Microrrelatos: Pitagorín

GQB2015Tú y tu amor por el método científico, la verificación empírica o como sea que se llame. En realidad no sé ni por qué me sorprendo…

Si no lo veo no lo creo” ha sido siempre una especie de mantra para ti. ¿Te acuerdas, con apenas nueve años, cuando enterraste aquella cáscara de plátano para comprobar si se descomponía en diez días tal y como decía el libro de ciencias? ¿O cuando en el último año de instituto te colaste en el laboratorio de química e hiciste reaccionar clorato potásico, azufre y azúcar porque no te creías que el resultado fuera tan explosivo? Casi no lo cuentas, y ni tu expediente de pitagorín ni la influencia de tu madre en el consejo escolar te libraron de la expulsión.

De modo que vale, debería alegrarme porque hasta ahora me habías concedido el beneficio de la duda, pero ya lo has visto con tus propios ojos. Es real. Es demostrable. Así que ahora que nos has pillado en mitad de un polvo y es imposible negar lo evidente, ¿podrías dejar de apuntarnos a tu mujer y a mí a la cabeza?

1 comentario

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento