Microrrelatos: "Ebook 2.0"

GQB2015Iban a ganarse a los románticos, a todos los nostálgicos que aún quedaban. La idea era simple: libros electrónicos con olor (pero no con sabor, ya que nadie se comía los libros… aunque sí los devoraba o saboreaba o degustaba, tremenda ironía).

El caso es que pensaban derribar el último bastión en el que se refugiaban los enamorados del papel impreso. El nuevo modelo de libro emanaría fragancias de tinta y de papel offset, ahuesado o estucado, que haría que el ávido lector acercase su nariz a los bits y bytes que se proyectasen desde la pantalla. Para versiones posteriores valoraban la opción de incluir el sonido de las páginas al pasar e implementar un periférico de realidad virtual que al adaptarse a los dedos pulgar, índice y corazón, reprodujese con absoluta fidelidad el tacto de las malogradas hojas de papel. Todo esto terminaría de redondear el invento y dejaría sin argumentos a los carcamales que aún cargaban sus voluminosos tomos por parques, playas y aeropuertos.

Mientras terminaban de dar forma al proyecto, los inventores se dieron cuenta de la ironía: habían apuntado todas las especificaciones técnicas del producto que los haría millonarios en una simple servilleta. El papel, al fin y al cabo, lo aguantaba todo. Hasta su propia autodestrucción.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento