Comunicado de la Asociación de Apicultores de Gran Canaria (ApiGranca)


Mientras la Comisión Europea se toma su tiempo, miembros de la coalición Save Local Bees, de la cual la Asociación de Apicultores de Gran Canaria (ApiGranca) es uno de los fundadores, han iniciado una importante campaña europea de información y movilización para obtener una protección legal de las zonas donde se preservan y reproducen las abejas autóctonas en Europa (conservatorios).


abejas

Junto con la Ong POLLINIS, la Federación Europea de Conservatorios de Abejas Negras (FedCAN) o la Societas internationalis pro Conservatione Apis melliferae melliferae (Fundación SICAM-mellifera), ApiGranca se ha unido a unas treinta organizaciones, conservatorios y científicos involucrados en la protección de las abejas locales. Los miembros de esta nueva coalición instan a los ciudadanos europeos a apoyar su acción a través de una petición pidiendo a la Comisión Europea y a las autoridades de los Estados miembros de la UE a tomar medidas urgentes para salvar a las abejas endémicas.

En 2017, gracias a una primera campaña de movilización sin precedentes, POLLINIS logró, por primera vez, hacer que el Parlamento Europeo mencionara la importancia de una protección legal para los conservatorios que aseguran la preservación de las abejas locales*. Sin embargo, la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión, todavía no ha propuesto ninguna solución para prevenir la extinción de nuestras razas locales de abejas negras.

768avejas

En la actualidad solo unas pocas docenas de conservatorios en Europa están intentando salvaguardar el extraordinario patrimonio genético de las abejas que han estado presentes en el territorio europeo durante un millón de años. En todo el continente han surgido diferentes variedades, adaptándose a las especificidades locales: clima, altitud, ritmo estacional, plantas y períodos de floración ... La abeja local de Gran Canaria es la abeja negra canaria, o Apis mellifera. Presente en la isla desde hace más de 200.000 años, ya fue citada por Plinio El Viejo en su Historia Natural. Nuestra abeja negra canaria está protegida en las islas de La Palma, Lanzarote y Fuerteventura por una ley del Parlamento de Canarias de 2001 y en Gran Canaria en 2014.

Estas abejas son los mejores polinizadores en su medio ambiente natural y las más calificadas para soportar los embates a los que las abejas se enfrentan hoy: pesticidas, enfermedades, cambio climático, degradación del ecosistema... Pero algunos apicultores están utilizando abejas importadas para reemplazar e hibridar con ecotipos nativos intentando hacer frente a la mortalidad en sus colmenas. Estos ejemplares están menos adaptados a sus nuevas regiones y, por lo tanto, son más vulnerables y frágiles.

Por toda Europa, las abejas melíferas contienen ahora entre un tercio y dos tercios de ADN no nativo. En Gran Canaria se estima que el 70% de la abejas son de la raza autóctona, sin embargo continúa produciéndose la cría de abejas alóctonas o foráneas pese a su prohibición. "El declive de las abejas locales está acelerando el colapso general de las colonias y su biodiversidad, y marca la desaparición de un patrimonio común insustituible, advierte Hacène Hebbar, coordinadora de proyectos POLLINIS. Es urgente que la Comisión Europea y las autoridades nacionales adopten las medidas necesarias para proteger el valioso trabajo de los conservatorios ". * Ver el proyecto de iniciativa "Perspectivas y desafíos del sector apícola en la Unión Europea "2017/2115


AGREGA TU NOMBRE


 

Actualizado el Jueves, 12 Diciembre 2019 14:47 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento