Filtro de combustible: ver la función y cuándo cambiarlo



Cuanto más puro es un combustible, más fácil es que la combustión impulse el automóvil. Esta relación parece lógica, pero el proceso actual de producción de combustibles requiere muchos aditivos y componentes, que muchas veces contaminan el líquido. Para asegurar el correcto funcionamiento del motor y filtrar estas suciedades, los coches confían en el filtro de combustible, una pieza relativamente sencilla, pero imprescindible para el motor.



filtro

Algunos de los principales residuos que se encuentran en los combustibles son polvo, óxido, agua y otros materiales orgánicos. El almacenamiento y el transporte de líquidos también provocan suciedad, y el propio motor puede reducir la pureza de lo que le llega.

Comprendamos cómo funciona el filtro de combustible y cómo identificar cuándo y dónde cambiarlo para obtener el mejor rendimiento en su automóvil.

transferir 1

Imagen del artículo extraída de recambioscoches.es

¿Qué es un filtro de combustible?

El filtro de combustible no es más que una pieza que se encuentra entre el depósito y el motor. Tiene forma de cilindro, con dos extremos por donde pasa el combustible con residuos.

En el interior del cilindro hay una red de filtros por donde pasa el combustible para ser más puro y salir por el otro extremo, directo al cilindro de combustión. La mayoría de los filtros son negros o dorados y hay algunos que están recubiertos con una cubierta blanca.

Compruebe siempre que el filtro de combustible esté sellado, ya que es fundamental que el sistema interno formado por una película de limpieza esté lo más intacto posible.

¿Cuál es el propósito del filtro de combustible?

El objetivo del filtro de combustible es eliminar las impurezas del combustible para que llegue al cilindro de combustión lo más puro posible. La pieza funciona eliminando impurezas que muchas veces son invisibles a simple vista, como polvo, óxido, agua, hierro, partículas orgánicas (muy presentes en el alcohol), entre otras, arrojando el líquido puro directamente al motor.

El vehículo se somete a un proceso químico que tiene lugar en el interior del motor: la quema de combustible. Cuando el líquido puro se mezcla con el aire y se activa con una chispa, se convierte en fuego, que a su vez genera la energía que empuja el pistón y mueve las ruedas.

Para que este proceso se lleve a cabo lo más rápido posible y con la máxima eficiencia de combustible, el líquido debe estar limpio. Las partículas extrañas no generan suficiente calor para empujar los pistones y el coche se queda sin potencia y tiene problemas a altas velocidades.

En otros casos, consume más combustible para generar la explosión necesaria para una determinada velocidad, aumentando así el costo del viaje.

¿Cómo sabes si necesitas cambiar el filtro de combustible?

La primera recomendación para reemplazar la pieza es seguir las instrucciones del fabricante. Generalmente, la falta de potencia, la dificultad a altas velocidades o un arranque más lento son señales de que necesitas cambiar el filtro de combustible lo antes posible.

Una señal clásica de que necesita ser reemplazado es un ralentí más áspero. Como se necesita más potencia para sacar el coche de la inercia, el ralentí genera un mayor consumo.

Si el filtro está usado o con mucha impureza, el automóvil no podrá producir esta potencia con la fuerza adecuada para que el automóvil funcione. Otra señal de que necesita cambiar el filtro de combustible es una aceleración más lenta de lo normal.

Si pisas el acelerador y el coche no responde como debería, podría ser señal de que el filtro ya no es capaz de limpiar el combustible como debería y que la quema en el cilindro se está viendo obstaculizada por la acumulación de impurezas. .

¿Cuándo cambiar el filtro de combustible sucio?

A pesar de que los fabricantes marcan la vida útil de la pieza a los 50.000-60.000 kilómetros, es mejor sustituirla a los 25.000-30.000 kilómetros, cuando el filtro de combustible sucio empieza a dañar realmente el coche. Pero cuándo cambiar el filtro de combustible depende mucho de cómo se usa tu auto y dónde lo dejas cuando no lo estás usando.

Para los coches que circulan mucho por ciudad, se recomienda cambiar el filtro a intervalos regulares y nunca fallar en este proceso. Esto ayuda a que el motor se mantenga en sintonía, y también equilibra los componentes eléctricos, como las baterías, que ayudan al automóvil a activar el sistema de encendido para arrancarlo.

Los coches que realizan largos trayectos en poco tiempo también necesitan cambiar los filtros: un funcionamiento prolongado durante el día acaba desgastando más rápido el componente.

Otra recomendación es siempre cambiar antes del invierno, ya que el frío hace que los sedimentos se solidifiquen, requiriendo más trabajo de filtración. Contar con productos y proveedores de la mejor calidad es la mejor manera de evitar problemas, lo que también sirve para otros mantenimientos automotrices necesarios.

Actualizado el Miércoles, 11 Mayo 2022 18:52 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento