Menu

Teatro

leonilojulio2017La actividad política española, a tenor de lo acontecido, es lo más parecido a la ficción teatral. A saber: se lleva a cabo una representación, no necesariamente anclada a la realidad, para continuar en el mismo lugar sin que nada estropee en apariencia los privilegios alcanzados. Todo, porque se podría aseverar que el personal no se ocupa de comprobar el cumplimiento de las promesas. Ha ocurrido en ocasiones anteriores y, en los tiempos que corren, también sucede así. Y lo peor, nada parece hacernos pensar en que podamos avizorar cambios en el horizonte.

Conforme se avanza en el 2018, y se comprueba que no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado para el mismo, comienzan a escucharse las voces críticas. De una parte, el líder del PSOE, vocifera por los medios y mítines aquello que no puede expresar en el Congreso. Amaga, quien está al frente de la formación que permitió la investidura de Rajoy, con solicitar del presidente que promueva una moción de confianza. Como si no supiese que la referida tiene un cometido y un protagonista. Que si tanto empeño tiene en conocer los apoyos parlamentarios con los que cuenta el Gobierno, la moción tiene otra denominación: censura. Seguramente, por no caer en contradicción, no la van a presentar. Alardean una y otra vez, con un único objetivo: distanciar la imagen de su partido de la del gobierno. Sabemos, sucede en muchas ocasiones, que suele establecerse un cierto paralelismo entre ambas formaciones.

Por su parte, representando su papel estelar, Cs y quien lleva la voz cantante, a pesar de haber amenazado – no hace tanto tiempo – con no apoyar los presupuestos, ahora regresa mostrando su cara más contradictoria. Dicen, cuando todo parecía conducir al abismo de una nueva convocatoria electoral, que ahora no. Ellos apoyarán los presupuestos y, en su opinión, es lo mejor que puede suceder en este momento. Les llaman, por sus presuntos influjos, las medidas naranjas. Quizá, como ya sucediese en el presupuesto del año pasado, sin demasiado interés por implementarlas. Recordemos, tampoco hace tanto tiempo, cómo nos vendieron lo presupuestado para la dependencia. En tal ocasión, a quienes no los apoyaban, les tachaban entre otras cuestiones de no tener interés por las personas dependientes. Ahora nos enteramos, cosas que suceden, que de lo presupuestado, casi la mitad no se ha ejecutado. No he escuchado, quizá sí, a los miembros del partido de las medidas naranja, denunciar tal hecho.

En tanto, haciendo alarde de su facilidad de palabra, el presidente Rajoy continúa a su aire. No hay cosa que le quite el sueño pues, para todo tiene una frase rocambolesca, capaz de desviar las miradas desde lo principal a lo supletorio. Todo lo posible, incluso lo imposible si ello fuera posible, por mantener activo su papel en esa obra de teatro que supone la actual política en España. Nada mejor que hacerte el tonto, para que alguien acabe cargando contigo. Mientras, quienes siempre han estado bajo la égida del poder, conservan sin arrugarse sus privilegios; el resto, como para no alterar el orden de las cosas, al albur de las penurias, como se puede comprobar, la obra representa es una tragicomedia. Ya lo dijo alguien con anterioridad: teatro, la vida es puro teatro.

Más en esta categoría: ¿Volarías tú conmigo? »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento