Microrrelatos: "Hacer el esparaván"

Rosa María Reis LeónMi uniforme del colegio es de cuadros grises, blusa blanca y medias de lana azul marino como la trenca. Las medias me pican mucho y mamá dice que no me rasque que soy una quejica y que no es para tanto, pero yo no hago caso y sigo rascándome porque el picor no me deja en paz y por la noche cuando me quito las medias mamá me pone crema de Nivea y me dice -ves lo que te pasa por hacer el esparaván-.

Mamá siempre dice esas cosas, también lo dijo el día que, al salir de clase, en la pradera encontré un corderito con babas, allí en el suelo, con el frío que hacía, lo envolví en mi trenca del colegio azul marino y lo llevé a casa. La oveja que era la mamá del cordero nos seguía y el perro que guardaba el rebaño, daba mucho miedo con sus ladridos tan fuertes y el pastor todo el camino gritando detrás de mí.

Al llegar a casa mi madre salió a la puerta alertada por los gritos del pastor. -¡Dios mío la trenca del colegio toda manchada¡ no sacaremos nunca ese olor a cordero- exclamó enfadada y usted le dijo al pastor -no hace falta que grite, tenga su cordero- y cuando yo empecé a llorar pensando que si mamá le quitaba la trenca el corderito se moriría de frio, ella dijo -no hagas tanto el esparaván y devuélvele el cordero a este señor, que ya veremos cómo puedo sacar ese olor de la trenca y hoy te quedas sin merendar y que no se entere tu padre ¿eh? Que no se entere, ¿me oyes? -

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento