LA BRISA DE LA BAHÍA (98). La sonrisa de la felicidad

98. SONRISAFELICIDAD

La imagen de esta “brisa” la ha hecho el director de la publicación y es una buena muestra de la Romería recuperada recientemente en Gáldar. Pero este artículo no quiere hablar de fiestas ni de romerías.

Improbable lector: fíjese en la imagen y comprobará, entre otras cosas, la alegría desbordada, el amor renovado por la tierra y la felicidad joven que desprenden las miradas de aquellos que están pensando en su futuro. Son jóvenes sobradamente preparados, con criterio y cabezas bien amuebladas y con nobles deseos de llegar. Amén de eso, que también, me llama la atención su disposición y su aplomo al pisar el suelo debidamente: saben lo que quieren y cómo conseguirlo. Por eso sus sonrisas nos están diciendo que este es su momento, su instante casi perfecto, aunque ellos aún no lo sepan y sientan, en el fondo, que la felicidad aún está por alcanzar: ese instante único quedará grabado con fuerza en sus vidas. Cuando estas vidas consigan conformarse en los venideros tiempos, recordarán una vez que la alegría ya fue. Así que la foto, altamente significativa, es la imagen de siempre en otras personas, en otras vidas, en otros momentos que el tiempo ha ido colocando en su sitio: como siempre hace. Y si prestan atención, inteligentes lectores, podrán descubrir, además, la esperanza mezclada con la impaciencia y la luz con la arrogancia, sin que ello obstruya la música de la vida que se adivina en sus rostros.

La sonrisa de la felicidad de estos jóvenes es un aviso claro de que, como esto va muy rápido, debemos aprovechar los momentos, que siempre son únicos. Pero no solemos aprender de lo que otros nos dicen. Solo creemos que lo vivido en nuestra propia experiencia es lo único verdadero. Sin embargo, a poco que seamos un poco sensatos, este periódico digital, con sus numerosas fotografías, nos está diciendo continuamente que la sonrisa es algo que debemos tener muy presente. Porque detrás de ella se encuentra la felicidad, tan reclamada y tan soñada.

Esa mirada juvenil de la imagen nos está hablando de instantes que se repiten en la cotidianidad, que suelen pasar desapercibidos, donde la incertidumbre todavía no ha encontrado su hueco para anidar. Y, mucho menos, la tan temida precariedad laboral. Por eso la fotografía es directa y clara: aprovecha el día.

Nos gusta pensar que la cercanía de la amistad es directamente proporcional al título de este artículo. Pues eso.

Juan FERRERA GIL
(Fotografía: Jesús Quesada)

2 comentarios

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento