Recordando a Lorca

quicoespino2020Aquel día estrenaban la obra Doña Rosita la soltera en el teatro itinerante que venía a Ingenio todos los veranos. La entrada era gratis para los niños.

Fue entonces cuando oí hablar por primera vez de Federico García Lorca, lamentando, como casi todos los espectadores, las penas de doña Rosita.

Años más tarde, a principio de los setenta, fui miembro de un grupo musical llamado Témpano y cantamos poemas del Romancero gitano. Tuvimos problemas con la censura franquista, que consideraba a Lorca un poeta maldito y que tardó varios meses en darnos permiso, pero nos salimos con la nuestra y el Casino del pueblo se llenó de familiares y amigos que nos oyeron cantar y recitar romances.

Después leí sus obras de teatro y los Sonetos del amor oscuro y, durante un tiempo, me vi envuelto en los elementos constantes de la obra de Lorca, cautivado por un lenguaje en el que se funde lo popular con lo culto y por el uso frecuente de metáforas.

Y en mis sueños aparecieron la luna que venía a la fragua, el aire conmovido, el caballo grande que escucha una nana, los lagartos que perdieron su anillo de plomo, los senos de puro estaño, los muslos que se escapan como peces sorprendidos, el silencio de cal y mirto, la sangre, el amor, la muerte, una vida marcada por el tiempo azaroso que la envolvió y que fue aniquilada a tiros.

En memoria de este gran poeta y dramaturgo he escrito un romance y un soneto a los que he dotado de los elementos necesarios para sumergirme en su mundo lorquiano y serle todo lo fiel que me ha sido posible.

ROMANCE DE LA LUNA BLANCA

La luna vino a mirarse
al Charco de los Espejos
y sacó un peine dorado
para batirse el cabello.

El sol no se molestó
y le lanzó, desde lejos,
un rayo tornasolado,
que paralizara el tiempo,

para que la blanca luna
disfrutara su recreo
por el Paso de los Sargos
y los picones de fuego.

Las aguas vivas soñaron;
se admiraron los cangrejos;
los pulpos se arrebolaron,
revoloteando los rejos.

Se tornó en cristal el charco,
cristales de mar inmenso
con la cara de la luna
entre burbujas de cielo.

Graznan locas las pardelas,
perdido su rumbo ciego,
y se alegran las gaviotas
que aletean mar adentro.

¡Ay, qué guapa está la luna!
¡Como si le hubieran puesto
una diadema de almizcle,
que broncea sus reflejos!

Olas de espuma salpican
cerca del Peñón Bermejo;
aceitunados los riscos,
bruñidos de sol los cuerpos.

De sol y de luna blanca,
que lanza un volado beso
para agradecer el rayo
que iluminó su paseo.

SONETO A LA NOCHE QUE CANTA

Ve la niña un anillo de oro y plata
y lo pide a la luna, que es moruna.
También quiere un gitano de aceituna
que borde broches verdes en su bata.

Un lagarto de plomo y de hojalata
se encarama y resbala por la luna
y la niña suplica a la fortuna
que la noche le dé una serenata.

Del gitano el caballo conmovido
trota, salta, remonta revolando
y se lleva el anillo sugerido

que la luna disfruta regalando
a la niña que siente, cual latido,
que la noche cobriza está cantando.

Quico Espino

Actualizado el Sábado, 21 Mayo 2022 11:38 horas.
Más en esta categoría: El altermundismo de Francisco Morote »

7 comentarios

  • Marcelo Peña Sábado, 21 Mayo 2022 13:15 Enlace al Comentario

    Apreciado sr Espino,estimular a alguien a continuar cultivando el ejercicio de la escritura creativa,es un placer y máxime aún cuando quien la cultiva,lo hace con la habilidad y la capacidad de cautivarnos y sorprendernos,como es su caso.Usted no solo escribe,sino que es un ávido lector cuyo talento para escribir se ha visto influenciado por su competencia lectora y por sus referentes literarios.

  • Quico Espino Sábado, 21 Mayo 2022 11:48 Enlace al Comentario

    Muchas gracias, Luisa. Me alegra que te haya gustado. Otro abrazo para ti.

  • Quico Espino Sábado, 21 Mayo 2022 11:39 Enlace al Comentario

    Estimado señor Peña, nuevamente le doy las gracias por esos comentarios suyos tan estimulantes. Me animan a seguir escribiendo poemas.
    Un abrazo.

  • Luisa Sábado, 21 Mayo 2022 11:33 Enlace al Comentario

    ¡Cuánta belleza!
    Gracias Quico por darle vida a Lorca, donde quiera que esté se sentirá feliz y te estará agradecido. Ser fuente de inspiración es todo un privilegio.
    Un abrazo

  • Marcelo Peña Sábado, 21 Mayo 2022 10:40 Enlace al Comentario

    *:Nota aclaratoria: pido disculpas por reiterarme en mi comentario, pero pensé que no había realizado correctamente el envío del primero de ellos.
    Muchas gracias.

  • Marcelo Peña Sábado, 21 Mayo 2022 01:06 Enlace al Comentario

    El Universo lorquiano está presente en cada una de sus composiciones poéticas, sr.Espino.
    Los símbolos pertenecientes a ese propio,singular y significativo universo de Federico ("luna", "espejo","oro","plata","plomo","caballo","noche","agua" ) resaltan en sus versos como metáforas cargadas de fuerza y poder que no hacen más que dar sentido y relevancia a cada uno de los elementos de la Naturaleza.

  • Marcelo Peña Viernes, 20 Mayo 2022 17:23 Enlace al Comentario

    El Universo lorquiano está presente a lo largo de los versos que usted,sr.Espino,ha compuesto "in memoriam" de Lorca.Los símbolos tales como la "luna",el "espejo",los metales("oro","plata","plomo"),el "caballo",el "agua",que dan lugar a la creación de ese universo particular y significativo,adquieren también sentido y relevancia en las composiciones que ha escrito usted y que recuerdan a Federico.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento