La familia Romero Rodríguez. El notario, el cura y el juez de paz. Buena gente de Agüimes en Arucas y Gáldar


La condición del Notario: entre la función pública y el ejercicio privado


José Romero Rodríguez y su esposa Fermina Rodríguez Dominguez

A partir de 1862 con la Ley del Notariado, la figura del Notario es única para todo el territorio nacional y ejerce su profesión como parte de la función pública. El artículo primero comenzaba de forma lacónica: “El notario es el funcionario autorizado para dar fe conforme a las leyes de los contratos y demás actos extrajudiciales”. La ley promovía claramente la escisión entre el Notariado y la Administración de Justicia, perfilándolo como una institución específica, no sometida a las disposiciones generales reguladoras de otros cuerpos de funcionarios del Estado. Al respecto la ley era muy respetuosa con el significado histórico del oficio.

También con la aprobación de la Ley del Notariado, el Notario se convirtió en España, ya definitivamente, en un funcionario al servicio del Estado que actuaba, por tanto, en función del bien público. Más allá de sus habilidades prácticas en el servicio de la profesión, se le exigían unos conocimientos jurídicos previos, evaluados a través de la oposición.

La creación de la Cátedra de enseñanza de Escribanos y Notarios en Gran Canaria

El 22 de noviembre de 1844 se inauguraba en Las Palmas de Gran Canaria la Cátedra de enseñanza de escribanos y notarios que fue creada por el Real Decreto de 13 de abril del mismo año siendo su primer director el Abogado y Catedrático de nombramiento real Don Agustín Campos.

Requisitos para ser Notario según la Ley del Notariado de 1862:

1.-Ser español y del estado seglar; haber cumplido 25 años; ser de buenas costumbres, y haber cursado los estudios y cumplido con los demás requisitos que prevengan las leyes y reglamentos o ser Abogados.

2.- Los Notarios serán de nombramiento Real.

3.- Las Notarías se proveerán por oposición ante las Audiencias, que propondrán al Gobierno a los tres opositores que crean más beneméritos.

4.- El Notario, para tomar posesión de su oficio constituirá en las Cajas del Estado en calidad de fianza y como garantía para el ejercicio de su cargo, un depósito en títulos de la Deuda Pública que produzca una renta anual según las condiciones de cada localidad.

5.- Los Notarios, para entrar en el ejercicio de su cargo jurarán, ante la Audiencia del territorio, obediencia y fidelidad al Rey; guardar la Constitución y las leyes, y cumplir bien y lealmente su cargo.

Francisco Romero Rodríguez, tercer Notario de Arucas

Antes de don José Romero Rodríguez la Notaría de Arucas estuvo regentada por Narciso Delgado (1870 – 1877) y por Antonio Díaz Fragoso (1878- 1882).

Don Francisco Romero Rodríguez fue Bachiller en Artes desde 1868, Maestro Elemental desde 1877 y Notario a partir del 2 de noviembre de 1879, habilitado para ejercer dicho oficio por poderes que le otorgó el Rey Alfonso XII.

Don Francisco Romero llegó a Arucas después de haber estado destinado en Antigua desde el 15 de octubre de 1875 a través de una permuta que realizó con don Antonio Díaz Fragoso conforme a lo dispuesto en el artículo 37 del Reglamento General del Notariado, accediendo el Juez de Primera Instancia de Arrecife y Partido Judicial del mismo el 13 de abril de 1882 a la permuta solicitada.

El 14 del mismo mes y año se les comunica a los dos Notarios que por Real Orden del actual han nombrado Notarios de Arucas y Antigua, respectivamente, a Don Francisco Romero Rodríguez y Don Antonio Díaz Fragoso.

Don Francisco Romero Rodríguez estuvo en Arucas exactamente 20 años comunicándosele su jubilación al Señor presidente de la Audiencia de Las Palmas de la siguiente forma:

Ilustrísimo señor:

Con esta fecha se comunica al Decano del Colegio notarial de Las Palmas la Real Orden siguiente: “Conforme a lo dispuesto en los artículos 44 del Reglamento general del Notariado y 10 del Real Decreto de 21 de octubre de 1901; S.M. el Rey (q.D.g.), ha tenido a bien jubilar al Notario de Arucas Don Francisco Romero Rodríguez cuyo título de ejercicio será recogido y cancelado; mandando asimismo que se anuncie a su tiempo, por oposición, la Notaría vacante que esta jubilación produce, con la obligación en quien la obtenga de satisfacer a dicho Notario jubilado la pensión vitalicia de 750 pesetas al año, pagada por mensualidades vencidas”.

Lo que traslado a vuestra ilustrísima para su conocimiento y efectos oportunos. Firmado en Madrid el 6 de febrero de 1903 por el Director General de los Registros Civil y de la Propiedad y del Notariado.

FIRMAS DE LOS ROMERO RODRÍGUEZ

Jubilación en la Ciudad de Gáldar

A punto de retirarse en el ejercicio de Notario de Arucas Don Francisco Romero, hizo saber a su hermano, el párroco de Gáldar, su deseo de vivir cerca de él en dicho municipio, con su único hijo, un joven llamado exactamente como su abuelo paterno y su tío el cura, José Romero Rodríguez.

Don Francisco había comentado a su hermano, el célebre párroco de Gáldar José Romero Rodríguez, el comprar tierras y una casa. Su petición pronto tuvo respuesta ya que por medio de una subasta se adjudicó una extensa finca en el barrio de Nido Cuervo por la que pagó don Francisco 14.000 pesetas. Como diría un amigo cronista “El dinero de antes valía lo suyo. Pero había que tenerlo”.

José Romero Rodríguez, Juez de Paz de Gáldar, hijo del Notario y sobrino del cura

Llegó don José Romero siendo niño con su padre a Gáldar, era un joven muy espabilado y fue durante muchos años Juez de Paz de Gáldar, municipio en el que vivió hasta su muerte en 1945. Dicen los más ancianos de Gáldar que cuando condenaba con multa a quien él sabía que estaba escaso de recursos, antes de abandonar el Juzgado de Paz dejaba abonado de su bolsillo el importe de la sanción y costas del juicio. Contrajo matrimonio con Doña Fermina Rodríguez Domínguez procreando dicho matrimonio ocho hijos nacidos todos en su finca de Nido Cuervo.

El cura don José RomeroEl Cura José Romero y su sobrino a través de una escritura de Donación

El sacerdote José Romero estuvo en Gáldar como cura párroco durante treinta y cinco años y dos meses de gran apostolado, falleciendo en el día 4 de diciembre de 1912. Veamos lo que don José el cura donó a su sobrino, el Juez de Paz.

En la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria a los siete días de agosto de 1899, ante mí don Vicente Martínez, Notario de la misma, comparecen:

Don José Romero Rodríguez, de cincuenta años de edad, Presbítero, Cura propio de la Parroquia de Gáldar, de cuya población es vecino.

Don José Romero Rodríguez, sobrino del anterior de 15 años de edad, soltero, amanuense y vecino y domiciliado en Arucas y acompañado de su legítimo padre Don Francisco Romero Rodríguez, de cincuenta y seis años de edad, casado, vecino y Notario de Arucas.

Manifiestan hallarse en el pleno goce de sus derechos civiles y por tanto con capacidad legal para otorgar esta escritura de Donación convencional entre vivos, así por ser mayores de edad el primero y último de los comparecientes como por haber el Don Francisco concedido a su referido hijo la correspondiente licencia para aceptar esta escritura, el primero de los comparecientes dice:

Primero: Que es dueño de las siguientes fincas:

Primera: Una hacienda denominada Nido del Cuervo, que se halla situada en el término municipal de Gáldar, bajo de riego, y se compone de seis fanegadas y tres celemines entre labradío y arrifes. Linda al Naciente con camino de Jordán, al Poniente con Barranco Real, al Norte con camino del Nido del Cuervo, y al Sur con la Hacienda de las Tapias. Tiene para su riego una noche de agua del Heredamiento de Gáldar, cuya dula consta de 20 días y su entrada es convencional; otra del Heredamiento de La Vega, constituido en una misma jurisdicción de Gáldar, cuya dula es mensual y su entrada el nueve de cada mes, y dos y media piezas de dicho Heredamiento de La Vega de las cuales una pieza entra el 28 de cada mes. Contiene como accesorios una casa de labranza y un establo. Hoy contiene algunos otros accesorios y además tiene también para su riego otra media pieza de agua del referido Heredamiento de La Vega.

Segunda: Un trozo de tierra labradía y arrifes y bajo de riego que se haya situado donde dicen El Valle, término municipal de Ingenio que tiene de cabida tres celemines aproximadamente. Linda al Naciente con carretera; al Poniente y Norte con terrenos de Don Francisco Suárez, y al Sur con otros de don Sebastián Rodríguez y de Doña Dominga González. Tiene para su riego tres horas de agua por el Heredamiento de Ingenio en cuyo término municipal radica.

Tercera: Un trozo de tierra denominado “Higuera Grande” término municipal de Agüimes teniendo para su riego tres horas de agua del Heredamiento de los Parrales que radica en el término municipal de Agüimes.

Cuarta: Una trozada de tierra labradía y de secano que se halla situada donde dicen “Los Corrales” en Agüimes.

Quinta: El bajo de una casa de dos pisos, sin número de gobierno que se halla situada en la Calle del Sol de la Villa de Agüimes y su superficie total mide aproximadamente unos 100 metros cuadrados.

Sexta: Un trozo de barranco dedicado a cañaveral que se haya en Agüimes.

Segundo: Que dichas fincas las adquirió por compra al compareciente Don Francisco en virtud de escritura autorizada por Don Rafael Velázquez, Notario de Guía el 18 de diciembre de 1891.

Declara que de las fincas descritas hace donación irrevocable entre vivos a su referido sobrino por el aprecio que le tiene, quedando al donante otros bienes con que atenderá su decorosa subsistencia.

No cabe duda que el ambiente que aquel cristiano hogar de Nido Cuervo tenía en aquellos tiempos era ciertamente por cumplimiento del amor a Dios del donante y el amor por su sobrino que tenía el mismo nombre que su abuelo y de su tío.

Actualizado el Martes, 16 Marzo 2021 08:59 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento