco de La Palma, Redondo de Guayedra.

Fotografía de los años treinta del pasado siglo, los niños de la escuela de excursión.

Al comprobar la toponimia del lugar, me sorprende que en las proximidades de la casa del barranco de La Palma, cortijo de Guayedra, donde mi abuelo situaba el hecho, en lo alto de la ladera, cercano por donde pasaba el antiguo camino real al Risco, existe un lugar llamado "Chobicenas" y algo más al sur otro con nombre Chibicenas.

 Las Chobicenas y las Chibicenas de Guayedra, mapa toponimia 1986, Cabildo de Gran Canaria. Las Chobicenas y las Chibicenas de Guayedra, mapa toponimia 1986, Cabildo de Gran Canaria. 

Mi abuelo era un hombre serio, creyente, trabajador y esa historia la conoce mucha gente, por lo que yo no pongo en duda que ellos la vivieron a pesar de que la razón nos diga que es imposible.

El topónimo chibicenas, chobicenas e incluso chubicenas, como en Agaete se conocían a las brujas, probablemente viene de la derivación de la voz aborigen "tibicena".

 Las Chobicenas de Guayedra, barranco de La Palma.Las Chobicenas de Guayedra, barranco de La Palma.

Es muy común en las islas la sustitución de la T por la Ch, por ejemplo lo vemos en Teide, Echedey; tenique, chenique, etc.

Esa mutación del topónimo queda confirmada en la información del pleito que sostuvieron los vecinos de Agaete en octubre de 1781, contra el Heredamiento de Agaete, cuyos poseedores eran Cristóbal del Castillo y Agustín Manrique, donde se dirimía la titularidad de las tierras de "Tivisen (actual Chobicena de Chapín), la Calera y las Laderas de Agaete" entre otras (SUÁREZ GRIMÓN, "La hacienda de Guayedra y el Heredamiento de Agaete ante la ocupación de realengos").
Según muchos investigadores, las tibicenas o chibicenas eran para los antiguos canarios seres demoníacos o malos espíritus, que adoptan forma humana o de animales imposibles, más grandes de lo habitual, lanudos, con grandes cuernos, ojos enrojecidos que se iluminan por la noche, agresivos...., los demonios de los que hablaban los antiguos canarios.
Nuestros mayores siempre creyeron en ello, en las que ejercían la brujería que llamaron chubicenas, en lo misterioso, de lo que hay abundantes testimonios en Agaete, un pueblo de leyenda. 

El vecino ya fallecido Manolo Barroso, relató algunos de esos testimonios en el pregón de las fiestas de San Pedro del Valle de Agaete  de 1979:

"A Cho Juan Díaz, una noche las brujas lo llevaron desde la finca de los Balos y lo largaron en la Laja Amarilla (La Laja Amarilla está situada en la Montaña Gorda, sobre los Berrazales); cuando apareció, después de mucho caminar, orientado por las piedras del barranco pudo llegar a su casa, la cual encontró llena de ruda y beleño (estas hierbas son usadas por las brujas).

A Juan Viva, el hijo de Pancho Viva, una noche le cogieron las brujas, unas se situaron en las Chobicenas y otras en el Pinar de Tamadaba y entre sí gritaban: "Tíramelo pacá", y el otro grupo de Brujas le contestaban: "Ahí te va" y así le tuvieron mientras la noche duró, desde las Tibicenas a Tamadaba. 

A Cho Pepe el de la Somaíta (La "Asomadita", está situada cerca de las cabras), de regreso de Las Palmas, en el mes de Pascua, bajaba con las mulas por la cuesta de Armas, allí se le aparece una mujer que de favor le pide la transporte en una de ellas, Cho Pepe acepta, no hablaron durante el camino pero al llegar al Barranco de Mayo, en una llanada sintió risas y fiestas y al mirar vio un gran baile de mujeres desnudas y al diablo en medio de ellas; quisieron pegarle, pero la que iba en la mula, también bruja, le defendió.(http://mdc.ulpgc.es)

 Manolo Barroso explicándole a Díaz Cutillas la leyenda de las Chobicenas en el Maipés, al fondo las laderas de las Chobicenas de Agaete, 1982. (FEDAC)Manolo Barroso explicándole a Díaz Cutillas la leyenda de las Chobicenas en el Maipés, al fondo las laderas de las Chobicenas de Agaete, 1982. (FEDAC)

 Fue célebre la bruja mulata natural de Agaete, llamada Juana Suárez, conocida por "la aulaga", de cuarenta años de edad, que terminó en manos del Tribunal de la Inquisición en agosto de 1704, por realizar hechizos y practicar sortilegios (archivo de la Inquisición del Museo Canario).

 Otro lugar de Agaete denominado "Chobicenas", son las laderas sobre "Chapín", frente a la necrópolis del Maipés, donde existen numerosas cuevas habitacionales, funerarias y graneros de los antiguos aborígenes, destaca en la zona un roque llamado "Roque de las Chobicenas", el lugar está muy relacionado con leyendas e historias de seres fantásticos, misterios y brujería que escuchábamos a nuestros mayores.

  Roque de las ChobicenasRoque de las Chobicenas

Según nuestros ancianos, las Chubicenas y sus aquelarres dejaron de existir "cuando llegó la luz eléctrica", pues eran incompatibles con la electricidad y la luz.

 Existieran o no, fueran un mito, o una leyenda solo para meternos miedo, alucinaciones propias  de brebajes o una realidad, siempre fue agradable escuchar esas historias a nuestros abuelos, fuentes de muchas experiencias.

Por si acaso ahí está el Maipés y sus espíritus vigilantes.

La necrópolis del Maipés y detrás las laderas de las Chobicenas.La necrópolis del Maipés y detrás las laderas de las Chobicenas.


Cuevas de las Chobicenas de Chapín:

Cuevas de las Chobicenas de Chapín

Cuevas de las Chobicenas de Chapín

Cuevas de las Chobicenas de Chapín

Cuevas de las Chobicenas de Chapín
Agaete desde las Chobicenas de Chapín.

 Agaete desde las Chobicenas de Chapín.

pdfPuedes descargar el trabajo en formato PDF imprimible desde este enlace

También puedes ver el trabajo en formato libro digital pinchando en la siguiente imagen. 


 José Ramón Santana Suárez

 

 

 

 

 

 

 

 

10

Actualizado el Martes, 28 Julio 2020 10:23 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento