yomequedoencasa

La salud pública de Santidad en manos de un fabricante de sogas

Fabricantes de soga de pita. Foto. FEDAC 1La población de Santidad desde tiempos lejanos se surtía del agua que discurre por el cauce de la Heredad del Pinillo. Siempre existió un uso permanente de este servicio para el consumo de la población, a la vez del lavado de ropas, originándose una servidumbre de toma y saca de agua bien ordenada, hasta que la introducción del cultivo de piteras, para hacer sogas, llevó a los cultivadores a utilizar el cauce del Heredamiento del Pinillo a la vez que mezclaban las aguas del naciente con otras menos puras, haciendo imposible su consumo al vecindario y ocasionando un serio conflicto de salud pública que estaba ahora en manos de un fabricante de sogas.

La Pita fue asilvestrada en España y en otros países mediterráneos desde el Siglo XVI constituyendo, desde entonces, un rasgo típico del paisaje. Esta planta es originaria de México. La viajera británica Olivia Stone nos describe cómo era la entrada al municipio de Arucas en 1887 describiendo este tipo de plantación.

Pasamos junto a una plantación de piteras; dondequiera que haga falta un seto protector, siempre lo hacen con esta dura planta llena de púas. Esta planta también es útil para otras cosas, ya que recientemente ha surgido una industria que transforma la fibra de la pitera en diversos artículos, tales como cinchas, testeras, adornos para mulas y objetos que necesitan cierta rigidez, pero no una superficie completamente lisa. La pitera se ha convertido por lo tanto en planta de cultivo. Le cortan las hojas y las entierran hasta que se pudren, después las golpean y les extraen la fibra.” (Olivia Stone, Tenerife y sus seis satélites 1887)

Ante tal ilegalidad, los vecinos de Santidad acudieron al Ayuntamiento de Arucas denunciando este nuevo abuso que venía a engrosar el ya numeroso de los que eran consentidos y tolerados por la Junta Municipal de Sanidad presidida, a su vez, por el mismo Alcalde Nicolás Lorenzo Fernández.

Plantación de pita. Agave mexicano. foto

El Pueblo afirmaba que el Ayuntamiento era más solícito y defensor de los intereses de los fabricantes de soga que de la salud del vecindario tomando la decisión de apelar al Delegado de Gobierno don Manuel Luengo.

Las llamadas de atención del Delegado al Ayuntamiento nunca dieron su fruto.

Mientras las aguas cenagosas siguieron mezclándose con la de los nacientes, las venenosas piteras seguían poniéndose de remojo en pleno cauce sin miramiento de días ni de horas.

Una ordenanza municipal decretaba las horas de lavado de ropas con las de toma para el consumo. Se suponía que estaba bajo la inspección de un Acequero de la Heredad pero éste hacía dejación de su trabajo haciendo la vista gorda.

Los vecinos de Santidad plantearon tender una tubería de una pulgada que, partiendo del naciente conocido como “El Naranjo”, viniera por el margen de la acequia suministrando así el agua en condiciones de pureza, pero el Consistorio hizo oídos sordos del proyecto vecinal.

Por si esto fuera poco, el 30 de mayo de 1932 los vecinos de Santidad comprobarían desconcertados que no podían beber agua ya que ésta tenía un efecto corrosivo, comprobándose, más tarde, que el fabricante de sogas, llamado Aniceto Socorro, tenía hecha una balsa enorme en la acequia del Pinillo dentro de la cual tenía metidas sus hojas de piteras sin otro miramiento que el de su conveniencia despótica e inhumana.

Los vecinos decidieron poner en manos de la justicia este atropello a la salud pública presentando una denuncia en el correspondiente Juzgado.

El pueblo de Santidad luchó, a pesar de la crisis económica existente, para que el agua fuese un recurso al servicio de la vida y no de las ganancias de unos pocos.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento