Vengo a que me pinchen


El dolor lumbar tras un mal gesto que impide trabajar, esa muela pendiente de ser vista por el dentista que da la paliza, la rodilla mala que esta semana está peor, la contractura de la espalda que limita tanto el movimiento. Son todos motivos de consulta frecuentes por los que los pacientes acuden de urgencia al centro de salud más cercano. Sea cual fuere el mal, el remedio que el pobre afligido trae en mente se repite una y otra vez: “Que me pinchen. Pínchenme para este dolor”.


2vengoaquemepinchan

Lleva desde que salió de casa visualizando como con mano diestra el equipo de enfermería introducirá en su nalga la aguja de la jeringuilla que contenga alguna medicina que por fin ponga punto y final al maldito rato. Al fin y al cabo, debe pensar, es lo más rápido, lo más potente y además, el estómago no sufre al evitar tomar pastillas.

Pues mi bien avenido lector, si se identifica, me alegro de que haya llegado a estas líneas para poder arrojar luz en esa creencia que ya la ciencia tiene por superada. No, la vía intramuscular no es más rápida, ni más potente ni lesiona menos el estómago. Ha leído bien: una inyección no calma el dolor más rápidamente, ni de manera más potente, ni de forma más segura. Al contrario, se trata de una técnica que además de hacer pasar por más dolor al ya magullado cuerpo entraña riesgos que son perfectamente evitables. Como diría aquel infame criminal londinense, vayamos por partes.

Existe la concepción errónea de que la absorción de los medicamentos que uno se toma por boca (vía oral) es más variable y lenta que la intramuscular, especialmente cuando una persona tiene mal estado general, y que la vía intramuscular garantiza niveles más altos y más rápidos del fármaco, cuando en realidad esto no es así. Unos breves apuntes técnicos: la absorción y biodisponibilidad (el grado y velocidad con que el fármaco accede a la circulación y alcanza su lugar de acción) puede estar influida por distintos factores. Por ejemplo, en la vía oral la absorción puede verse modificada por la ingesta o por la metabolización hepática, y en la intramuscular por la solubilidad, concentración de fármaco/diluyente y el flujo sanguíneo del lugar de inyección. Sin embargo estos factores no afectan de forma significativa ni al inicio de acción, ni al tiempo hasta alcanzar la concentración máxima y biodisponilidad de los fármacos mayoritariamente empleados en los servicios de atención primaria. Si sumamos esto al tiempo que sí se necesita para el desplazamiento hasta el centro de salud donde esperar a que en el turno correspondiente, tras triaje y valoración médica, el equipo de enfermería inyecte aquel líquido de la jeringuilla en el dolorido cuerpo, queda lejos la concepción de utilizar la vía intramuscular sobre la oral por rápida.

Nuevamente en contra de las creencias -y el uso- se ha estudiado en revisiones sistemáticas de ensayos clínicos aleatorios a doble ciego (esto es, el nivel más alto de evidencia científica) la eficacia analgésica para el dolor moderado-severo de dosis única de los fármacos más usados en comparación con placebo. El resultado que arroja: más eficaz ibuprofeno 400 mg vía oral o naproxeno 500 mg vía oral, que ketorolaco 30 mg intramuscular. Se cae de la ecuación utilizar un fármaco de manera intramuscular sobre la oral por potente.

Por cierto que cuando decimos que el estómago sufre por tomar pastillas, nos estamos refiriendo a los antiinflamatorios. Pero en este punto es conveniente aclarar que el daño que ocasionan los antiinflamatorios en el estómago no es irritativo local, sino que se trata de un daño indirecto mediado por la inhibición de prostaglandinas: sustancias lipídicas que hacen las veces de mensajero químico y que viajan por el torrente sanguíneo. En última instancia, disminuye la resistencia de la pared gástrica al pH ácido al inhibir la producción de moco y bicarbonato propio del estómago. Y esto ocurre tanto por vía oral como por vía intramuscular. Sin embargo, pinchar una aguja en el músculo conlleva riesgos propios que incluyen lesiones de músculos, vasos y nervios; así como infecciones locales (abscesos que pueden requerir de un tratamiento con curas especializadas) o hematomas. Queda de manifiesto que no es mejor pinchar por seguridad.

No obstante, y aunque administrar fármacos por vía intramuscular sí sea útil en casos donde la persona vomita o está inconsciente, actualmente en la mayoría de las situaciones en las que se usa, incluidas muchas de las urgencias, la vía oral es igual de eficaz, más accesible y fácil de administrar que la intramuscular, no afecta a la integridad cutánea y muscular, no causa dolor ni otras complicaciones locales (abscesos, hematomas) y evita el desplazamiento, la espera y la dependencia de su administración que está inevitablemente ligada al entorno sanitario.

Dra. Zaida Hernández Cubas

Actualizado el Viernes, 14 Mayo 2021 23:34 horas.

4 comentarios

  • Y ahora me llamarán negacionista Sábado, 15 Mayo 2021 21:11 Enlace al Comentario

    Y me pregunto yo.... en el s. XVIII y antes la gente no padecía estos malestares?
    Y me pregunto yo.... los fármacos (sea la vía que sea) existían entonces?
    Y me pregunto yo.... los fármacos no los sacan de las palntas?
    Y me pregunto yo.... los fármacos no se hacen para aliviar enn vez de para sanar?
    Y me pregunto yo.... aliviar no implica cliente de por vida?

    A buen engendedor.....

  • M.Eugenia Suárez Sábado, 15 Mayo 2021 20:07 Enlace al Comentario

    Muy buena entrada.
    Enhorabuena a la Dr. Hernández.
    Y gracias a infonortedigital por compartir información sobre el uso adecuado de los servicios de urgencias y fomentar la salud y autocuidado de la población.

  • Paciente satisfecho Sábado, 15 Mayo 2021 12:20 Enlace al Comentario

    Se agradece leer este tipo de cosas de una excelente profesional.

    Debemos de cambiar la idea de que “el médico que manda inyecciones” es “el bueno”.

    Esta es una muestra más de lo profesional que es.

    Gracias

  • Juan Jose Mendoza Quintana Sábado, 15 Mayo 2021 10:38 Enlace al Comentario

    Muchas gracias por aportar claridad a los pacientes ...un saludo.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento