EL HIERRO - La Bajada: Ilusión, paisaje y devoción

bajadaelhierro01Las Bajadas, los caminos de..., las procesiones o cualquier evento que conlleve la devoción hacia una imagen religiosa, es vivida de forma diferente.

Para acercarse a la Madre Amada no existe el sueño, el cansancio ni el abandono del objetivo último: llegar hasta el final... 

La Bajada de la Virgen de los Reyes en la isla de El Hierro, en su LXVIII edición, fue realmente emotiva. La juventud, gran parte de ella nacidos en esta isla pero residiendo fuera, se agolpaban desde primeras horas de la mañana alrededor de la Ermita de los Reyes, allá arriba en La Dehesa. A su lado, los mayores, que no habían encontrado hueco en su interior, con las lágrimas contenidas ante la próxima aparición de su Virgen. Muchos de ellos no la acompañarían en el durísimo recorrido, pero quisieron hacer el voto de verla en cada una de las Rayas, empezando por su Casa-Ermita. Ya nos lo había dicho doña Juana, allá abajo, en Las Casas, El Pinar, "cuando la edad no ayuda, es mejor no acompañar a la Virgen, ella lo sabe perdonar, porque ninguna Madre quiere para sus hijos el mal; y yo con mis 93 años, ya no puedo hacer esta Bajada". Sabias palabras en la boca de quien durante toda su vida ha sido un símbolo de acompañamiento a la Virgen, como otros y otras lo han sido como tocadores y bailarines.

Antes de las tres de la madrugada, las carreteras estaban colapsadas: la que sube por El Golfo y la que viene por El Pinar. A las cinco, Sabinosa, el primer grupo en acompañar a la Imagen, hacía su venia a La Virgen, y a continuación se celebraba la misa.

A las 6, la imagen llevada por pastores salió del Santuario (se hechó en falta en esta ocasión, la vuelta por el interior del recinto, para que todos pudieran verla), y se dirigió a ser entregada a los Alcaldes de la Isla y al Presidente del Cabildo, para ir a buen ritmo hasta la Piedra de El Regidor, entre una gran polvareda y los gritos de los pastores que pedían un paso más ligero a las miles de personas que se congregaban alrededor de la imagen. ¡Algo imposible por el espacio y altura de la tierra apiconada del suelo que retenían los pies desde un principio, mostrando así lo duro que iba a ser el camino desde el primer momento, con una cuesta continuada de algo más de tres kilómetros y que se prolongaría en tramos hasta casi los doce y medio. Loable iba a ser esta prueba para los primeros tocadores y bailarines: el pueblo de Sabinosa.

Después de recitada la Loa a la Virgen en la Piedra de los Regidores, se hace entrega de la imagen al pueblo de Sabinosa, y entre linternas, polvo, risas, música y bailes; se inicia el verdadero camino de La Bajada de la Virgen (Bajada, que es realmente una gran subida, ya que hay que llegar hasta la Cruz de los Reyes). 

Las primeras luces del día dejan un espectáculo grandioso con el sol entre cuatro islas: El Hierro, La Gomera,Tenerife y La Palma. Ya se distingue la enorme hilera de feligreses que se adelantan o retrasan huyendo del polvo que intentan atajar con pañuelos y mascarillas. Grandioso paisaje, humano y natural.

Hasta la entrega de la Virgen al pueblo de El Pinar, allá arriba en la Raya de Binto; la comitiva hace un descanso para desayunar en la Cruz de los Humilladeros. Un nuevo espectáculo se viene a sumar al vivido: la luz del sol reflejada en forma de arco iris sobre el mar de nubes que descansa a nuestros pies.

Y de nuevo el camino, bordeando conos de picón entre tomillares, fayal-brezal y pinos; de frente, el naciente sol y a la derecha un mar de nubes reluciente por los primeros rayos del día. Las gafas de sol y las viceras se unen al pañuelo y a la mascarilla y la columna de polvo es aún más visible.

Por fin la Raya de Binto, reflejada en sus carteles de madera como Punto de Encuentro EL PINAR-SABINOSA. La imagen de la Virgen, bailarines y tocadores, aparecen a lo lejos entre una inmensa nube de polvo que hace difícil distinguirlos, mientras quienes huyen de todo esto se descuelgan ladera abajo tiñendo de mil colores las faldas negras de la montaña.

Es la primera entrega y el alma de Sabinosa y El Pinar están en vilo. ¿Cuánto tardarán en "coger el tono"? No hubo sufrimiento, la "entrega" fue un espectáculo maravilloso; la rapidez de los bailarines y tocadores hicieron del llano polvoriento, una pista teñida de blancos y rojos en un continuo ir y venir, en el que El Pinar llegó acompañado de San Antón para recoger a la Madre Amada. Juntos, los dos pueblos, emprendieron el camino hacia La Cruz de Los Reyes, para encontrarse allí con los restantes pueblos (excepto Valverde) y realizar la Venia general.

El paisaje de las más de dos horas de este tramo alentaba continuamente a su contemplación y a la fotografía de la larga comitiva serpenteando por todo él. El Golfo se abrió a nuestra izquierda, y con él las dos islas hermanas, Tenerife y La Palma, isla ésta que no dejó de ser visible en todo este tramo de recorrido.

Por fin se distinguió la Cruz de los Reyes, y con ella todas las personas que en cada Bajada se reúnen allí para ver la Venia General y sobre todo la TENDIDA DE MANTELES, donde las familias llevan comida para agasajar a sus familiares que realizan el camino.
La llegada de la Virgen provoca el llanto entre los más ancianos y sólo esperan a que todos los pueblos dejen de bailar para poder acercarse a ella y a los santos patronos de todos los participantes para rezarles y pedir poder a verla dentro de cuatro años. El baile de todos los pueblos es solemne y grandioso, entre tanto tambor, chácaras y pitos, con los ¡vivas! de los presentes, la emoción está asegurada.

Después de reponer fuerzas, se sale hacia la Raya del Cepón, donde El Pinar hace entrega de la imagen al pueblo de El Golfo. Es quizás uno de los lugares más vistoso del recorrido por la pendiente en la que desarrolla la entrega, y de nuevo la tensión se plasma en los herreños por ver cuanto se tarda en hacer la entrega y en "coger el tono" que da derecho a ello.

Desde aquí se parte hacia la Raya de La LLanía, pasando por la espectacular vista que nos ofrece el mirador de Dos hermanas, sobre El Golfo. Es La Llanía el contraste de lo vivido hasta ahora, sobre carretera asfaltada y entre un gran fayal-brezal. En esta Raya, el pueblo de El Golfo hace de nuevo entrega a El Pinar de la Virgen.

Desde este punto la comitiva coge dos caminos diferentes,  unos siguen el Camino de la Virgen, por parajes más de montaña, otros, siguen el curso de la carretera, para llegar ambos a la Raya de La Mareta.Aquí el pueblo de El Pinar entrega la Virgen al pueblo de Isora.

La Virgen se traslada desde aquí a la Raya de la Cruz del Niño, donde Isora hace entrega al pueblo de San Andrés. Se discurre por un llano de secano ya recogido y con el Teide presidiendo todo el paisaje. San Andrés tarda un buen rato en coger el tono de Isora y se desesperan un poco por la falta de coordinación entre ambos grupos tocadores. Al fin, San Andrés entra en la Raya de Isora y recogen a la Virgen para llevarla hasta las Cuatro Esquinas y descansar mirando al pueblo.  La llegada posterior a la Raya de Las Cuatro Esquinas trae consigo la entrega de la Virgen al Pueblo de El Norte, que hará lo mismo en la Raya de Tejegüete entregándosela al pueblo de Valverde. Llanos de hierba y cereales recogidos, vacas y la limpieza del cielo azul nos acompañan desde San Andrés.

El sol va perdiendo fuerzas al paso por Tiñor y el final del camino se nos antoja cercano. No obstante, las paradas y el retraso en las últimas entregas,hacen que la Virgen llegue bien entrada la noche, algo además ya previsto en los horarios.En Valverde, la Virgen es entregada a las autoridades y éstas lo harán después al clero, situando la imagen en el trono preparado para esta ocasión tan especial y que se repite cada cuatro años.

En fin, una jornada para ser vivida, desde cualquier punto de vista; como devoto, como curioso, como reportero, o simplemente como canario, que es al fin y al cabo lo más gratificante.

Amplia galería fotográfica de la Bajada de La Virgen en este enlace.

Actualizado el Jueves, 11 Julio 2013 02:56 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento