LA BRISA DE LA BAHÍA (53). Aniversario

Primer Aniversario1

Estimados lectores: así, casi sin quererlo, ni siquiera imaginarlo, hemos cumplido un año de cita semanal en esta sección denominada “LA BRISA DE LA BAHÍA”, en la que el aire fresco y salado sirve de pórtico a las novedades que entran diariamente por el Puerto de la Luz. Porque para nosotros el Puerto de la Luz significa la puerta de entrada, el recibimiento a los visitantes y a los “vapores” y la mirada que cada día se renueva. Ya ven: Puerto y Luz se nos antojan como la combinación perfecta en la que la sinonimia encuentra un camino diferente, una nueva vereda por la que avanzar bajo la protección neblinosa de la rada que da la bienvenida.

Cuando nos planteamos esta sección, no pretendíamos abarcar mucho y todo (¡quien mucho abarca, poco aprieta!): en nuestra imaginación se mostraban textos variados de distintos colores y sabores, impresiones personales adornadas, a veces, con las tranquilas aguas de la bahía, y diversos comentarios que los libros de otros nos provocaban, en el buen sentido del término. Libros que nos han dejado casi paralizados con un agradable y extraño aroma que tarda en desaparecer: de ahí las “críticas reseñadas”. El hecho de intentar agrupar escritos variopintos, con los matices propios de una imaginada acuarela en el lienzo de la tarde, ha sido el planteamiento inicial y aún perdura al socaire de donde escribo: a ratos mirando al Lomo Jurgón y a ratos a la Montaña de Riquiánez, protectoras, que recién comienzan a destacar en verde, de la Vega de Arucas, donde Visvique da la bienvenida.

Plasmar ideas y pareceres no resulta sencillo (¡nunca contentamos a todos!; y así debe ser: imperfectos que somos), pero sí atrayente para quienes intentamos hilvanar palabras. Palabras que surgen, en ocasiones, de forma aturullada y que, otras veces, hay que entresacarlas de los callaos de la playa; incluso a los barrancos hemos ido buscándolas entre cañas enormes y plantas nacidas al lado de rieguillos casi eternos. Llenar un folio en blanco con historias y relatos más o menos interesantes es algo que no solo nos entretiene, sino que, al final, con la sana crítica de los lectores y sus sonoros silencios, sirven de acicate y estímulo para continuar en este camino angosto y sereno; elegido libremente, eso sí.

Ya sé que no voy a llegar a ningún sitio y que el Teide se encuentra muy lejos. ¡Ya lo está el cercano Roque Nublo!

La soledad seguirá a nuestro lado cada vez que iniciamos esta partida de ajedrez; sin embargo, la testarudez y el tesón de los nacidos en el mes de mayo es una constante que nos aleja de la rendición. Seguiremos dándoles vueltas a las palabras hasta que “suenen bien”: las queremos “afinaditas”

En esta esquina de Infonortedigital, que nos acoge y nos trata bien, viviremos mientras dure la imaginación; imaginación que iremos a buscar en los frecuentes paseos; paseos que se convierten en palabras y palabras que llegan a los lectores (¡parece ser que contamos con unos veinte: toda una hazaña!) que refrendarán o no el nuevo trabajo semanal.

En fin, para nosotros no solo es una victoria jamás soñada, sino la verificación de que “LA BRISA DE LA BAHÍA”, de momento, sigue muy viva.

¡Que no es poco!

Juan FERRERA GIL


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento