Vanidades

juanferreraLa prepotencia, la vanidad y los desplantes han conseguido, después de años de prácticas diversas en las instituciones, que todo llegue a su fin: los exgobernantes de Canarias se desvanecen en una crónica anunciada.

Los años de arrogancia y de miradas por encima del hombro y, sobre todo, el desprecio al adversario, se han acabado. Todo lo que sube baja y la lluvia siempre cae hacia abajo. Por eso la humildad no se puede perder en el horizonte de la vanidad. VanidadesLos que creían que sus puestos eran eternos, después de más de dos décadas y media en el poder, han sucumbido ante la nueva realidad. Creían que los puestos ostentados eran suyos. Y no es así. Nunca es así. Han tenido que venir las nuevas propuestas y tendencias, y pactos, para comprender que el tiempo pasa y que la vida es una rueda que gira sin detenerse. Y es muy sano que los mismos no ostenten el poder durante mucho tiempo. Ya nadie habla de limitar los mandatos a ocho años. Ya nadie dice nada de suprimir, por ejemplo, el Senado. Tal vez porque piensan quedarse más tiempo en el poder.

En fin, la vanidad siempre aconseja mal.

Siempre.

A todos.

Actualizado el Lunes, 16 Septiembre 2019 03:11 horas.
Más en esta categoría: Cuarenta y cinco años después… »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento