Breve perfil biográfico de Manuel Marliani Cassens apoderado general del Marquesado de la Fuente y Condado de Benazuza propietario del Mayorazgo de Arucas

MANUEL MARLIANIIntroducción

A lo largo del siglo XIX, muchas figuras destacaron como defensoras de la libertad y dedicaron su vida pública a la configuración de un sistema representativo en España. Una de ellas, es la del escritor y senador hispano-italiano Manuel Marliani, que desarrolló su actividad en pos de la democracia en España y en Italia a lo largo de toda su trayectoria vital. Se trataba de un progresista, amigo del general Espartero, que no sólo estuvo ligado a la política de aquel partido, sino que desarrolló una extensa actividad como diplomático en París, divulgador de obras históricas y escritor. Lo atractivo de su figura reside en que es prácticamente desconocida y, sólo en los últimos años, algunos historiadores dedicados al siglo XIX y al liberalismo español lo han dado a conocer al gran público.

Juventud y Primeros años

Manuel Marliani Cassens nació en Cádiz el 13 de Julio de 1795, siendo bautizado al día siguiente en la parroquia de San Antonio, dependiente de la catedral. Era uno de los ocho hijos habidos en el matrimonio de José María Marliani, comerciante de origen milanés establecido en Cádiz, en la Casa de Comercio Pablo Greppi Marliani y Compañía” y de Paula Cassens y Drufrenc, española de ascendencia francesa. Nada se sabe de su formación y estudios.

Muy joven marchó a Milán a trabajar en la administración de correos del Gobierno austríaco en Lombardía, donde permaneció en su empleo entre 1814 y 1821. Durante este período, voluntariamente y sin sueldo, acompañó como secretario al embajador español en Turín Eusebio de Bardají y Azara a Florencia y Lucca cuando éste acudió en 1817 encargado por Fernando VII de tomar posesión del Ducado de Lucca. En 1820 volvió con el embajador Bardají al mismo Lucca con ocasión del matrimonio del infante Carlos Luis, con la primera hija del Rey de Cerdeña.

En 1821 acompañó a Bardají a París, cuando éste fue nombrado Ministro Plenipotenciario y luego le siguió a Madrid cuando fue Ministro de Estado. Todos estos servicios fueron gratuitos para el Estado y para el ministro Bardají.

Promulgada la constitución de 1814, Marliani renunció a su empleo en Milán para no perder ciudadanía española, que dicha constitución no otorgaba a todo el que se hallara al servicio de una potencia extranjera y pidió con el apoyo de Bardají ser reconocido súbdito español. Voluntario de la Milicia Nacional de Caballería de Sevilla, siguió al gobierno constitucional y a las Cortes hasta Cádiz, formando parte de la escolta de Fernando VII.

PEDRO ALCANTARA DÉNIZManuel Marliani y su corta administración general del Mayorazgo de Arucas 1822-1823

En 1822 se hará cargo de la Administración General del Marquesado de la Fuente y Benazuza propietarios del Mayorazgo de Arucas y que nos lo cuenta en una carta el Administrador del mismo en Gran Canaria Pedro Alcántara Déniz Miranda.

Señor don Manuel Marliani.
Canaria, septiembre 15 de 1822.

Muy estimado señor mío. El día 1º del corriente tuve la satisfacción una carta del señor Juan Ramírez y Cárdenas con inclusión de la apreciable de usted, fecha 2 de mayo, en la que se sirve participarme lo ocurrido con la Administración General de la Excelentísima señora Marquesa de la Fuente, Condesa de Benazuza, que quedaba a cargo de usted por haberse separado de ella a don Bartolomé García Romero. Y tiene usted la bondad de decirme haber determinado que continúe yo en esta administración de Arucas, que ha estado a mi cargo. De lo cual doy a usted las debidas gracias. Y en cuanto alcancen mis fuerzas, desempeñarla con la exactitud que me sea posible. Si como administrador de este mayorazgo puede vuestra merced ordenarme cuanto tenga por conveniente, espero que como individuo particular se sirva vuestra merced considerarme en la clase de un amigo y servidor que desea complacerle y besa sus manos.

Marliani político y escritor

Marliani Abandonó Sevilla cuando entraron los Cien Mil Hijos de San Luis a finales de agosto de 1823. Entonces emigró voluntariamente de España a Gibraltar y Londres. Más tarde se retiró a Marsella donde fundó un establecimiento de molinos a vapor.

En 1833 publicó en París “España y sus Revoluciones”, vindicando el honor español y la revolución de 1820 contra los ataques del ministro Martignac. Al año siguiente, tan pronto se publicó el Estatuto Real, dio a la imprenta de Marsella el folleto “Apuntes al Estatuto Real”, en el que, analizando sus disposiciones, explicaba su objeto y vaticinó su final.

Regresó a España en 1835 y al menos desde 1836 seguramente antes, Marliani estaba casado con Charlotte de Folleville, luego conocida como Carlota Marliani. El 26 de agosto de 1836 el Presidente del Consejo y Ministro de Estado José María de Calatrava envió a Marliani a París con una misión especial y confidencial cerca del Gobierno de Luis Felipe, iniciando así su carrera diplomática en plena guerra civil carlista.

El 8 de septiembre de ese mismo año fue nombrado cónsul general en París para hacer más fácil y eficaz su misión. Allí, a través de la prensa de oposición, respondió a las hostilidades del gabinete galo contra el gobierno y la nación española, que incluían infracciones del tratado de la Cuádruple Alianza. En febrero de 1837, enviado por el ministro de Hacienda, fue a Londres con una misión que negoció con éxito con Goldsmith y Parlmerston. En diciembre de 1837 se le nombró caballero de número de la Orden de Carlos III. Por su casa en París pasaron españoles como el Ministro de Hacienda Mendizábal o el músico Francisco Frontera de Valldemossa, quienes debieron sugerir a George Sand y Frederic Chopin que fueran a Mallorca a pasar el invierno de 1838-1839. A finales de septiembre de 1838, Marliani cesó por presiones de Austria y Cerdeña sobre el gobierno francés a fin de que no le concediese el Regium Exequatur.

A principios de 1839 marchó a Berlín y Viena, junto con Francisco Cea Bermúdez, para defender la legitimidad de la sucesión al Trono español de Isabel II. La misión fue un fracaso, e incluso Metternich se negó a recibirle acusándole de implicado en los movimientos revolucionarios de 1821 en Piamonte.

Entre marzo de 1839 y enero de 1840 fue comisario de Hacienda en Londres desde donde ejerció una posición librecambista. En esta dirección publicaría en Madrid en 1842 su obra “De la influencia del sistema prohibitivo”. De hecho, el gaditano sería el encargado de negociar el tratado de comercio hispano-británico.

En 1840 publicó en París y Barcelona su famosa Historia política de la España moderna, contra las afirmaciones de Martignac y Chateaubriand sobre los sucesos de 1823, obra que agradaría y estudiaría Marx para preparar sus artículos históricos sobre la España revolucionaria. En noviembre de 1840 la Regencia de Espartero nombró a Marliani nuevamente cónsul en París en donde permaneció hasta finales de agosto de 1841. En la legislatura de 1841-1842 Marliani fue senador electivo del reino por las Islas Baleares, hasta el final de la regencia de Espartero. En cualquier caso, en 1843 volvió a emigrar voluntariamente de España, partiendo de Cádiz a Londres junto a Espartero y a los amigos comunes. Durante esta estancia británica consultó e investigó en los archivos británicos estudiando la batalla de Trafalgar hasta su regreso a España hacia 1849 (seguramente cuando a Espartero le fueron devueltos los honores). En 1850, publicó en Madrid su famosa obra Combate de Trafalgar, en la que se basaría Benito Pérez Galdós para iniciar sus Episodios Nacionales, así como Modesto Lafuente para su Historia General de España. En 1851 partió a la península italiana estableciéndose en Bolonia, que formaba parte de los Estados Pontificios.

A raíz de la revolución de 1854 y la vuelta de Espartero al poder, Marliani concibió un proyecto de cambio de dinastía en España, de los Borbones a los Saboya, y lo dio a conocer a lord Clarendon. En Bolonia y en enero de 1855, el gobierno español del bienio progresista le nombró administrador, encargándole del cuidado de los bienes del Real Colegio de San Clemente de los Españoles. Desde este cargo que ocupó hasta octubre de 1857, el gaditano propuso la transformación del colegio fundado por el cardenal Gil de Albornoz en el siglo XIV en una moderna Academia de Ciencias y Bellas Artes. El 28 de agosto de 1859 fue elegido diputado en la Asamblea Constituyente de la Emilia-Romaña (es una de las veinte regiones que conforman la República Italiana, su capital y ciudad más poblada es Bolonia) en la que sostuvo la propuesta de anexión al reino del Piamonte.

BATALLA DE TRAFALGAR

Al ser considerado íntimo amigo de Lord Clarendon y en buenas relaciones con la mayor parte de los hombres de Estado británicos, a principios de 1860 Marliani fue enviado a Londres con una misión oficiosa para favorecer la causa italiana que le había encomendado Luigi Carlo Farini, dictador de la Emilia, con la orden de seguir estrictamente las instrucciones de Cavour. Posteriormente, fue dos veces diputado al Parlamento italiano por el colegio de Budrio en la VII y VIII legislaturas y el 30 de noviembre de 1862 fue nombrado por el Rey Víctor Manuel II Senador del reino de Italia, otorgándole el rango que había tenido en España. En 1867 publicó un folleto comparando la derrota de Trafalgar con la de Lissa (La batalla de Lissa se libró el 20 de julio de 1866 entre la armada austríaca y la armada italiana, cerca de la isla de Lissa (actual Vis), en el mar Adriático, en el marco de la guerra austro-prusiana). Fue una victoria decisiva de la fuerza austríaca frente a una escuadra italiana muy superior en número. Fue la primera gran batalla naval en la que participaron barcos de vapor. En las discusiones parlamentarias se valoró su opinión por su larga experiencia, no sólo en temas políticos, sino también en cuestiones económicas y administrativas.

Su último discurso fue sobre la ley de las garantías, en el que se declaró contrario a hacer grandes concesiones a la Iglesia que desarmaran el Gobierno Civil. En otoño de 1869, cuando se reabrió oficialmente la candidatura del duque de Génova al trono vacante español, Marliani retomó su proyecto y publicó, tanto en Madrid como en Florencia, su memoria para el cambio dinástico en España y, en calidad de senador regio italiano, envió un ejemplar al Rey Víctor Manuel II. En 1870 todavía daba a la imprenta de Madrid una poco conocida y voluminosa historia de la España de 1836 y de la regencia de Espartero, que había escrito en la emigración, pero cuya publicación le había sido prohibida de regreso a Madrid.

Una semana después de ser elegido por las Cortes Constituyentes españolas el príncipe Amadeo como Rey de España, Marliani era condecorado con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la católica. Dos semanas después, en diciembre de 1870, en la sede del Senado italiano en Florencia, Marliani recibía y agasajaba a la Comisión de diputados españoles que acudieron a ofrecer la Corona española a Amadeo de Saboya, entre ellos a Ruiz Zorrilla, Juan Valera o Víctor Balaguer.

La última publicación de este gaditano fue un artículo a raíz de las elecciones legislativas españolas de abril de 1872, alabando al Rey Amadeo como modelo de Monarca constitucional y estableciendo una comparación con cuanto sucedió en España en 1843: fractura en el partido liberal y coaliciones de los partidos más incompatibles para derrocar lo establecido, y desaparición de la libertad. Marliani no vería la confirmación de sus intuiciones con la abdicación el 11 de febrero de 1873 de Amadeo de Saboya, pues moriría en la ciudad del Arno (Florencia) un mes antes, el 5 de enero de 1873 de dicha renuncia, a la edad de 78 años.


NOTAS:

1.- Nieto Sánchez, Carlos (2009), «Manuel Marliani: un progresista desconocido», Trienio. Ilustración y Liberalismo. Revista de Historia, 54, pp. 23-42.

2.- Pascual Sastre, Isabel María (2001), La Italia del Resurgimiento y la España del Sexenio democrático, Madrid.

3.- Marliani Cassens, Un cambio de Monarquía la casa de Borbón y casa de Saboya, p. 21.

4.- Archivo del Senado de España (ASE), leg. HIS-0268-06, doc. nº 2, expediente personal de Manuel Marliani Cassens.

5.- Quintana Andrés, Pedro. Pérez Tejera, Armando (2020), “La Administración y Evolución del Mayorazgo de Arucas a Través de su Correspondencia en el Siglo XIX (1804-1865)”. Gran Canaria.


 

Actualizado el Lunes, 24 Agosto 2020 18:57 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento