Histórica visita de un ministro a la ciudad de Arucas, Eduardo Cobián y Roffiñac


1905 supondría el año en que, por primera vez, un ministro de Su Majestad pisaba tierra canaria para demostrar la hegemonía del Estado español sobre el archipiélago Canario. Éste fue el Ministro de Marina Eduardo Cobián y Roffiñac, jurisconsulto de primera línea y militante del Partido Liberal bajo la presidencia de Práxedes Mateo Sagasta.


MINISTRO EDUARDO COBIÁN.JARDIN GOURIÉEl Ministro Cobián viajó desde Cádiz a Canarias en el buque Numancia, primer acorazado que dio la vuelta al mundo.

En 1903 fue nombrado Ministro de Marina en el Gobierno presidido por Raimundo Fernández Villaverde, pero cesó el 5 de diciembre. De nuevo fue Ministro de Marina en los gobiernos de Azcárraga y Fernández Villaverde, y cesando definitivamente en ese cargo el 23 de junio de 1905.

Durante sus mandatos como Ministro de Marina, Cobián intentó hacer frente a la gran crisis de la Marina de Guerra que siguió a la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Era consciente del estado deplorable de la Armada, los arsenales públicos y los puertos.

Sus proyectos se centraron en la remodelación presupuestaria, “para poner término al escándalo de que a los pocos meses de estar rigiendo un presupuesto de marina haya necesidad de acudir al parlamento en demanda de suplementos de crédito”, y en la reorganización técnica, administrativa y de los recursos humanos de la Escuadra, de forma que los barcos “que desgraciadamente son pocos, no continúen por más tiempo amarrados a las dársenas de los arsenales”.

Propuestas que no se materializaron con éxito debido al poco apoyo político y financiero con que se contaba y a las desavenencias de Cobián con parte de los altos cargos militares.

Canarias se quejaba en aquellos momentos por el ancestral abandono en que se hallaban por parte de todos los gobiernos hasta bien entrado el Siglo XX. La política nacional siempre había escogido Canarias como lugar de proscritos y destierro. A Canarias se enviaba a los periodistas que habían incurrido en el desagrado de un ministro susceptible, a funcionarios que se habían hecho culpables de alguna falta administrativa. Perdidas las últimas colonias, la importancia de Canarias aumentaba: de provincia interior del imperio español pasaba a ser provincia fronteriza, y su posición en el Atlántico, en las grandes rutas comerciales del mundo, les daba un valor inestimable.

Era tal el desconocimiento de nuestras islas en los políticos peninsulares que una vez un ministro advirtió al Capitán General de Canarias que a un general de los desterrados no podía darle permiso para ir a la isla de la Orotava porque el punto de su destierro era la de Santa Cruz de Tenerife de donde no debía salir.

Su desembarco en el Puerto de La Luz y de Las Palmas se produjo el día 15 de mayo de 1905 a las cuatro de la tarde siendo recibido por el alcalde de las Palmas Ambrosio Hurtado de Mendoza, el Gobernador Civil y el Capitán General de Canarias García de la Vega.

La visita a Gran Canaria duró cuatro días, recogiendo el programa de actos protocolarios una gira a la Ciudad de Arucas el miércoles 17 de mayo por invitación del Ayuntamiento aruquense al señor ministro.

A las diez de la mañana de dicho día salió la comitiva ministerial hacia Arucas desde el Parque San Telmo en Las Palmas, acompañados de un hermoso y soleado día de primavera.

Mientras, en el Puente de Tenoya, límite municipal, esperaban en carruajes el Alcalde de Arucas señor Quevedo, Ramón Madán, que cedió un carruaje tirado por cuatro magníficos caballos de su propiedad, y el Gobernador Civil.

La entrada a la Ciudad de Arucas fue espectacular. Las calles estaban vistosamente engalanadas, la banda municipal tocaba alegremente a la vez que estallaban millares de cohetes con continuas ovaciones y vítores, todo ello como tributo del pueblo aruquense al señor Cobián por su histórica visita.

Archivo de Fotografía Histórica de Canarias

Pararía la comitiva en el Ayuntamiento que, por cierto, estaba decorado con lujo y arte exquisito, sirviéndose a los viajeros un refrigerio.

Enseguida, saldría el Ministro a visitar la “Presa de Pinto” donde recibiría información, de primera mano, sobre su construcción y beneficio por parte del ingeniero Orencio Hernández recibiendo dicha obra los mayores elogios del Señor Cobián.

Luego se trasladaría la comitiva hasta la fábrica azucarera de San Pedro donde esperaban al Ministro los señores Ramón Madán y Francisco Gourié, propietarios de la misma. Recorrería Eduardo Cobián las dependencias, la sala de máquinas y talleres del establecimiento industrial más importante de Canarias en aquel momento.

De regreso al casco urbano, la comitiva entraría en los jardines del señor Gourié donde se encontraba dispuesta una mesa artísticamente arreglada para el almuerzo que el Ayuntamiento ofrecía a los invitados. La preparación y elaboración del mismo corrió a cargo del servicio de cocina del Hotel Metropole de Las Palmas.

Al servirse el champagne, el señor Madán, levantándose, brindó en nombre de la Ciudad de Arucas dando un prudente discurso. Expresó don Ramón Madán: “Me llena de orgullo en recibir la visita con que nos honra el señor Cobián, primer Ministro de la Corona que viene a Canarias después de que este noble archipiélago fue incorporado a Castilla. Pido al señor Ministro proteja la agricultura y la industria de Canarias en las Cortes”. Terminando su brindis, por España, por el Rey y por el señor Cobián.

Luego tomaría el Ministro la palabra expresando lo siguiente: “Estoy impresionado con el pueblo canario, con su fidelidad, con lo trabajador que es y honrado, donde las mujeres no entregan su corazón al vago que torpemente la desee porque aquí en Canarias no se rinde otro culto que a la patria y al trabajo. Al Rey y al Gobierno les contaré lo fieles y nobles que sois, no seré el protector de la agricultura canaria porque me faltan los medios aunque me sobra voluntad. Seré su constante protector en todas las ocasiones, amigo y entusiasta de Canarias en el Gobierno de su Majestad. Todas las aspiraciones nobles y justas de Canarias serán atendidas por el Gobierno”. Finalizaría Cobián con un brindis por el Rey, España, Canarias y Arucas.

Al acabar don Eduardo su discurso, el público inmenso que se agolpaba en las verjas del jardín Gourié prorrumpió en vivas y aplausos ejecutando en ese instante la banda de música del municipio el himno nacional.

Lo de proteger Canarias en las Cortes lo cumplió años más tarde, en concreto en las elecciones del ocho de mayo de 1910 donde fue elegido Diputado por la circunscripción de Canarias, distrito de Santa Cruz de Tenerife donde, por cierto, al mostrarse favorable por la división provincial, fue tachado en la isla hermana de traidor a la causa tinerfeña e insultado en la prensa de aquella isla retornando a la Península.

Volvamos al jardín Gourié donde habíamos dejado a la gente escuchando fervorosamente el himno nacional y donde se pasó a servir café, licores y ricos habanos. Luego, la comitiva seguiría la visita por la Ciudad recorriendo varias calles que lucían vistosos tapices. Los balcones acogían una multitud de hermosas señoritas. Visitaron la iglesia, regresando al Ayuntamiento desde donde se emprendió la vuelta a Las Palmas.

Sin duda alguna, los aruquenses, orgullosos y enamorados de su ciudad, vieron en esta visita histórica motivo más que suficiente para mimarla y atenderla.


NOTA:

FOTOGRAFÍA DE GRUPO:X.- El Ministro; 1.- Gobernador Civil Joaquín Santos Ecay; 2.- Alcalde de Arucas Pantaleón Quevedo Herrera ; 3.- Delegado del Gobierno Álvarez Sotomayor; 4.- General de Marina Julián García de la Vega; 5.- Comandante de Marina Rafael Cabezas; 6.- Comandante del Numancia Esteban Almeda y Martínez Gallegos; 7.- Diputado Provincial José María Carballo; 8.- Oficiales del Numancia; 9.- Juan Lobo; 10.- Antonio Codorniú; 11.- Periodista Arturo Sarmiento Salom ; 12.- José Batllori y Lorenzo ; 13.- Adolfo Fablés Mora; 14.- Domingo Tejera de Quesada, Periodista.


 

Actualizado el Martes, 09 Junio 2020 10:08 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento