Microrrelatos: "Agorafobia"

veronicabolaños2021recortadaFueron exactamente cuatro mil días de confinamiento…

Solo un miembro de familia podía salir una vez por semana a buscar alimentos. La educación se vio modificada, y las clases se recibían de forma virtual. Los trabajadores improvisaron oficinas en sus hogares. La gente que disfrutaba de su espléndida edad de oro, viajaba a través de telenovelas y documentales antiguos. El pan se horneaba en casa; los vestidos los descosían y confeccionaban otros nuevos con las telas recicladas.

Las visitas, saludos y besos viajaban a través de la pantalla. Las parejas dormían en camas separadas, con sus respectivos tapabocas, convirtiéndose estos en un accesorio erótico un fetiche nuevo. Las mujeres más presumidas se coloreaban las orejas con achiote. Mujeres y hombres volvieron a la época de Adán y Eva, donde el vello ahora era exótico, natural y el olor corporal era estimulante.

Anunciaron el cese del encierro con pitos, platillos y tambores. Por fin había llegado el momento de recobrar la normalidad extinguida y la gente gritaba de júbilo.

Al momento de salir, fueron incapaces de avanzar un poco más de las puertas de sus casas, y los perros ladraban pegados a las paredes de las escaleras.

Verónica Bolaños

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento