LA BRISA DE LA BAHÍA (51). "Labrante”: 40 aniversario

lABRANTE1

Yo no sé si cuarenta años son muchos o pocos en el acontecer de un Grupo Folklórico. Sí sé que hace cuatro décadas un pandilla de jóvenes, entonces, perseguíamos una idea en 1981 que se materializaría al año siguiente. Recuerdo que empezamos a ensayar donde había estado la antigua comisaría de la policía local aruquense, (actualmente, Oficina de Turismo), cerca de la tienda de “Pepe, el árabe”; y, de allí, al poco tiempo, nos trasladamos a los bajos del Museo Municipal, que, con el paso de los años, ha ido creciendo. Todo ello sucedió gracias a la inestimable colaboración de las Corporaciones de entonces y sus responsables de Cultura.

Hoy, después de tanto tiempo, el grupo sigue renovado y adaptado a las nuevas circunstancias, y dando el callo por donde va. Y eso no es sólo un buen síntoma, sino que además de demostrar que sigue disfrutando de “una mala salud de hierro”, los actuales componentes, tan desconocidos para el que esto escribe, han cogido con fuerza el testigo. Y así debe ser. Y desde estas páginas digitales hacemos todo el esfuerzo posible para que continúe y su labor se mantenga en el tiempo y con el entusiasmo de siempre.

Celebrar estos cuarenta años supone el reencuentro con todos los que han formado parte de él (¡¡son tantos!!); también significa un aire fresco y renovado en el recuerdo de las actuaciones y de las numerosas anécdotas que disfrutamos. Pero tengo para mí, sobre todo, el deseo de revivir aquellos años en que la juventud, y la dulce libertad que empezábamos a saborear, tomara forma junto a otros tantos amigos unidos en un esfuerzo común: crear un grupo folklórico (¡con K, como se escribía entonces: reivindicando!). Actuamos en barrios donde nadie iba; cantábamos sin megafonía en muchas ocasiones y en todas aquellas actuaciones intentábamos superarnos desde nuestra afición más fuerte y decidida. Teníamos muchas ganas, sí. 

Cantábamos porque nos sentíamos miembros vivos de una sociedad inquieta, de una cultura propia a la que aportábamos nuestro granito de arena y, sobre todo, empeñados estuvimos en recordar la labor de unos hombres que con el transcurrir del tiempo nos han legado lo mejor de sus manos. Hablamos, claro está, de LOS LABRANTES, como no podía ser menos. Y, así, el escultor José Luis Marrero Cabrera nos regaló una Isa del Labrante que durante años se convirtió en el estandarte del grupo. Y luego vinieron otras melodías, como las Malagueñas a la Vega de Arucas, con una extraordinaria letra de Benjamín Déniz Ruiz, componente del grupo en aquellos primeros años.

Todos nos hemos de felicitar por este próximo 40 aniversario. No es para menos. Aunque esa cifra resulte insuficiente para plasmar tantas y tantas vivencias, ilusiones y desganas, risas y desencuentros; que de todo hubo.

Pero lo importante es que LABRANTE sigue.

Y no es cualquier cosa!!


 

1 comentario

  • Juan Caballero Benitez Lunes, 06 Diciembre 2021 11:44 Enlace al Comentario

    Gracias por esta reseña del grupo Labrante y por tantos años de musica aportados a la cultura popular canaria. Tuve la suerte de coincidir con ellos en actuaciones por barrios ya que por entonces yo pertenecía al grupo Pancho Guerra. El destino me ha acercado a Labrante, al que me he incorporado hace unas semanas. El volcán Cumbre Vieja me obligó a cambiar de residencia, y he sido bien acogido aqu

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento