LA BRISA DE LA BAHÍA (85). Las esculturas de Antonio Benítez Jiménez

escultorjuanferrLas únicas esculturas que conozco de Antonio Benítez Jiménez, realizadas en troncos de árboles, son las que, integradas como un elemento más de la Naturaleza, se encuentran en el Parque Municipal de Arucas: nueva dimensión espacial que traslada todo a un mundo de fantasía al tiempo que el autor habla de “simbiosis entre Naturaleza y Arte”. Y debe haber algo de verdad porque el resultado es espectacular.

Todas ellas, vestidas de ropajes diarios que marcan y definen la luz del día, parecen salir al encuentro del caminante, como para ser sorprendido. Y muestran un halo de misterio y ensoñación que provoca en el que mira la sensación de entrar en un cuento a la vez que percibe los cambiantes tonos del día, tan frecuentes en el verano norteño, como si verdes esperanzas fueran.

85. APM2Es Antonio Benítez Jiménez una persona con una mirada tan particular como honesta, en la que su manera de moldear la madera es capaz de revivir sensaciones olvidadas y, además, sabe que el paseante, tarde o temprano, se detendrá ante su obra como si deseara alcanzar la quimera. Otra cosa es que el viajero logre captar las vivencias y los detalles que a través de las manos del escultor han quedado para siempre en sus novedosas propuestas. Tengo para mí que estas particulares interpretaciones poseen el don de la palabra, aunque mudas se muestren, donde dicen sin hablar y, también, ofrecen permanentemente la página abierta del “libro-parque”. Porque esa página que se nos ofrece es más que un gesto cotidiano: espera atrapar el detalle más pequeño en el corazón más grande, que no deja de latir.

85. APM0

Es Antonio Benítez Jiménez un escultor que tiene muy claro lo que lleva dentro de sus “desinquietas” manos. Porque sus obras, convertidas en eternas filigranas enraizadas en la propia Naturaleza, llevan el sabor de la imaginación desbordada, posiblemente, en los infantiles ojos. 85. APM1 1Y esa mirada especial sale a relucir a poco que nos detengamos ante estas propuestas que tropiezan continuamente con la mirada de quien visita el parque: escenario permanente de visiones personales regaladas a los paseantes.

Estas originalísimas representaciones suponen la superación del tiempo presente y se instalan en un momento que siempre se nos antoja posterior. Estas visiones de Antonio Benítez no solo han venido para quedarse, sino que, además, llegan para estimular y provocar que la vida es esto: apenas un instante de la Naturaleza capaz de apropiarse de la imaginación, donde las palabras se revuelven hasta encontrar la salida. Y Antonio Benítez Jiménez no solo encuentra el camino de salida: es capaz de convertirlo en el único y verdadero y, en consecuencia, muestra con extraordinaria coherencia la osadía de romper el espacio y el tiempo. Y eso no todo el mundo lo consigue. Claro que hay personas, como la que hoy ocupa LA BRISA DE LA BAHÍA, que ya vienen de vuelta. Por eso las esculturas del artista, que no huyen a ninguna parte, desbordan la imaginación en el regreso.

¡¡Y Antonio Benítez Jiménez merece mucho más!!

Juan FERRERA GIL


 

Actualizado el Lunes, 01 Agosto 2022 01:17 horas.

1 comentario

  • Antonio Cerpa Lunes, 01 Agosto 2022 09:13 Enlace al Comentario

    Un artista auténtico, salido de la necesidad de expresar lo que siente, del pueblo mismo, funde su obra con la misma naturaleza dándole nueva vida a los árboles muertos, la madera le "habla" en su lenguaje, el la escucha y la transforma.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento