El profesorado de la educación pública canaria no tira la toalla frente el coronavirus


El profesorado de la Educación Pública canaria, sigue mostrando su gran vocación y entrega al trabajo, ya que aunque estén en casa, la inmensa mayoría sigue pendiente del aprendizaje de su alumnado, salvando muchos obstáculos.


educacionvirtual10

Y es que para empezar, el alumnado dejó de ir a clase cuando nadie esperaba esa medida con la premura que surgió. Por ello, casi todo el material se encuentra en el aula, ya que al alumnado se le ha enseñado lo conveniente que es llevar una mochila ligera para su bienestar futuro.

A pesar de estos contratiempos, los maestros y maestras de la Educación Pública, comenzaron a buscar aquellas estrategias posibles, en un mar de dificultades, para poder dar una continuidad pedagógica al alumnado durante este periodo de confinamiento.

Nos cuentan compañeros y compañeras docentes que lo primero fue mandar un correo a los padres-madres para ponerse en contacto y que les remitieran sus correos electrónicos. La labor fue ardua, ya que los datos que figuran en el Pincel Ekade, no corresponden muchas veces con la realidad. Los padres/madres suelen cambiar de teléfono e incluso muchos de ellos ni tan siquiera tienen cuenta de correo electrónico.

Una vez conseguidos algunos correos se pusieron manos a la obra para enviar al alumnado tareas para que vayan realizándolas. 

Profesores de infantil y primaria anónimos, como Paqui, Toñi, Alberto, Pepe, Manolo, Josefa etc..,  junto a otros compañeros y compañeras, mandaron actividades de apoyo y refuerzo de todas las áreas.

Nos cuentan que en un esfuerzo para que lleguen las actividades a todo el alumnado, han tirado de las redes sociales, se han formado grupos de  whatsapp, intercambio de correos, etc., de cada docente con su alumnado o mejor dicho, con la familias, ya que los niños y niñas en niveles de infantil y primaria, no saben utilizar los correos en su mayoría. Se están realizando tareas en todos los niveles incluido infantil y también se está procurando animar a las familias y  a sus hijos ante esta situación difícil, transmitiendo optimismo y ánimo a todos y todas con las herramientas a su alcance.

 A las familias se les ofrece atención sin horario a través del correo y procuran resolver en la medida de lo posible cualquier duda que puedan tener.

Sin embargo, indican que no se puede atender a todo el alumnado ya que gran parte de éste no tiene los medios adecuados, y además, muchas veces, más de las deseables, los servidores de la Consejería se colapsan, a lo que se suma que gran cantidad del material de trabajo diario se quedó en el colegio,  libros, cuadernos.... lo que hace que no puedan consultar contenidos, por lo que deben preparar aún mejor el trabajo que envían para que la tarea se pueda realizar satisfactoriamente.

Para las familias, alumnado e  incluso para una gran parte del profesorado, es una nueva forma de trabajar que dista mucho de la tradicional educación presencial en la que se puede atender a cada individuo según su diferente capacidad, ritmo e individualidad  y ello, aunque demanda un gran esfuerzo, se está realizando por todas las partes.

A todo esto hay que añadir que el alumnado, y sobre todo en niveles de Infantil y Primaria, no están acostumbrados a esta forma de trabajo virtual, situación que se agrava considerablemente con muchas familias que desconocen o no se mueven con soltura en las nuevas tecnologías, bien por no llamarles la atención o bien por no disponer de ellas en sus domicilios.

Por todo ello, y ante las circunstancias actuales se hace necesario un planteamiento que muchos docentes vienen reclamando desde hace mucho tiempo, la universalización de los medios, de las redes, de los programas, con la utilización de paquetes tecnológicos de acceso gratuito que faciliten el reducir la brecha digital con las familias más vulnerables, desechando los grandes programas accesibles para unos pocos que en nada acercan al alumnado a la igualdad de oportunidades. 

A este respecto, algunos docentes manifiestan que la Consejería de Educación propone formación y el uso de las aulas virtuales, pero el gran problema es el principio de equidad y universalización de los recursos para que ello no favorezca a una parte del alumnado y perjudique a otros por la simple razón de que sus condiciones económicas son diferentes, "estamos en una escuela pública", recalcan.

También destacan que son muchos los padres/madres que escriben angustiados porque no tienen ordenadores, ni buenas conexiones a Internet, otros son analfabetos digitales y otros que solo disponen de un móvil. Una gran parte del alumnado se están viendo sometido a realizar fichas a través de la pantalla del teléfono móvil con unas dimensiones  reducidas que dificulta la realización de la tarea y podría causar daños en la visión.

El trabajo en estos días es arduo, ya que hay que preparar tareas, corregir, atender a las necesidades de los padres/madres, pero ¿realmente recompensa? ¿Cuántos alumnos/as se están beneficiando? ¿Cuántos no?. Son preguntas que no se pueden quedar sin respuestas y que a posteriori de esta crisis debemos plantearnos y solucionar para el futuro.

El profesorado que sigue trabajando desde casa, agradece a las editoriales su colaboración enviándoles las licencias y las contraseñas de acceso a sus materiales para que el alumnado pueda entrar en los libros digitales desde su casa y facilitarles un poco el trabajo.

La Educación pública sigue luchando por una enseñanza de calidad y de excelencia, más en estos tiempos de crisis, y quizás una de las mayores recompensas sean mensajes como el que le llegó a una profesora de Lengua, Rosa, en el que una alumna de segundo de la ESO, le decía que el correo no solo era para resolver dudas, sino para interesarse también por si estaban bien.

Los maestros y maestras no tiran la toalla ante el coronavirus, siguen entregados a su vocación docente, pero esta situación tiene que servir para que las autoridades educativas se conciencien de que algo se está haciendo mal y que tienen que poner todos los medios, de verdad, no de cara a la galería, para acabar con la brecha digital y que todo el  alumnado cuente con los medios necesarios en situaciones normales y por supuesto, en situaciones excepcionales como las que estamos viviendo.

Actualizado el Miércoles, 25 Marzo 2020 01:17 horas.

3 comentarios

  • francisco bolaños díaz Miércoles, 25 Marzo 2020 09:39 Enlace al Comentario

    Mis felicitaciones para quienes desde una situación tan compleja como la que vive nuestra sociedad, en la que se pone de manifiesto entre otras, las carencias del Sistema Educativo y las diferencias sociales del alumnado; el profesorado, haciendo de "su capa un sayo", está ayudando al alumnado vía telemática y el apoyo de la policía local para hacer llegar las actividades a los niños.

  • Juan Miércoles, 25 Marzo 2020 08:00 Enlace al Comentario

    Si la Consejería asumiera de una vez que los maestros y profesores son especialistas en sus distintas materias, y se dedicaran a ellas plenamente, y no burócratas en un mar de papeles, otro gallo cantaría. Pero hacen falta muchos medios y, sobre todo, cabeza. Ya va siendo hora de pensar, al menos, que otras personas se encarguen de la burocracia inmensa que ha sobrevenido en estos últimos tiempos.

  • Fulanito Miércoles, 25 Marzo 2020 04:54 Enlace al Comentario

    Espero que se den cuenta que la fibra óptica es en estos tiempos y más aún con el problema que tenemos un bien de 1 necesidad. Ahora todo es por Internet y no tener una buena conexión es un acto de exclusión social para muchas personas. Hoy en día la fibra tiene que llegar si o si a todas y cada una de las casas sin parches pues todos los ciudadanos tenemos derecho a ser iguales.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento