Microrrelatos: "Zapatos"

veronicabolaños2021recortada

«¡Un pueblo sin camposanto es un pueblucho de mierda!», comentaban algunos. En diciembre las zapaterías se abastecían del mejor calzado. Un forastero intentó comprar unos, con una identificación falsa. Al ser descubierto lo sacaron de la tienda a empellones, lo desnudaron y exhibieron con el pene mirando al suelo.

Las mujeres se asomaban por las ventanas. Cuando recibió el primer latigazo el tipo gritó. Su grito llegó a los oídos de Leonor, que abrillantaba las urnas.

Luego escuchó otro grito. «¡Cómo se le ocurrió, sabía que aquí los zapatos son sagrados!».

Después, la mujer sacudió los zapatos de los difuntos recientes y los depositó en las urnas de cristal, con el nombre del muerto.

Los cuerpos ardían en hogueras.

Los zapatos eran lo único que los identificaba, como un órgano adherido a la materia, que preservaba su olor y cualquiera podía conjeturar qué clase de individuo fue.

Verónica Bolaños Herazo

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento