Menu

La Lengua

leonilojulio2017Algún insensato recolectó una cosecha de majaderías, con las cuales quiso dedicarse a la exportación. La tarea, a priori loable, resultó un fracaso en cuanto quienes adquirieron los primeros ejemplares se percataron de la realidad. Y ya se sabe, la realidad es bien tozuda. Por lo cual, resulta una ardua tarea el comerciar con las majaderías. Aun cuando sea más allá de las fronteras, en lugares distantes donde, el idioma del país exportador no es lo suficientemente conocido. Razón esta, claro está, para un éxito inicial, asociado al tiempo que tarde en desvelarse la susodicha trampa. No obstante, cuando el comercio con la majadería surte efecto, quien lo ejerce acaba alcanzando honores, de esos que permiten pensar en cualquier cosa, pues como ya escribiese Góngora: Ándeme yo caliente / y ríase la gente. En ello anda.

El artículo 3 de la Constitución Española, la que muchos dicen defender – al menos de palabra, ya no sé si de obra, aunque en ocasiones sí lo hagan por omisión – establece el tenor siguiente: El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Para, a continuación, expresar: Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. Culminando, para los coreutas defensores de la carta magna, con: La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección. A partir de ahí, podríamos sacar como conclusión, que todas las lenguas poseen el mismo peso específico, si bien habría que considerar – en regiones diferentes donde se produzca convivencia temporal o permanente – la necesidad de establecer una vehicular. En este caso, cuando se trate de personas con nacionalidad española, no sería otra que el castellano. Más allá de aquí, cabría preguntarse por las motivaciones de quienes insistan en otras cuestiones.

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional, al que tildan de garante del espíritu de la Constitución del 78, pone en jaque a uno de los elementos colados – por si no se percataban de ello – en la tan traída y llevada LOMCE, del hoy representante español en París señor Wert. En uno de sus artículos, en su denodado afán por españolizar a la población catalana, introdujo una suerte de lujoso derecho. Este no es, era a partir de la sentencia, sino el de las familias para poder escolarizar a su prole en un centro educativo en el que se garantice el castellano. Claro, la cuestión no deja de tener miga pues, el modelo elegido era el de sufragar la escolarización en un centro privado, mediante una modalidad de beca, de mayor cuantía supongo que las infradotadas para quienes, en realidad, sí la necesitan. Esa dotación dineraria, para facilitar una escolarización de privilegio con fondos públicos, se detraía con posterioridad de los fondos transferidos a Cataluña. Resulta muy conmovedor, se es generoso con las partidas presupuestarias de los demás.

Nunca podré entender cómo, un instrumento de comunicación como es la Lengua, se quiere transformar en todo lo contrario. En un elemento de discrepancia, que le hace perder la capacidad comunicativa que incorpora como razón de ser toda Lengua que se precie como tal. Acaso, para acercarnos las motivaciones de quienes utilizan la Lengua con fines espurios, habríamos de pensar en otros intereses inconfesables. Más relacionados con las frustraciones políticas que con razones fundadas en la lógica. Si no, a qué se debe esa artificiosa polémica de amagar con incorporar una nueva casilla a la solicitud de escolarización. A ver quiénes son capaces de encontrar la respuesta; yo, tengo serias dificultades para ello.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento