Se reanuda la competición de fútbol base, las mascarillas y la baja forma de los equipos fueron los protagonistas


Con el reinicio de la competición de fútbol base, uno de los puntos calientes de la jornada era la utilización de las mascarillas durante los partidos, norma que no fue bien vista por los propios jugadores y también por los equipos, creando dudas en torno a la celebración de los encuentros por los factores negativos que pudieran crear en los propios jugadores dicha normativa, teniendo en cuenta que es un deporte de alta intensidad y la recuperación aeróbica y anaeróbica pudiera ser negativa y perjudicial. Otro factor a tener en cuenta que afectó a todos los equipos, fue la baja forma física y competitiva de los equipos al no poder entrenar en este parón por la pandemia.


sentadavalleseco

La Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas ha hecho un balance de la jornada con las incidencias acontecidas en el pasado fin de semana 7, 8 y 9 de marzo (viernes, sábado y domingo)

El 95% de los 60 partidos de fútbol programados para el pasado viernes en la provincia de Las Palmas (islas de Gran Canaria y Fuerteventura) se jugaron sin incidentes y siguiendo las instrucciones de las autoridades sanitarias de que los deportistas utilizaran mascarillas higiénicas durante el encuentro.

Además de dos aplazamientos de partidos ya programados en Fuerteventura, dos de los tres partidos suspendidos se registraron en la categoría benjamín de fútbol campo y el otro, en juvenil de sala.

La suspensión de fútbol sala se produjo ante la negativa del equipo Costa de Mogán a jugar con retraso sobre el horario programado inicialmente (la cancha estaba ocupada con otra actividad) y la imposibilidad de regresar a sus domicilios en el margen horario establecido por el toque de queda.

En la categoría benjamín, encuentros afectados fueron Becerril-Valleseco y Pedro Hidalgo-Barrio Atlántico. Al primero no se presentó el equipo galdense, mientras que el segundo fue suspendido  después de que el equipo se negara a proseguir el partido tras un saque de banda.

Sólo 16 de los 249 partidos que debían jugarse en las islas de Gran Canaria y Fuerteventura en la jornada del sábado tuvieron que ser suspendidos ante la negativa de alguno de los dos equipos contendientes a hacerlo con la mascarilla higiénica de protección que recomiendan las autoridades sanitarias para la práctica de los deportes de equipo. Otros partidos se vieron afectados por el hecho de que los equipos no disponían de los suficientes jugadores.

El desarrollo de las competiciones federadas organizadas por la FIFLP también se vio afectado por el aplazamiento de un total de diez encuentros por recomendación del coordinador médico tras recibir alertas de posibles casos de Covid entre algún miembro de las plantillas que se enfrentaban.

De los 44 partidos programados por la FIFLP para la jornada del domingo, 7 de marzo de 2021, solo tres fueron suspendidos, según hicieron constar en las actas los diferentes colegiados. Además, otro partido fue aplazado por la posible sospecha de un episodio de Covid.

En dos de los tres partidos, las suspensiones se produjeron por la incomparecencia del equipo visitante (en ambos casos, el mismo), tanto en la categoría de benjamines como de Primera Aficionado.  

La otra suspensión se produjo en un encuentro de Preferente Territorial femenino (Union Viera B-Yoñé)  cuando ya se llevaban 67 minutos de partido y el equipo visitante se queda con sólo seis jugadoras después de que se registrara la lesión, en distintos momentos, de dos de las ocho jugadoras con las que había iniciado el enfrentamiento. En aquel momento, el conjunto local vencía por siete goles a dos. 

En resumen de los 358 encuentros programados para este fin de semana (de jueves a domingo) en las islas de Gran Canaria y Fuerteventura (ambas con nivel de alerta epidemiológica 2) sólo se han visto suspendidos un total de 21 encuentros por diferentes causas y otra decena de partidos han debido ser aplazados a una nueva fecha tras ser alertados los servicios médicos de la FIFLP de posibles episodios de Covid19.

En esta jornada hemos presenciado un partido de la base de la categoría de cadetes grupo I, que enfrentaban al Valleseco y al Arucas, partido jugado con mucha neblina y frío con resultado favorable a los visitantes por 0-2, ambos goles conseguidos en la segunda parte. Podemos entender todo, la utilización o no de las mascarillas, la baja forma de los equipos al no poder entrenar con normalidad, pero lo cierto es que en los partidos se hacen dos controles de temperatura, al llegar los jugadores al campo para cambiarse y antes de saltar al terreno de juego por parte del colegiado del encuentro, aparte de la higienización perceptiva durante el encuentro. Con estas medidas de seguridad no entendemos el uso de mascarillas porque afecta directamente al rendimiento y posiblemente a la salud de los jugadores, sino se puede empezar esta semana que se aplace hasta que se pueda jugar en condiciones normales. El partido comenzó con un acto de protesta con una sentada de un minuto por parte de los jugadores del Valleseco, mientras el conjunto visitante permaneció en su cancha tocando el balón en su parcela y respetando deportivamente la actitud de su adversario hasta pasar el citado minuto para continuar con normalidad el desarrollo del partido.

Al final del partido hablamos con el entrenador del Valleseco Wilmer, que describió con normalidad la situación que se vivió en el encuentro y su parecer por el uso o no de mascarillas en los partidos, es su versión y la libertad de expresión que le asiste. Se adjunta el audio de la entrevista

 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento