Breve historia del Edificio de Correos de Arucas

Oficina de Correos de Arucas 1906 1La primera Oficina Postal y Telegráfica de Arucas

Los primeros correos entre los distintos pueblos de Gran Canaria corrían a cargo de los llamados “verederos” (mensajeros), que transportaban la correspondencia por caminos y senderos, recibiendo por cada pliego o carta que trasportaran, una remuneración estipulada. Este sistema se prestaba a irregularidades, por lo que ya, a finales del Siglo XIX, la Dirección General de Correos responsabilizó de este servicio a los alcaldes de los respectivos municipios.

En 1862, el servicio de correos pasa a depender directamente del Estado, quedando el Ayuntamiento relegado de los gastos de mantenimiento del mismo fijándose como días de reparto de correspondencia, los martes y viernes de cada semana.

En julio de 1884, el Jefe del Centro Telegráfico de Tenerife comunica al Ayuntamiento de Arucas el haber dispuesto la superioridad el establecer una estación postal y telegráfica en nuestra ciudad, si éste le facilitaba gratuitamente el local y mobiliario necesario consistente en dos pequeñas mesas y ocho sillas.

El Ayuntamiento aruquense alquilaría una casa en la calle San Juan por importe de 22 pesetas y 50 céntimos mensuales, adaptándola a las necesidades del servicio.

El 2 de agosto de 1885 se crea la Estación Telegráfica de Arucas y en enero de 1886, concretamente el día 18, se procede a la apertura de la Estación Postal y Telegráfica de la ciudad.

Una Casa de Correos y Telégrafos para el Siglo XX

Durante casi 89 años estaría dicha Estación Postal y Telegráfica en el mismo lugar (Calle San Juan) y ya Arucas necesitaba de una nueva ubicación. En los años setenta del siglo XX Arucas carecía de un moderno edificio que albergara estos importantes servicios para el normal desarrollo de un municipio que crecía urbanísticamente y en población. En 1975 en correos todavía había que agacharse ante dos estrechas ventanillas de casi un siglo de existencia en una habitación de cuatro metros cuadrados. En la misma calle, un poco más abajo, se encontraba la oficina de telégrafos que ofrecía una estampa de película del oeste americano.

ANTES Y EL DESPUÉSProyecto de nuevo edificio para Correos y Telecomunicaciones en Arucas. 1974.

Se encarga el presente proyecto por encargo de la administración general de la caja postal de ahorros, como entidad promotora de algunos edificios y obras destinadas a la instalación de los servicios propios de la entidad, y de los de correos y telecomunicaciones.

Se hace constar expresamente que el proyecto se refiere a una obra completa, en el sentido a que hace referencia la orden de 12 de agosto de 1964 del Ministerio de la Vivienda.

El solar de que se dispone está situado en el número 4 de la calle Servando Blanco Suárez y linda por su lateral derecho y fondo con un paso de servidumbre de 5 metros de anchura, que tiene derecho a usar, según consta en la escritura de la finca matriz, y al que puede abrir huecos de luces, lo que mejora sensiblemente sus condiciones de uso. La superficie total del mismo es de 316,91 metros cuadrados estando actualmente ocupado por una edificación ruinosa que será preciso derribar. Su situación dentro del casco urbano es céntrica, frente al mercado y en las proximidades de la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento.

Entre la calle Servando Blanco Suárez y el patio posterior existe un desnivel de 2.85 metros. Lo que permitirá la construcción de un semisótano para albergar los servicios de carga y descarga, aseos y archivo.

Se proyecta destinar la planta baja, en su totalidad a los servicios al público, con acceso por la calle Servando Blanco Suárez, dejando el semisótano para acceso de personal y correspondencia, y locales auxiliares de servicio, distribuyendo en la planta primera las dos viviendas de los administradores.

El acceso de público se efectúa a través de un porche (muy conveniente dada la estrechez de la calle), en donde se sitúan los buzones y el que abre así mismo el portal de las viviendas. A la derecha, y en primer término, se sitúa el espacio de caja postal de ahorros, con dos ventanillas, oficina, caja fuerte y despacho para el jefe. A continuación, correos, con dos puestos al público, y la sala de dirección, con iluminación por el paso de servidumbre. En el fondo del vestíbulo se sitúa paquetería, con una ventanilla al público, y los apartados (150).

Una escalera, y un montacargas relacionan estas zonas con correos y caja postal con el semisótano, en donde se sitúa la cartería.

MANUAL DE TELEGRAFOSSe destina a telégrafos la zona izquierda del vestíbulo, con tres puestos al público, sala de aparatos, local de reparto, y escalera al semisótano. En ésta se han proyectado los servicios de aseos, acceso de vehículos, archivos, locales auxiliares y la cartería.

En la planta primera se proyectan las dos viviendas de los administradores, con programa y distribución muy similar. Constan de vestíbulo, estar-comedor, cuatro dormitorios, cocina, baño y aseo, con superficie de unos 145 metros cuadrados construidos.

Se ha cuidado especialmente, tanto en la disposición de los huecos y volúmenes, como en los materiales de acabado exterior e interior, mantener la construcción a tono con el carácter de la localidad, respetando el ambiente en que está situada.

Coste: 11.259.336,00 pesetas.

El proyecto de nuevo edificio paralizado durante ocho años por la Comisión de Patrimonio de Las Palmas

Durante ocho años estuvo paralizado el expediente sobre la nueva Administración de Correos de Arucas ya que la Comisión de Patrimonio y Bellas Artes de Las Palmas, presidida por el Abogado e Investigador José Miguel Anzola, no dejaba construir ni hacer ninguna reforma dentro del Conjunto histórico artístico, declarando la corporación de aquella época que la Comisión de Patrimonio no tenía por qué meterse en los problemas de la estructura del inmueble comprado por Correos sino a los que afecten a la fachadas de los conjuntos históricos artísticos, todo ello aclarado según aquella corporación en el Reglamento de Bienes de las Corporaciones locales perdiéndose si esto hubiese sucedido unos 38 millones de pesetas de subvención.

A partir de ese momento, la Delegación de Cultura de Las Palmas perdía toda competencia en estos temas y el Ayuntamiento de Arucas, desoyendo las opciones que, en su momento, le había hecho la Comisión de Cultura, daba luz verde a la licencia de construcción que el Ministerio de Trasportes y Comunicación de aquella época le pedía.

Hoy en día, estamos conectados en tiempo real gracias a internet, pero las cartas siempre tendrán un toque especial, más humano, bello y tangible.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento