La noche de san Juan

lanochedesanjuansardinajuanmanuelsuarez

Un hombre entrado en años se apartó de la multitud que había en la arena y entró en el agua, diciendo que iba a saltar siete olas seguidas, de espaldas, para purificar el alma. Antes, añadió, saltaba por encima de las llamas de la hoguera, cuando se permitían hogueras en la playa.

El fuego quemaba los males y llamaba a la buena suerte. Las hogueras eran un culto al sol, y él y sus amigos y amigas bailaban alrededor del fuego, y cantaban todos juntos al calor de las llamas una sentida canción, y asaban piñas tiernas en las brasas y corría el vino y el mojito fresco.

Celebraban la noche de san Juan, la noche más corta del año, que siempre acompaña al solsticio de verano.

Hay quien piensa que es una fiesta pagana que se remonta a miles de años atrás, cuando los seres humanos primitivos adoraban al sol, la fuente de vida.

Para otros es la noche de las brujas, de rituales y encantamientos, en los que la luna juega un papel preponderante. Por ello sacan a la luz de la luna manojos de laurel, muérdago o hiedra, o un vaso de agua con una clara de huevo que ponen en el alfeizar de la ventana para atraer a la buena suerte y al amor.

El agua del mar tiene el mismo efecto que el fuego si uno se baña la noche de san Juan, sobre todo al dar las doce, que es lo que hizo un gran número de personas que se encontraban en la playa de Sardina, de fiesta, tranquilos. Se oía el murmullo de voces amistosas, un son armonioso y agradable que la pirotecnia rompió a media noche con estampidos y lindas filigranas y palmeras de fuego y colores en el cielo y en el mar.

Se oyeron clamores de asombro y admiración.

Después sólo quedó el rumor de las olas.

Texto: Quico Espino
Imagen: Juan Manuel Suárez

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento