enseñArte (37). Dos novelas deliciosas

Dos novelas

     Acabo de leer dos novelas deliciosas: (Matt Haig, La biblioteca de la medianoche, AdN, Madrid, 2021 y R. A. Dick, El fantasma y la señora Muir, Impedimenta, Madrid, 2020). Y me han llevado en volandas por sus historias bien hilvanadas y con personajes que se mueven en situaciones cercanas. En esta ocasión no hay violencia, ni asesinatos, ni ajuste de cuentas: solo dos acontecimientos que sirven para que detengamos la mirada, donde los ojos apenas pueden despegarse del papel.

     En La biblioteca de la medianoche una mujer se plantea cómo podría haber sido su vida de haber tomado otras decisiones, es decir, si hubiese leído otros libros. Y en ese discurrir de la existencia se plantea un sinfín de posibilidades, todas ellas interesantes. Su autor es un inglés llamado Matt Haig, a quien, la verdad, no tengo el gusto. Sin embargo, creemos que esta historia ha servido, sobre todo, para amar aún más a los libros, siempre tan diferentes y originales.

     En El fantasma y la señora Muir, publicado en 1945, obra de Josephine Aimee Campbell, con seudónimo R. A. Dick, la trama es bien distinta, donde el diálogo entre la protagonista y un fantasma es todo un alarde de originalidad y espontaneidad que asumimos desde el principio sin entrar a discutir la “irrealidad” del mismo. Es tal el entramado que ello obedece a la maestría de la escritora irlandesa: una mujer recién viuda y con dos hijos se traslada a vivir a una casa “encantada”. Y a partir de ahí la historia adquiere una velocidad de crucero, sencilla y agradable, que logra que las horas se escapen en nuestra imaginación.

     No sabemos si calificar de “deliciosas” estas novelas resulta acertado o no. Y no consideren, inteligentes lectores, que son obras de segunda fila o menores. Les confieso que de eso no sabemos nada. Sí creemos adivinar el estilo y la amenidad de las palabras y, en esta seguridad, ambas novelas han sido un agradable descubrimiento que nos ha dejado con la mirada perdida en la ventana, donde la montaña de Lomo Jurgón comienza a perder el color verde tan intenso de este año raro y pandémico.

     Si les gusta leer, estas dos obras les garantizarán unas horas de libertad en el que la imaginación desborda el papel con el fin de llegar a los empedernidos y fieles lectores.

     Aunque, como suele suceder, “para gustos, colores”.

     Pues eso.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento