Microrrelato: "Diálogo de titanes"

dialogotitanes- Creo que vives en un lugar donde la tierra es muy agradecida, estimado Maninidra. Te lo digo porque, no hace mucho, casi todos esos campos fueron azotados por el fuego; y la vegetación reducida a cenizas. Se me revolvieron las entrañas, pero ya veo que, gracias a la lluvia, el verde vuelve a resurgir. Parecen un tapiz las tierras que te rodean. Me alegro por ti, pequeño.

- Gracias, Teide. Pero te recuerdo que soy mayor que tú.

- De edad.

- Pues hay que respetar las canas. Para mí siempre serás como mi hermano pequeño. Ya lo sabes –replicó Maninidra, simulando estar molesto. Su superficie vibró un instante y un chorro de aire recorrió su cúspide.

- Vaaale, hermano mayor. Por cierto, ¿tú sabes por qué te llaman Maninidra?

- Algo he oído. Parece ser que, allá por el siglo XV, existió un gran luchador del juego del palo que tenía ese nombre. Era del guanartemato de Telde y la reina Andamana le pidió que viniera a luchar en las fiestas que se celebraban en Gáldar, con motivo de su reciente coronación.

- ¡Ajá! Y era muy valiente; fuerte como un roca. Por eso, según los rumores que corren por las montañas, la reina te eligió para que inmortalizaras el nombre de ese aguerrido luchador. Te lo mereces, Maninidra. Eres un roque macizo, firme, tanto como el monte Tamadaba, que se alza a tu lado.

- Tú sí que eres fenomenal, Teide. Majestuoso. Tenerte enfrente es para mí un honor, un lujo impagable. Hoy pareces un enorme submarino navegando por encima de las nubes. Me fascinas cuando estás nevado. No son iguales los días si las nubes me impiden verte. Aunque te considero como a mi hermano menor, te venero como a un padre. Y me encanta el nombre que te daban los guanches: Echeyde.

- ¿Y tú cómo sabes eso?

-¡Ah! Rumores que corren por las montañas.

- Pues un día te contaré más cosas sobre mí. Es larga la historia de mi vida. Como anticipo te diré que los habitantes de la Grecia clásica me compararon con el Olimpo.

- ¡Ohhh! Debes sentirte muy orgulloso.

- Que tú me veas como un hermano me produce mucho más orgullo, Maninidra.

-Me emociona lo que dices, Teide.

- Es la verdad. Venga, ya seguiremos charlando en otro momento. Hasta luego, pequeño.

- Hasta siempre, grandullón.

Foto: Ignacio A. Roque Lugo.

Actualizado el Lunes, 09 Diciembre 2019 00:56 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento