La danza ‘invade’ los espacios arqueológicos y museísticos de Cueva Pintada de la mano de la compañía de Natalia Medina

danzacueva4

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada acoge el próximo día 3 de diciembre, a las 11:00 horas, el espectáculo de danza contemporánea ‘Cueva Pintada se mueve’. El título alude directamente al programa impulsado por el centro museístico de Gáldar a partir de la pandemia del Covid-19 para generar diversas lecturas del arte en un espacio que, en aquellos momentos, se encontraba cerrado al público y sin posibilidad de realizar visitas ni actividades.

La actividad tiene carácter gratuito, pero requiere de inscripción previa. El plazo para ello se abre el día 28 de noviembre, de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 h llamando al teléfono 928 89 54 89 (ext.3).

En medio de todas las restricciones que el virus nos imponía, el equipamiento de Cueva Pintada se convirtió en la residencia artística de danza contemporánea para la Compañía de Danza Natalia Medina. El vacío de público en la Cueva Pintada y en los espacios en los que habitualmente se llevan a cabo los espectáculos de artes escénicas interpeló a Cueva Pintada para convertirse en un refugio para la creación, en este caso, de danza contemporánea. Visto con perspectiva, esas creaciones nos devuelven a la situación tan excepcional que vivimos y justamente, dos años después, el objetivo ha sido incorporar definitivamente al público a esta y otras experiencias artísticas concebidas tras la pandemia. Dentro de esa filosofía, en la propuesta del día 3 de diciembre, se mostrarán en vivo los trabajos artísticos que se realizaron durante la pandemia en un museo silencioso y vacío para después celebrar la vuelta a esa “normalidad” que tanto se anheló.

Lo más novedoso de la iniciativa es que supondrá un recorrido alternativo a lo largo de los distintos espacios museísticos y arqueológicos del museo. Se hará un recorrido por las instalaciones, adelantan los promotores del proyecto, coordinados por la productora ‘Qué Tal Estás Producciones’.

El ato comenzará con la presentación de la actividad por parte de Carmen Gloria Rodríguez Santana, directora-conservadora del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar. Las personas asistentes podrán pasar al área audiovisual para visionar los trabajos artísticos que se realizaron en Cueva Pintada durante la pandemia a través de un audiovisual. En el espacio paralelo tendrá lugar la primera intervención de danza. El público se desplazará, a continuación, hasta la zona del poblado para la segunda intervención de danza, terminando en la plataforma con la vista del yacimiento desde arriba.

La Cueva Pintada se mueve

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada abrió sus puertas en el año 2006 y, desde ese primer momento, inició una línea de trabajo en la que otros sectores de la cultura se implicaban en la creación artística en este espacio patrimonial.

El primer programa que se diseñó en esta línea de trabajo fue el vinculado con la literatura y la dramaturgia infantil. Posteriormente, se han ido completando distintas líneas de trabajo, siguiendo distintas estrategias de aproximación: creación literaria, intervenciones musicales o de danza contemporánea en las visitas nocturnas, creación plástica, producción audiovisual de no ficción y de ficción, fotografía y encuentros de urban sketchers, entre otras.

Siguiendo esta línea de actuación y en estrecha relación con las medidas de estímulo al sector cultural adoptadas por la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria tras la crisis desencadenada por la pandemia covid-19, se quiso dar un paso más en los programas de creación en este espacio patrimonial: una residencia artística de danza contemporánea en torno al equipamiento Cueva Pintada.

Se trataba de una actividad en la que el espacio arqueológico y también el patrimonial era el motor que inspiraba la apropiación por parte de las personas que participaban en la residencia, con el objetivo de ofrecer otras maneras de expresar lo que atesora, concretamente, a través de la danza.

El modelo de residencia es una tendencia que se va consolidando en los espacios culturales (principalmente de arte contemporáneo) pues constituye una plataforma que moviliza a quienes crean, fomentando la generosidad de pensamiento y expresión, y el intercambio entre disciplinas.

Los estudios arqueológicos y el lenguaje experto de quienes trabajan en arqueología no son los únicos lícitos en este equipamiento construido en torno a la Cueva Pintada. También lo es, en este caso, la apropiación para generar lecturas diversas desde el arte en movimiento.

Además, en esta iniciativa se puede incorporar un grupo de profesionales grancanarios que, dadas las circunstancias impuestas por el confinamiento, han vuelto a la isla puesto que su actividad artística se desarrolla en prestigiosas compañías de danza nacionales y/o extranjeras.

El resultado de esta experiencia fue compartido con la sociedad a través de las redes sociales, y a través de imágenes grabadas durante el desarrollo de la actividad, con comentarios de las personas participantes. A partir de este 3 de diciembre estarán disponibles para el público en distintos canales digitales del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada.

Compañía de danza Natalia Medina

‘Natalia Medina Compañía de Danza’, comienza su actividad en 1998, con el fin de crear nuevas propuestas dentro de la danza contemporánea, evolucionando hacia la experimentación de nuevos lenguajes del movimiento. En su trayectoria, son muchos los espectáculos creados y representados tanto a nivel nacional como internacional, disponiendo de un amplio catálogo de piezas en formatos para teatro y calle.

Actualmente, la compañía, que cuenta con diez bailarines dirigidos artísticamente por Vanessa Medina y Ángeles Padilla, prepara diferentes propuestas artísticas para su presentación en festivales y en programas de exhibición de pequeño, mediano y gran formato.

‘Natalia Medina Compañía de Danza’, apuesta en su elenco por bailarines formados la propia escuela en las modalidades de danza clásica y en danza contemporánea, ayudándoles de este modo a su profesionalización como intérpretes y creadores. La compañía, resiliente, crea nuevos trabajos a través de una danza honesta que nace desde las raíces más profundas del ser humano, siendo el cuerpo, en la mayoría de las producciones, el protagonista absoluto.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento