Casas comerciales relacionadas con el Mayorazgo de Arucas siglos XVIII - XIX

JUAN CÓLOGAN BLANCO. 1.- Don Juan Cólogan e hijos, Puerto de la Cruz

La compañía era Juan Cólogan e hijos fundada por Juan Cólogan Blanco (John Colgan White) y en segunda generación por sus hijos Tomás y Bernardo Cólogan Valois (Walsh). Esta compañía era la exportadora radicada en Tenerife, pero no era la única pues también en Londres operaba otra compañía mucho más importante y que era la que generaba el negocio, ésta era Cólogan, Pollard & Cooper.

En esta compañía estaba Juan Cólogan Valois, el tercer hermano y sus socios William Pollard y James Cooper. La sede de la empresa estaba en el nº20 St. Swithins Lane, muy cerca del London Bridge y por tanto dentro de la actual City londinense. La labor de esta empresa, como las de las actuales en esa zona era actuar como broker o intermediario entre los clientes y Tenerife. Es mérito de esta empresa obtener los contratos con la Marina de Guerra Británica y con los numerosos comerciantes británicos de aquel tiempo.

Las relaciones del Mayorazgo de Arucas con la Casa Comercial Juan Cólogan e hijos venían de tiempos del arrendatario del Mayorazgo de Arucas Juan Bautista Descoubert que en su testamento nombra a los hermanos Pedro y Andrés Russell como administradores del Mayorazgo. Los hermanos Pedro y Andrés Russell fundaron una compañía comercial en Las Palmas en 1774, la cual, entre otros negocios, y por encargo de la Casa de Juan Cólogan e hijos, se ocupó de recaudar el producto líquido de los bienes desamortizados y vendidos durante el reinado de Carlos IV en cumplimiento de la Real Cédula de 25 de septiembre de 1798. Como miembros destacados de la elite de la ciudad de Las Palmas, los propios hermanos Russell se beneficiaron con la compra de algunos de estos bienes desamortizados. El comerciante francés Juan Bautista D’Escoubet y Lordat que fue designado en 1761 vicecónsul de Francia en la isla de Tenerife. D’Escoubet, como muchos otros de su nacionalidad, se dedicó a las actividades mercantiles que simultaneó con la labor consular. En su caso, se asoció con la familia Casalón a partir de 1773. Su implicación social en Tenerife fue intensa, y el 17 de mayo de 1777 fue admitido como miembro de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, el mismo día que lo hacían Matías de Gálvez y Gallardo, entonces coronel de los Reales Ejércitos, y el comerciante Bernardo Cólogan Valois, que con el tiempo se convertiría en socio honorario. En 1783 D’Escoubet ejercería como síndico personero del ayuntamiento de Santa Cruz y en 1786 sería alcalde de esta población donde destacó por publicar diversos bandos de buen gobierno.

PUERTO DE TENERIFE

2.- Passley – Little & Company, Santa Cruz de Tenerife

La presencia en Tenerife de míster Archibaldo, Little comerciante escocés del condado Shabden, data desde 1774. Llegó a la isla por recomendación de su tío, el afamado mezclador vinícola, John Passley comerciante y consignatario en Santa Cruz de Tenerife quien estuvo a cargo del consulado británico desde 1765 a 1769. Archibaldo se asoció con su tío, hermano de su madre, y formaron la poderosa firma Passley & Little & CO. Una firma que a pesar de la difícil época para el comercio debido a las innumerables contiendas bélicas en Europa y América llegó a florecer con las exportaciones de vinos y otros productos a Inglaterra y las colonias americanas, e importando granos desde estas a Canarias.

En 1809 don Diego Little y don Diego Armstrong se encargaron de la recaudación y apuntes de los donativos hechos por distintas casas comerciales y vecinos pudientes de este pueblo destinados a los soldados españoles que luchaban contra las tropas francesas, aportando medicinas y materiales por valor de 2.723 pesos y en efectivo 4.890 reales de vellón. Por este motivo el Gobierno condecoró en 1811 con la cruz de Carlos III, a don Diego Little y al doctor don Diego Armstrong. Éste último muere durante la fiebre amarilla registrada ese año.

La firma comercial pasó a manos de míster William Little y de míster Joseph Mitchell, denominándose la compañía William Little & CO. En 1848 en el mes de noviembre llegan noticias al Puerto de la Cruz de la quiebra de esta casa comercial de William Little & CO. en su central de Londres. La quiebra formal se presenta en el mismo Londres el 14 de octubre de ese mismo año, pero la sucursal de Tenerife no estaba envuelta en aquella quiebra. Circularon cartas pidiendo espera a los cosecheros viticultores y ahorradores para arreglarse formalmente en la disgregación de intereses de la de Londres. Al final se presenta la quiebra de su oficina local. Todos los créditos y enseres no alcanzaron apenas para cubrir las deudas en dinero que allí habían depositado los ahorradores burgueses de esta isla, con una renta del 5%.

A esta casa comercial se le valuaba un capital sólido de 300.000 pesos. Esto significó una faceta más de la crisis económica que padecía el Puerto de la Cruz, escasez, carestía, emigración, pocos productos para la exportación. La competencia con Santa Cruz de Tenerife son algunos de los problemas con los que tiene que enfrentarse el Puerto de la Cruz a mitad del Siglo XIX.

En agosto de 1854 se remata en pública subasta la casa con finca que hoy se llama Sitio Litre que pertenecía a la casa comercial William Little & CO. por valor de 4.000 pesos, dos reales de plata y 10,5 céntimos a favor de don Juan Melling, un opulento banquero natural de Christiania (Oslo), Noruega . Más tarde, a mediados del siglo XIX, se instala en este mismo edificio la casa de comercio alemana de Máximo Reimers. 

3.- Barry, Santa Cruz de Tenerife

Diego Barry O´Brien, nació en Dublín en el año 1744, de origen irlandés, llegó al Puerto de la Cruz en el año 1765 como socio de Passley & Little & Co. Se casó en 1788 con Juana Teresa Cambreleng Durant, natural del Puerto de la Cruz. Su padre, el comerciante y vicecónsul de los Países Bajos en este Puerto, Juan Bautista Cambreleng y Chatellet, hijo de Juan Pedro Cambreleng, natural de la provincia de Hainaut, arzobispado de Cambray situada en la región valona del reino de Bélgica, y de Cristina Magdalena Chatellet y Vera, casados en Santa Cruz de Tenerife el 28 de junio de 1748. Su madre, Isabel Durant, de nacionalidad británica, hija del cónsul de Inglaterra en el Puerto de la Cruz, Juan Durant. Ésta había casado en este pueblo el 1 de junio de 1757 en segundas nupcias con Thomas Amtrong.

En 1787 Diego Barry, fue nombrado alcalde real, pero logró eludir el cargo por ser irlandés. No le ambicionaba mezclarse en asuntos municipales por lo que le sustituyó Rafael Pereyra. A diferencia de otros comerciantes prefirió no ocupar nunca puestos políticos en el municipio.

En Julio de 1791 Diego Barry se separa como socio de la compañía de Passley & Little & Co. percibiendo 60.000 pesos corrientes por la aportación y beneficios. Constituyó su propia casa comercial de exportación de vinos y barrilla e importación de granos, harinas y otros productos desde Gran Bretaña, sus colonias y Estados Unidos.

El 13 de Abril de 1809 falleció Diego Barry. El 2 de julio de 1811 se efectúa el inventario de su testamento. Se estima en la cantidad de 1.681.621 reales de vellón, sin incluir las propiedades de Trinidad y de Washington. Con esta cantidad queda demostrado el poderío de esta casa comercial de Barry. Su esposa e hijos, Diego, Juan y Ana, se hicieron cargo del comercio llamándose Hermanos Barry. Pocos años después de su muerte estaban arruinados, porque sus hijos eran otros derrochadores. Como su esposa, subsistían vendiendo y empeñando a cuántos conocían. Marcharon a Inglaterra, doña Juana y su hija Ana, falleciendo allí su hija. Juana se traslada a los Estados Unidos y murió en Nueva York por el mes de diciembre de 1834.

BAHÍA DE CÁDIZ4.- Picardo, Cádiz

La casa de comercio Picardo fue fundada en 1772 en Cádiz por Benito Picardo (padre), comerciante de origen italiano, era originario de Voltri (Génova), muy activo en el consulado de Génova en Cádiz y al mismo tiempo bien integrado en la sociedad local. En 1772 se casó con María Antonia Bonova de Mondragón, natural de Sevilla, y a los pocos años llegó a declarar un capital de casi 100.000 pesos. En 1789 fue naturalizado por el Supremo Consejo de Castilla y, en 1802 por la Real Cámara de las Indias. Además de afirmarse en el comercio colonial y en la compra-venta de navíos, invirtió en el mercado inmobiliario.

Esta fortuna se trasformó en un verdadero patrimonio con la generación sucesiva. Dos de las tres hijas de Benito se casaron con Antonio María y Benito Picardo, sus sobrinos y socios en el comercio. Los dos hermanos nacidos también en Voltri, heredaron la actividad del tío y obtuvieron la naturalización para habilitarse en el comercio colonial en 1809 y 1810. A la muerte de su tía, en 1812, invirtieron el resto de la herencia en la adquisición de otros bienes inmuebles. Paralelamente, mantuvieron estrechas relaciones con el puerto de Génova, donde estaban interesados en la casa comercial paterna a mitad con sus primos. En 1832 el patrimonio inmobiliario de la familia Picardo comprendía 18 casas en Cádiz, dos grandes propiedades en Chiclana, tres en el Puerto de Santa María, tres en el Puerto Real, cinco casas en San Fernando, terreros y almacenes en Puntales y cuatro casas en la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Fueron regidores de la ciudad, directores del Monte de Piedad, pertenecieron a la Junta Directiva del Casino, y el primero también fue Caballero Comendador de la Orden de Carlos III. Uno de los herederos, Benito Picardo y Arado, será muy conocido en todo el territorio español al hacer una donación de 100.000 libras esterlinas a Fernando VII en 1823. Otro de ellos, Benito Picardo y Picardo llegará a ser el 4º mayor contribuyente de la provincia de Cádiz.


Notas:
1.- VICENTE SUÁREZ GRIMÓN, La propiedad pública, vinculada y eclesiástica en Gran Canaria, en la crisis del Antiguo Régimen. Las Palmas de Gran Canaria: ed. Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria, 1987, tomo II, p. 820.
2.- ABREU ÁLVAREZ, B. (2017): Efemérides. Santa Cruz de Tenerife.
3.- RAMÓN CABO, B.: Puerto de la Cruz sus gentes y sus cosas, bernardocabo.blogspot.com/29 de agosto de 2010.
4.- BRILLI, Catia. (2013): La importancia de hacerse español: la élite mercantil genovesa en Cádiz en el Siglo XVIII. Universidad de Huelva, p 242.
5.- Archivo Histórico Provincial de Las Palmas. Protocolos Notariales. Legajo. 1.891. Año. 1.798.
6.- Quintana Andrés Pedro. Pérez Tejera, Armando: La Administración y Evolución del Mayorazgo de Arucas a través de su correspondencia en el siglo XIX (1804-1865). BEGINBOOK. 2020.

 

Actualizado el Martes, 22 Septiembre 2020 08:54 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento