Microrrelatos. "Se lo dijo el corazón"

selodijoelcorazongabriellarossi

Rosaura estaba viendo la película sobre Benjamin Button cuando sintió el impulso de subir a la azotea. Le gustaba la historia de aquel personaje, cuya vida era al revés, pero el corazón le dijo que fuera a mirar el cielo, casi como una orden.

Ya estaba anocheciendo cuando, entre jadeos, se sentó en un banco de madera y se masajeó las rodillas y los muslos antes de levantar los ojos para ver, entre sorprendida y sobresaltada, el cielo que presagiaba el final de su vida. Lo había soñado y sabía que ese sueño sí se haría realidad. Sabía incluso que se iba a morir después de que apareciera su hija Clotilde, que estaba al corriente de lo que consideraba una pesadilla, a la que se demoró en llamar.

De entrada se sintió un poco aprensiva. No quería morirse, aunque fueran muchos los achaques, que eran cada vez más, porque le seguía gustando la vida, la relación que tenía con su familia, comer bien, ver películas (ahora que ya no podía leer), los paseos que se daba con sus hijas y nietos, “por esos campos de Dios”, y un montón de cosas más.

Pero no quería ser desagradecida con la vida, que tantas alegrías le había dado en su vejez, pues se mantenía sana para su edad, se podía mover y caminar despacio, se las arreglaba sola incluso en la ducha, y, sobre todo, porque le había permitido vivir 99 años.

¿Cómo no voy a estar agradecida? Debo aceptar lo que me espera, pues encima tendré la suerte de morir al lado de mi hija, bajo este hermoso cielo, se dijo casi en voz alta.

Por eso no se permitió tener miedo ni ponerse triste. Se comparó con el sol, que lanzaba sus últimos estertores y seguía dando colores al cielo y, sobre la marcha, llamó a su hija.

-¿Te acuerdas del cielo que te conté, Clotilde? ¿Aquel sueño que tuve?

Al volverse hacia ella, después de mirar el cielo y comprender, con pesadumbre, lo que significaba, Clotilde notó que su madre la miraba fijamente con una sonrisa amorosa en los ojos.

Y cuando, apenada, se los fue a cerrar, vio en ellos el reflejo del pisco de luna que había en el cielo.

Texto: Quico Espino
Ilustración: Gabriella Rossi
Actualizado el Martes, 17 Enero 2023 09:00 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento