Comienza el análisis de la estructura del edificio de Infantil del CEIP Eduardo Rivero Ramos de Arucas

visitaceip

La directora general de Centros, Infraestructuras y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Laly González, ha anunciado el inminente comienzo de las pruebas y ensayos que permitirán analizar el estado de la estructura de los edificios que componen el módulo de Educación Infantil del CEIP Eduardo Rivero Ramos, en Arucas, Gran Canaria.

La empresa que llevará a cabo el análisis es Labatec SA, un laboratorio especializado acreditado entre otros campos en el estudio de hormigón y de armaduras de acero, que deberá suministrar a la Dirección General un diagnóstico y las correspondientes propuestas de actuación en el plazo de un mes, según la resolución firmada hoy por Laly González.

El coste del encargo asciende a 3.518,16 euros y permitirá la toma de decisiones sobre el destino de los edificios afectados por los daños en el forjado, que motivaron el desalojo de los inmuebles y el traslado del alumnado a otras zonas del centro educativo a finales del pasado mes de enero.

La directora general comprobó in situ el alcance del problema el pasado 4 de febrero, cuando recorrió el centro acompañada por representantes municipales del Ayuntamiento de Arucas y atendió a un grupo de madres y padres de las niños y niños afectados, con quienes mantuvo una larga reunión, en la que les aseguró que, una vez establecido el diagnóstico por parte de la empresa especializada, se tomará “la mejor decisión para la comunidad educativa, siempre primando la seguridad de los usuarios”.

El edificio, un bloque independiente del área de Infantil del CEIP, presenta daños estructurales cuyo alcance exacto hay que delimitar para evaluar el riesgo y definir las actuaciones de saneamiento necesarias para que su uso sea totalmente seguro para los niños, el profesorado y el resto del personal y usuarios. “La seguridad de la comunidad educativa es absolutamente prioritaria para esta Dirección General”, explica Laly González, por lo que nada más detectarse el problema, se cursó visita técnica, se procedió al desalojo preventivo del edificio y se inició el expediente para la contratación de los trabajos de diagnóstico, que ahora comienzan.

Los 94 alumnos y alumnas de Educación Infantil del CEIP fueron reubicados en otras aulas seguras que antes se utilizaban como clases de música, biblioteca, inglés e informática, en el área de Primaria, así como otras dos en la misma zona de Infantil, pero en un inmueble totalmente separado del afectado, de tal forma que todos ellos disponen de su espacio.

La directora general recuerda que se optó por la solución de reubicar a los estudiantes en las dependencias del propio CEIP en cumplimiento de los deseos de los padres y madres, pero que también se les ofreció como opción el traslado con todos los servicios -de transporte y comedor escolar- a otros centros del entorno con capacidad para albergarlos.

El problema se detectó tras el levantamiento de una hilera de baldosas del piso de la planta superior del edificio, que se encuentra ubicado en el interior de la parcela destinada a Educación Infantil, en la calle hermano Manrique, número 26, en el barrio conocido como Cardones. Se trata de una edificación de 1964, correspondiente a las antiguas escuelas del Patronato Francisco Franco.

 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento