Los silencios

leonilojulio2017Un año más se conmemora, en la fecha establecida del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En esta ocasión, a pesar del consenso que se ha ido alcanzando (y algunas dosis de hipocresía), la presencia de la ultraderecha en las instituciones le dio una pincelada gris a dicho día. Como parte de su dogma, y de sus discursos negacionistas, en algunas de las que están presentes no se pudo llevar a cabo la lectura del manifiesto correspondiente a dicha efeméride. No solo ello, sino que en algunos casos insistieron públicamente con su pacato mensaje. Niegan, por sus escasos recursos mentales quizá, todo aquello que a pesar de estar a la vista, es contrario a sus dogmas.

En este 25 de noviembre, como para conmemorarlo (admítase la ironía), nos despertamos con un nuevo asesinato. Una vida, demasiado joven, fue segada por un cobarde criminal, incapaz seguramente de discurrir sobre qué supone una relación con otra persona. Sin embargo, todavía se les da pábulo y espacios en los medios a quienes tienen como único objetivo negarse a la existencia de tales asesinatos; no solo, sino que quieren mezclarlo todo, poniendo énfasis en confundir a quienes, por mantener un pensamiento poco crítico, son capaces de comprarles el discurso. Quizá, quienes van dando esos mensajes, quieran regresar a la época en que prevalecía el silencio. Silencio amparado, por considerarse (erróneamente) como algo del seno familiar (ahora nos vuelven a hablar de la violencia intrafamiliar), pues lo que ocurría de puertas adentro allí debía quedar. No hace tantos años de ello, por descabellado que nos resulte el hecho.

A pesar de las buenas intenciones, de los esfuerzos aparentes, la lacra continúa. Siguen asesinando a mujeres. Eso sí, con declaraciones contrapuestas a partir de la llegada de quienes dicen estar contra el consenso, que para matizar la gravedad de sus declaraciones, le añaden el término progre. Ahí en esa ridícula abreviatura, acaso no les llegue para más, quieren encerrar la totalidad de aquello que consideran es digno de ser negado. Aunque tengan delante de sus ojos la evidencia. Ya sabemos, no hay peor ciego que quien no quiere ver. En sus permanentes desatinos se concreta la oferta política que nos hacen con su presencia. Eso y esparcir bulos intolerables para, con sus permanentes mentiras, lograr la atención de quienes acabarán votándoles y, cómo no, abriéndoles las puertas a unas instituciones en las que, por su modo de acercarse a la política y por sus claros intereses, no tendrían que estar.

Como si no tuviesen poco con negar la violencia física, incorporan la violencia psicológica a sus actuaciones. Porque también se infiere violencia sobre las mujeres cuando, en un momento tan delicado y tras adoptar una grave decisión para sus vidas, intervienen estas personas intentando sembrar cizaña en sus mentes. No solo les basta con llevar a cabo puestas en escenas —de mal gusto en todos los casos— frente a las clínicas donde se realiza la intervención voluntaria del embarazo, tal y como establece la legislación española, también intentan amargar más si cabe la existencia a tales personas. En esta ocasión se trata del ecógrafo ambulante, con el que buscan —según dicen— persuadir a quienes no tienen otra salida que no llevar a término el embarazo. Pues bien, también propician una violencia psicológica sobre estas personas, quienes no dudo estén en una situación que no sea plato de su gusto.

Así pues, en estas fechas, en las que se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, frente a toda modalidad de violencia hay que evitar guardar silencio, pues al final, estos se transforman en silencios cómplices, que serán responsables del desenlace de tales episodios de violencia.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento