El Cabildo declara de emergencia la reparación del tramo de vía que une Firgas con Moya afectado por un desprendimiento 

desprendimiento

El Cabildo de Gran Canaria ha dado luz verde a la declaración de emergencia de la obra de reparación del tramo entre la entrada al Barranco de Azuaje y la entrada al barrio de Lomo Blanco en la carretera que une Firgas con Moya (GC-350) afectado por un importante desprendimiento que tuvo lugar el pasado 30 de diciembre y que obligó al cierre para garantizar la seguridad, informa el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

La obra, con un presupuesto estimado de 500.000 euros, incluye la estabilización de la ladera, el tratamiento de los taludes y la reparación de los daños de la calzada además de la pavimentación, reposición de los elementos de seguridad, balizamiento y marcas viales.

La declaración de emergencia permitirá iniciar los trabajos cuanto antes y reducir los perjuicios a las personas usuarias y residentes así como algunos servicios básicos como las urgencias de Bomberos, Guardia Civil e incluso al propio servicio de Conservación de Carreteras del Cabildo, destaca Ángel Víctor Torres.

“Además, es la principal vía de conexión entre los términos municipales de Firgas y Moya, muy utilizada también por visitantes, ciclistas y caminantes por el Barranco de Azuaje”, agregó el también Vicepresidente primero.

Tras el desplome, los técnicos del servicio de Obras Públicas e Infraestructuras realizaron la inspección de la ladera y determinaron la presencia de material inestable y piedras de grandes dimensiones con riesgo de caída inminente por lo que resulta inviable la retirada del material sobre la calzada con garantías de seguridad para los operarios sin que previamente se estabilice la ladera.

El material desprendido, con piedras de gran tamaño, ocupa unos 100 metros cuadrados de calzada y además de los previsibles daños en el pavimento y la cuneta, ha destruido el muro del margen derecho en unos 15 metros, lo que ha provocado que parte del material alcanzara las fincas colindantes y un camino agrícola que comunica las propiedades ubicadas en uno de los márgenes del cauce del Barranco de Azuaje situado debajo de la carretera.

Las vías alternativas son la carretera de Pagador a Moya (GC-75) y la de Arucas a Firgas (GC-300), desvíos de los que el Cabildo informa a través de los perfiles de Facebook y Twitter @CarreterasGC, que asimismo informarán del desarrollo de los trabajos y de cualquier incidencia que se pudiera producir.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento