Ida y vuelta: “Estamos en el choque de culturas con el Islam” (Jorge Batista Prats)

luisleonbarretoEs licenciado en periodismo por la Autónoma de Barcelona. Autor de cinco libros, articulista, músico, vivió en el Sáhara y Mauritania, y ha publicado testimonios sobre sus experiencias en el mundo islámico tan cercano y a la vez tan lejano. Dice que a su juicio, la complejidad del Islam se basa esencialmente en que política y religión son de hecho indisolubles, con matices en algunos países, Marruecos sobre todo. Si la religión católica tuvo sus momentos en que el expansionismo y el proselitismo fundamentaron su razón de existencia, ahora es el Islam el que coge el testigo. En Mauritania y los más paupérrimos estados africanos, los pobres de solemnidad tienen acceso a través de la TV por satélite a ver cómo viven los ricos en occidente. Las hambrunas, las guerras, la pervivencia de las tribus, la esclavitud, el sometimiento de la mujer han actuado como detonador para uno de los problemas más terribles del siglo en que vivimos. Hablar de “alianza de civilizaciones” como quería Zapatero es un disparate.

JORGE BATISTA PRATS¿Entonces vamos al choque de culturas? Y esto dice: Efectivamente, lo que existe ya, lo que viene y crece es el choque de culturas absolutamente diferentes que colisionan en una UE que no ha cumplido sus expectativas. Este polémico asunto en Europa aterriza en un escenario dominado por la crisis económica, el envejecimiento de la población, la ausencia de pensamiento, la modificación de los sistemas de educación, la ausencia de mestizaje, los guetos. Sería necesario un muy largo ensayo para realizar una prospectiva consistente sobre el futuro que nos espera ahí al lado.

-¿Crees que mejorará la posición de Canarias respecto a África?

-Canarias tiene gravísimos problemas. Carece casi absolutamente de economía productiva y está sujeta a un turismo de media/baja calidad como elemento esencial e indispensable del PIB. Mientras el Puerto de La Luz experimenta un importante bajón debido a la imposibilidad de competir frente a países como Portugal y Marruecos, vemos que ni siquiera se ha puesto en marcha la perdida conexión entre Fuerteventura y Tarfaya. Marruecos es un gran competidor en todos los frentes. No solo tiene una diplomacia más eficiente que la española, sino que la UE no puede evitar que las exportaciones de los productos hortofrutícolas canarios estén en decadencia y el banco canario sahariano esté absolutamente bajo el control de Rabat, ya que el reino alauita ha jugado muy bien sus cartas en la escena exterior, dejando sin opciones al Frente Polisario. Lleva más de 40 años sin conseguir nada, salvo las caritativas ayudas a los refugiados.

Ha participado en textos de análisis económico y político, junto a catedráticos de la ULPGC, el último precisamente sobre las relaciones entre Canarias y Marruecos, en el que abordó el tema de la pesca. Sus libros son amenos, sus ensayos están bien trabajados. Ha realizado cursos sobre televisión digital, ha sido responsable de Política y Economía de diversos medios, jefe del gabinete de Comunicación del ayuntamiento capitalino con el alcalde Soria, director del diario La Gaceta de Las Palmas, director de la Televisión Canaria Internacional por satélite, etc. Ha tocado muy diversos palos en el periodismo y además desarrolla la faceta de músico. Su madre, catalana, era concertista de piano y estudió en el Aula de Música Moderna y Jazz de Barcelona, así como también fue discípulo del pianista y jazzista argentino Luis Vecchio. Fue voz y guitarra de una orquesta de jazz clásico y como tal actuó en diversos escenarios. Fue profesor de español en Mauritania y participó en el Sahel Jazz Festival de Nouackchott, invitado por el ministerio de Cultura de aquel país. Asimismo, es fotógrafo artístico y expuso en la galería de arte Magda Lázaro de Tenerife.

Piensa Jorge que, lamentablemente, la gran mayoría de los discursos políticos manejan frases y vocablos huecos. Por ejemplo, hablar ahora nuestra tricontinentalidad es absolutamente ridículo. Aquello de que somos una escala obligada entre Europa, África y América Latina le parece una estupidez. No existe ni política ni económicamente esa tricontinentalidad. Para él, la tricontinentalidad, la ultraperificidad, el territorio discontinuo, etc. son chascarrillos del discurso político general, independientemente de ideologías. Si a ello sumamos que los costes aéreos vuelven a subir pese a las compañías aéreas de bajo costo y echamos un vistazo a nuestros índices socioeconómicos, yo diría que no está el patio como para tirar voladores. No es, a la vista está, muy optimista acerca del futuro más o menos inmediato del archipiélago, los análisis le generan muchas dudas.

Jorge es capaz de muchas cosas. No creo que le tenga miedo a meterse en berenjenales, tanto se pone a poeta que va al homenaje a Miguel Hernández en Orihuela como a narrador, vocalista y guitarrista de blues y jazz. Con su gran guitarra negra que suena bien puede amenizarte una cena con amigos y, cuando se pone a contar anécdotas, no para. Jorge es mucho Jorge, por su sangre de fusión, diverso el origen paterno y materno, y por haber vivido largo tiempo en Barcelona y en tantos lugares, es un inquieto. Tiene relatos sobre sus experiencias mauritanas, sobre los dramas de la mujer en África con ilustraciones de Pepe Dámaso, sobre el desierto y todo el Sahel, también relatos filosóficos sobre los grandes temas humanos. Jorge nunca para.

-¿Cómo analizas el último acuerdo pesquero Unión Europea-Marruecos?

-La UE pagará a una media de 52 millones de euros durante cuatro años, de los que unos 12 millones deberán ser abonados por los armadores europeos. A cambio, el país africano permitirá faenar a 128 barcos europeos, de los que 92 serán españoles. Por lo que respecta a Canarias, el ministro ha afirmado que la cuota insular para el atún rojo llegará en 2019 a 438 toneladas, el 71 por ciento más que el año anterior. Asimismo, Canarias se sitúa en el 7,9 por ciento de la cuota nacional, un avance para el sector artesanal de las islas. Considero que el nuevo Acuerdo Pesquero es más que un convenio comercial marítimo, es la evidencia de que Marruecos y España se necesitan mutuamente, es imposible concebir el futuro sin la cooperación entre los dos países. Rabat no solo mira al norte sino que también se vuelca en la reconstrucción de África.

-¿Y el FPolisario ¿en qué situación queda?

-Ya se duda de que represente al pueblo saharaui. En Tinduf no hay democracia alguna sino una dictadura férrea que no admite oposición ideológica de ninguna clase. Sin embargo, la UE sigue apoyando los esfuerzos de la ONU para alcanzar una solución política en el Sáhara Occidental.

Blog La Literatura y la Vida

Más en esta categoría: El acuerdo posible, necesario »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento