Microrrelatos. Se acabó la fiesta

piratajuanimoreno

Con alegre alboroto aquellas seis jóvenes vestidas de fiesta, maquilladas para la ocasión y luciendo en sus locas cabecitas una diadema, en la que oscilaban, frenéticos, un par de minúsculos penes, se dirigían a la fiesta de despedida de soltera de una amiga.

El vehículo que las llevaba circulaba normalmente conducido por un profesional con experiencia. Todo iba bien, las jóvenes charlaban, reían, y alegres comentaban las bromas picantes que tenían pensado dar a la futura desposada para jolgorio de todas.

Parecía que los penes-diablillos de sus cabezas las inspiraban, danzando sobre sus cabezas frenéticamente.

Al dar la vuelta en una peligrosa curva, el chofer pierde el control, quizá influenciado por aquel ramillete de locas, y el micro vuelca, dando varias vueltas de campana. Todo fue gritos y ayes . Salieron del coche como pudieron, con contusiones varias, alguna rotura, los vestidos desgarrados y el maquillaje corrido por las lágrimas y el susto.

El chofer, herido de alguna consideración, las ayudó e intentó calmarlas hasta que vinieran en su auxilio.

Era un panorama desolador verlas tendidas en la cuneta, maltrechas y llorosas, con sus lindas caras con churretes y sus ropas desgarradas, pero a la vez daban ganas de reír viendo las diademas que seguían en sus cabezas, cuyos penes-diablillos lucían torcidos, lacios y cabizbajos. Ya no estaba la cosa para fiestas.

Texto e ilustración: Juana Moreno Molina

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento