Ella se mantiene sola

ellasemantiensdolacarmen nieves

Resulta curioso lo brutos que somos a veces por empecinarnos en algo sin sentido alguno. Hace tiempo, un joven amigo mío se empeñó en levantar la maceta de la foto que ilustra este texto y se mantuvo en sus trece a pesar de que le dijimos que no lo hiciera, que aquel mamotreto pesaba lo menos cien kilos, que no tenía que demostrar nada y no había ninguna necesidad.

Pero él, erre que erre, se emperró y la levantó. Y, de manera casi instantánea, sintió una especie de desgarro en el abdomen. Luego, poniendo cara de circunstancias, dijo: “Ya me hernié”.

Y así fue. Poco después, tocándose, tuvo la impresión de que tenía tres testículos.

-Tres humildes tienes ahora, chico . Eso es una hernia inguinal como un camión –le señaló el doctor, muy campechano él, y, temiendo que pudiera haber complicaciones, le dio hora para operarlo a la semana siguiente.

La noche anterior a la operación, una enfermera se dispuso a afeitarle las partes bajas y allí anduvo trajinando con su pene, que si para arriba, que si para abajo, para un lado, hacia el otro, hasta que mi amigo no pudo evitar una erección y, acordándose de un chiste que sabía, dijo: “déjela, señora, que ella se mantiene sola”.

A la enfermera, una mujerona de buen ver, casi le da un ataque de risa. Las carcajadas le salían del alma y le produjeron espasmos en el estómago. Se tuvo que sentar en la cama para calmarse.

Al día siguiente, mi amigo ya en la mesa de operaciones, la enfermera hablando con él alegremente, el anestesista a punto de pincharlo, entró el cirujano, también muy risueño (daba la impresión de que la enfermera le había contado la anécdota de la pasada noche) y, después de mirarlo por la zona en la que tenía que operar, todo tan bien afeitado, le dijo:

-¡La tienes bonita ahora, mi niño!

Y mi amigo, antes de caer rendido por la anestesia, replicó:

-Sí. Le falta un lazo.

Y ya se encontraba lejos, lejísimo, casi ausente del mundo, cuando escuchó la risa del cirujano.

Y supo que todo iba a salir bien.

Texto: Quico Espino
Imagen: Carmen Nieves Cabrera Estévez
Actualizado el Miércoles, 10 Agosto 2022 10:08 horas.
Más en esta categoría: El alimento del alma »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento