Muerte lenta del Mercado de Arucas

Interior del MercadoEl Mercado Municipal de Arucas, ubicado en plena zona comercial de la ciudad, languidece desde hace ya algunos años. Las distintas corporaciones que en el municipio han sido han actuado de manera lenta y aún hoy esa lentitud parece haberse convertido en desidia casi permanente. Hablar con los puesteros (dos empresarias y dos empresarios), apenas cuatro locales ocupados y unos diez disponibles, es un lamento continuo que se ha ido acumulando durante años de gestión inadecuada e ineficaz.

Dicen los empresarios que, al principio, hace ya dieciocho años, había unos dieciséis puestos ocupados. Algunos se fueron y no se han sustituido, a pesar de que hay gente interesada en ocuparlos y ofrecer sus servicios. Siempre dice el ayuntamiento que todo es por culpa de la subasta (requisito a superar por cualquier interesado) y que nunca se sabe cuándo se va a celebrar. Desde hace dos años, por ejemplo, un peticionario para un puesto cárnico solicitó una plaza y espera que te espera y la subasta nunca llega. FachadamercadoarucasLo más probable es que ya ni siquiera le interese optar al puesto. En cambio, en Gáldar, a los quince días ya tienes asignado un lugar donde poder vender. Aquí, el tiempo de la subasta es tan largo y exagerado que, al final, lo que sucede es que no se genera empleo. La gente de a pie concluye que el Mercado Municipal no funciona, a pesar de las subvenciones recibidas. Dicen los comerciantes que lo primero es llenarlo, ocuparlo en su totalidad, pues están más que convencidos de que un Mercado en Arucas tiene futuro. Para ello lo primordial es facilitar el acceso a los puestos. Da la sensación de que las distintas corporaciones no han sabido o no han querido coger el toro por los cuernos. Y, al final, los problemas se eternizan y anquilosan. Así, el baño adaptado a discapacitados hace meses que no está operativo porque necesita un simple cambio de llaves: el problema se convierte en un problemón eterno. Se ha empeñado el ayuntamiento, dicen los puesteros, en recibir subvenciones cuando lo primero es cubrir los puestos vacíos y facilitar el acceso a los nuevos peticionarios, que, aburridos por la lentitud y la apatía, se buscan la vida en otros lugares.

Entrada al garajeLos cuatro empresarios han constituido una asociación con el fin de luchar juntos por sus objetivos: Asociación MERCARUCAS es su nombre y tienen la esperanza de que se les haga más caso; a pesar de que el ayuntamiento mismo es el que no colabora facilitando la entrada de nuevos concesionarios. Además, hace aproximadamente unos dos años que se aprobó una reducción de costes a dichos puesteros pero hasta la fecha no se ha ejecutado. El pequeño garaje del Mercado Municipal, ocupado por coches oficiales y algunos particulares, no funciona debidamente pues la barrera que controla el acceso lleva más de un año estropeada; y no tiene visos de que se arregle: eso es lo más triste. A veces el garaje puede estar a tope de ocupación y, sin embargo, en los puestos de venta no haber nadie.Y eso no puede ser. Asimismo, la obra de la fachada lleva también más de un año bloqueada y el aspecto exterior no solo desanima al posible cliente sino que los nuevos del lugar o foráneos optan por pensar que aquello está cerrado. Y los carros de compra (hay solo ocho de un total de veinte) no solo están viejos sino que la herrumbre que lucen indican el abandono y la incapacidad para sustituirlos: otro pequeño problema con pequeña solución que se enquista en el tiempo: desidia se llama. Exposición permanenteAlgunos sospechan que en realidad desean convertirlo en Edificio de Usos Múltiples y mandar el Mercado al carajo. Además, incluso los usuarios y, por tanto, los empresarios también, “han perdido” el uso de uno de sus ascensores. Y tampoco comprenden por qué habiendo locales libres no se asignan a los distintos demandantes. El mantenimiento, por otro lado, es casi nulo y la exposición allí ubicada hace ya un montón de meses parece más un cuarto de trastos viejos, lo que da al conjunto un aspecto cutre que no se puede aguantar. Cuatro puestos, carros viejos, aparcamiento mermado, mantenimiento casi inexistente, y una exposición convertida en almacén permanente es la visión que la gente nueva que lo ve por primera vez manifiesta “sentir vergüenza por el abandono generalizado del Mercado Municipal”. Añaden los puesteros que cuando hablan con las autoridades se “sienten oídos pero no escuchados” e incluso algunos funcionarios los reciben con cierta distancia: “otra vez por aquí...” como queriendo señalar la pesadez de sus quejas. Además, la limpieza y la vigilancia (que a veces no abre ni a los proveedores) también es motivo de lamento. “Con la Asociación esperamos conseguir luchar juntos porque individualmente no nos hacen caso”, sostienen los comerciantes, que, una vez ocupados los diferentes locales, optarían por la autogestión del sitio. Pero no hay manera: la subasta nunca llega: la última, hace cuatro años. Muchas personas de Arucas quedan asombrados cuando ven el edificio: ¿y este es el Mercado de Arucas? , dicen asombrados. Están convencidos los empresarios de que el Mercado tiene futuro, por eso los cuatro concesionarios se mantienen al pie del cañón. Al final concluyen que la autoridad no da oportunidades a los nuevos emprendedores y que la desidia ha venido para quedarse.

Es una pena que se haya llegado a esta lamentable situación que los comerciantes no se merecen. Varias familias dependen de esos negocios y esa debería ser una razón de peso. El Mercado Municipal es la crónica de una muerte anunciada, pero aún está vivo. Debería ponerse las pilas el ayuntamiento y apostar por crear empleo y consolidar el que ya existe. Y no tirar los balones fuera, que para eso ya están los futbolistas millonarios. “Un poquito de por favor” no vendría mal en estos tiempos tan asirocados. Que es lo mismo que decir “gestionar y gestionar de una vez. Y con cabeza y eficacia”.

3 comentarios

  • 2 comentarios de esta noticia han sido CENSURADOS Martes, 24 Julio 2018 10:09 Enlace al Comentario

    Lamentable.
    Uno de esos 2 comentarios solo decía la razón por la que hay personas que no van a comprar a ese mercado.
    Y es que como muy bien dice Rafa M.(no censurado por infonortedigital) todos los empleados no son iguales. Pero siento decirle que por uno pagan todos y que en cualquier empresa privada esto no pasaría.

  • Rafa M. Jueves, 19 Julio 2018 15:40 Enlace al Comentario

    Yo, como empleado municipal del mercado , eh de decir, que este artículo me parece muy bueno, pero que no todos los empleados somo iguales, y que por uno que no cumpla con su trabajo, no se puede generalizar.
    Por otra parte, me gustaría que una ciudad tan importante como Arucas, tenga su mercado municipal en óptimas condiciones,por que hay familias que viven de este comercio, por que Arucas por su historia, por ser la ciudad que es, como tantas otras del archipiélago, se merece tener un mercado municipal, que a la par de ser necesario, es también bonito, y de alguna forma acerca a las personas que les gusta comprar con un trato más cercano que el de una gran superficie.
    Saludos.

  • Marcos Lopez Jueves, 19 Julio 2018 10:27 Enlace al Comentario

    Yo como ciudadano de Arucas y solicitante de un local en dicho mercado desde hace más de dos años,anímo a esos empresarios a que no desistan e informales que he conocido a una persona floristera profesional la cual pedirá oficialmente un registro para obtar a un puesto en dicho mercado.ya que,tiene trabajo temporal en una empresa privada y es madre soltera.
    Entre todos haremos una buena cooperativa,y digo juntos,porque ahora como el primer dia,sigo con las ganas de trabajar y considerandome parte de ese equipo humano.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento