Menu

Norteños por el Mundo: Nory Jiménez, de Agaete a la alcaldía de Vall d´Ebo

nory

Leonor Jiménez Dámaso, Nory, nació en la Vecindad de Enfrente en el hermoso Valle de Agaete, en el seno de una familia humilde, muy apreciada en el pueblo.

Desde el querido Valle, Nory emprendió un viaje vital que la llevó hasta la comunidad valenciana, y haciendo gala de un férreo compromiso político, esta culeta bondadosa, ha terminado siendo alcaldesa socialista de su pueblo alicantino, Vall d´Ebo.

Nory recuerda una Infancia maravillosa, rodeada de sus padres y cinco hermanos. Cuando tenía seis años, la familia se trasladó desde la Vecindad a la Finca de Sta María Manrique de Lara, en la que su padre trabajaba  de encargado de la Finca y de los trabajadores.

Sus años infantiles transcurrieron en una finca llena de árboles frutales, mangos, aguacates, naranjas, papayos, limones chirimoyas, plátanos, granadas, pomarrosas, limas, caquis, nísperos, higos, guayabos ,etc verduras, café, vacas lecheras etc, Asistían a la a la Escuela de San Pedro, con Doña Josefa Medina, que era una gran maestra, de la que aprendieron mucho.

Los años de juventud fueron un poco aburridos ya que vivían lejos, en la zona de Los Naranjeros, y si salían a pasear, los domingos, tenían que regresar a casa de día.

En aquellos tiempos, no había televisión, por lo que cuando inauguraron la Sociedad del Valle, fue una gran alegría, ya que tenían a donde ir a bailar y a pasar el rato.

nory1

Nory siempre tuvo la ilusión de viajar a Valencia, ya que allí vivía el tío Perico, que fue un represaliado del Golpe de Estado de 1936. Estaba en un batallón de trabajadores, en la frontera de Marruecos con Argelia. Pasados los años, (estuvo 29 años en el exilio, pero ese es otro tema muy triste de la historia familiar) se instaló entre Gandía y Vall d´Ebo, que ha terminado siendo su pueblo.

Sus dos hermanos tuvieron que hacer la mili en la península, y por eso pensó que había llegado el momento de hacer el viaje para reunirse con ellos  y con los tíos, y pasar todos juntos las Navidades.

Así, que en diciembre de 1977, llegó a Valencia, sin saber que sería su tierra de adopción. Desde el primer momento se enamoró de sus gentes, que sin conocerla, le ofrecían todo. Estuvo catorce meses,como si fuera otra “mili”.

El 4 de marzo de 1979 regresó de nuevo a su pueblo natal, con la alegría de volver a su tierra y al hogar, pero parte de su corazón se quedó en Valencia.

Desde la distancia vivió con gran emoción, que el PSOE ganara las primeras elecciones municipales en Vall d´Ebo, una victoria que ha sido consecutiva en el tiempo.

En septiembre de 1981 regresó a la comunidad valenciana, y allí se casó con Joaquín, que tenía dos hijos, a los que quiere como propios y que la quieren como una madre.

Su vida, lejos de la tierra añorada, ha transcurrido con normalidad, ayudando a los hijos y al marido, y haciéndose al frío valenciano, que es lo que peor ha llevado.

nory3

En los años 90 había un movimiento muy grande entre las mujeres de todos estos pueblitos valencianos, que fundaban sus Asociaciones de mujeres, impulsadas por los ayuntamientos y ayudadas por las Diputaciones . La animaron a presentarse porque siempre fue una mujer muy activa e inquieta, y desde el 14 de marzo de 1996, es la presidenta de la ASS de mujeres de Vall d´Ebo. Hace dos años, en el 20 aniversario, el pueblo le hizo un homenaje muy emocionante. Ha organizado viajes con las mujeres por toda España, Lourdes, Fátima. Han hecho  muchos cursillos y talleres, y se reúnen todos los domingos para escuchar música y jugar a las cartas etc..

En 1999, entró en política, como concejal del PSOE, y estuvo una legislatura haciendo lo que pudo por su pueblo adoptivo.En el 2015, le ofrecieron volver al Ayuntamiento, de teniente alcalde, con un alcalde joven,  que tenía muchas inquietudes. Malogradamente, el alcalde falleció en septiembre de 2017, y la eligieron a ella para seguir adelante. Así, que ocupa la alcaldía, teniendo como prioridad hacer todo lo mejor y justo para su pueblo, hasta que termine la legislatura.

Nory lleva bien grabado en el corazón, el amor a Agaete y a su Valle, y por ello regresa cada año para las fiestas de Las Nieves. Tiene pendiente el poder vivir otra vez, en primera persona, las fiestas de San Pedro,. Así, cada año, a finales de junio, cuando El Valle está en plenas fiestas, ella recuerda la despedida de Los Romeros, y a la imagen de San Pedro en la puerta de su ermita.

nory2

Echa de menos el verdor del Valle, el buchito de café, las flores que florecen todo el año y que en tierras valencianas se hielan. Echa de menos a la familia y a las amigas con las que estudiaba corte en casa de Dorita, o costura en casa de Pepita la de Juan Rosa. ¡Las recuerdo con mucho cariño! y nos alegramos mucho cada vez que nos encontramos, asegura.

De su pueblo alicantino le gusta su gente, sus costumbres, su reconocimiento, y su paz.

Nory no sabe si volverá definitivamente a Agaete. Dice que no sabe lo que Dios le tiene destinado, aunque tiene claro que en su tierra natal es donde mejor podrá estar, lo que no quita para que en su pueblo alicantino tenga su vida, su familia y gente que la quiere mucho.

Nory sentencia que será lo que el destino quiera que sea.

Actualizado el Lunes, 09 Abril 2018 15:54

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento