Acta protesta por averías a requerimiento del capitán del vapor mercante “Valbanera” en el Puerto de La Luz y Las Palmas

VALBANERA

1.- CONCEPTO JURÍDICO DE PROTESTA DE MAR.

La Protesta de Mar es una manifestación formal del capitán o patrón de un buque ante la autoridad competente con ocasión de un accidente, avería u otra situación ocurridos con ocasión de un viaje marítimo con la finalidad de salvar su responsabilidad y proteger los derechos del armador y demás interesados en el buque o su carga. Los supuestos tradicionales de Protesta de Mar son los de averías, naufragio, arribada forzosa, abordaje, ataque y despojo de la nave e incumplimiento de presentación de la carga.

La competencia notarial, por consiguiente, se reduce a la tramitación de las Protestas de Mar voluntarias pertinentes cuando se ha producido durante el viaje marítimo un daño en el buque o en las mercancías, o un hecho del que pueda derivarse la responsabilidad del capitán, y éste facultativamente decide acudir a este medio de constancia. Este documento tiene valor probatorio sobre todo como requisito ante la compañía aseguradora ya que puede negarse a pagar si no se presenta. Hoy día se hace ante la CapitaníaMarítima o Consulado dentro de un plazo de veinticuatro horas a contar desde su llegada al puerto de destino para que el capitán entregue copia del parte correspondiente del diario de navegación y del acta en que hubiere hecho constar las incidencias producidas.

2.- ANTECEDENTES DE OTRO INCENDIO EN EL VALBANERA SIETE MESES ANTES CON RESULTADO DE MUERTE.

El mes de diciembre de 1916 el Valbanera realizaba viaje de regreso a España desde la Argentina habiendo tenido un viaje sin ninguna novedad desde Buenos Aires al puerto de Santos en Brasil. Al terminar su estancia en Brasil partió para las Canarias y en medio del Atlántico una tubería de la caldera explota haciendo que el buque tuviese que parar en alta mar para evaluar los daños. Éstos fueron de tal envergadura que tuvieron que regresar a España sin forzar máquinas a consecuencia de la explosión en un lugar tan sensible del buque, la muerte de tres paleros y otro con heridas de gran consideración. Los paleros fallecidos eran Jaime Escudero, Francisco Navarrete y Juan Herrera; el herido de gravedad era Juan García. Con la aplicación de la máquina de vapor a la propulsión de los buques aparece el Departamento de Máquinas y con ello el personal correspondiente a bordo. Independientemente de los riesgos de incendio y explosión, las máquinas y calderas determinaron un empeoramiento en las condiciones higiénicas a bordo de los buques a vapor con respecto de los veleros. 

3.- INCENCIO DEL VALBANERA EN EL PUERTO DE LA LUZ Y LAS PALMAS.

El día seis de julio de 1917, el Capitán del buque vapor mercante “Valbanera”, Juan Ruiz Carbó solicitó la presencia del Notario de Las Palmas de Gran Canaria, Agustín Delgado para que levantara acta de protesta por averías en el citado buque.

El Valbanera procedía de Cádiz transportando carga general hacia los puertos de Brasil, Uruguay y Argentina. Realizaba escala en el Puerto de La Luz y Las Palmas para dejar correspondencia y pasajeros y tomar carbón.

Sobre las diez de la mañana los obreros, que se hallaban en las faenas de estiba del carbón, observaron que había fuego proveniente de las calderas en los depósitos de la carga, dando inmediato aviso al primer oficial del buque el cual, comprobando la existencia de un incendio que iba tomando serias proporciones, puso el hecho en conocimiento del Capitán que en el acto, pidió auxilio al crucero Cataluña atracado en el Puerto.

Fuerzas de la Armada acudieron con material necesario y una embarcación de salvamento dotada de bombas de agua. Desde el principio fue la única medida para salvar del incendio a las demás bodegas, quedando muchas de ellas anegadas. El buque fue amarrado a una boya cerrándose todas sus escotillas para impedir que el fuego adquiriera mayores dimensiones y según el acta, a las cuatro de la tarde del citado día aún no se había sofocado.

Como consecuencia de la cantidad de agua que anegaba los departamentos incendiados, el Valbanera se encontraba hundido de popa. Las pérdidas materiales ocasionadas por el siniestro fueron muy considerables pues el fuego arrasó la mayor parte de la carga que consistía en pieles, aceite lubricante, aceite de oliva, legumbres... Lo que no fue destruido por el fuego, fue destruido por el agua.

A bordo del Valbanera, además del Notario, acudieron el Juez de Marina y algunas autoridades.

El Valbanera estuvo atracado en el muelle para achicar el agua de sus bodegas durante una semana. El Delegado del Gobierno en Las Palmas envió un telegrama al Gobierno Civil informando que el incendio a bordo del Vapor Valbanera de la Compañía Pinillos, había quedado sofocado sin que en los trabajos de extinción se produjera la más leve novedad.

A mediados del mes de Julio de 1917, el Valbanera zarpaba del Puerto de La Luz y de Las Palmas con rumbo a la Argentina.


NOTAS:
1.- AHPLP. Protocolos Notariales. N. º 4160. Año 1917, (julio-agosto), ff. 2042r. - 2044v.
2.- Diario de Valencia: 8 / 01 / 1917.
3.- Revista “El Notario del Siglo XXI”. Colegio Notarial de Madrid. Septiembre-Octubre de 2019.
4.- Foto: FEDAC.

1 comentario

  • Eduardo Reguera Lunes, 13 Enero 2020 15:23 Enlace al Comentario

    Cuántos tesoros esconden nuestros archivos. Enhorabuena por el hallazgo y por el fantástico artículo. Me encanta tu trabajo. Soy fan. Saludos.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento