Réquiem por una tronera difunta

pacobolañospintor2019Como si de una oración se tratara quiero elevar una plegaria, que no una súplica, a los cargos públicos del Ayuntamiento de Gáldar, del Cabildo Insular de Gran Canaria y a la ciudadanía en general, para que se reconsidere la propuesta recogida en el Plan General de Ordenación de la ciudad de Gáldar, consistente en la “restauración integral del conjunto e integración de la Tronera del Reparto General de la Heredad de Aguas de Gáldar en el espacio libre contiguo, por la ampliación de la calle Drago”.

De auténtico sinsentido tacharía yo esta actuación que, de llevarse a término, arrancaría de cuajo la actual tronera, contemplada en el propio Plan General como Bien de Interés Cultural (BIC), para construir una recreación unos metros más atrás.

Según nuestros mandamases locales, la citada actuación responde al peligro que supone para los transeúntes el estrechamiento existente en la calle, debido a la tronera y a la vivienda situada enfrente, fuera de alineamiento dada su antigüedad.

Siendo consciente del peligro referenciado, defiendo la existencia de otras medidas de actuación alternativas al derribo de este BIC -la tronera- y que paso a enumerar:

Una, -por la que me decanto- convertir el tramo de la calle Drago, limitado por las calles Médico Martinón León y Doramas, en peatonal con la desviación del tráfico por la calle Cuarta del Agua. Esto conllevaría la aplicación de medidas excepcionales a las actividades económicas radicadas en dicho tramo.

El desvío de tráfico que propongo es tan posible que, con toda probabilidad, se ha de recurrir a esta alternativa cuando comiencen las obras previstas -momentos antes de enviar este artículo, acabo de leer en Infonorte la publicación de dicha propuesta de desvío por parte de la Policía Municipal-.

La tronera ha de ser rehabilitada en base a un asesoramiento acorde con su calificación y desprovista de elementos extraños, como uralita, plásticos y edificaciones anexas.

Propongo su conversión en fuente para que el agua vuelva a circular por sus múltiples “bocas de agua”; resaltada por un pequeño parque que la rodee y embellezca este tramo peatonal de la calle.

Dos, el retranqueo de la vivienda que está enfrente de la tronera. Propuesta que presumiblemente resultaría más lenta y costosa; aunque hemos de considerar que el valor etnográfico de este BIC, debe prevalecer.

En cuanto a los Sres. Munícipes, tanto del gobierno como de la oposición, que están de acuerdo con el derribo de la tronera, les apremio a que sean consecuentes con sus propios principios en cuanto a la conservación del patrimonio y cuidado de las piezas que gozan de este interés. De no ser así, entrarían en contradicción con la máxima que todos a una han defendido sobre “el patrimonio cultural inmaterial” -máxima que compartimos-. Parecería que tienen diferente rasero para valorar el patrimonio tangible, ese que se puede ver, tocar, oler… que forma parte del día a día de la ciudad y de quienes en ella viven.

En el caso de la tronera, que fue imprescindible en el entramado de riego de las huertas de Gáldar, testigo mudo de los relatos contados por los que a la ella se acercaron para la recogida del agua, para atrapar ranas que vender al analista destinadas a pruebas médicas, para lavar las bañaderas de las sardineras e incluso, por las fiestas, como servicio de aseo para el personal de “los cochitos”. Todavía recordamos a Bartolito el del Argüello echando el guano en la boca de riego que llevaba el agua a las tierras en que trabajaba. Referentes etnográficos como estos son los que se tienen en cuenta a la hora de considerar un Bien como de Interés Cultural.

En la misma línea, alabo la iniciativa municipal de recuperar una parte de la acequia de La comunidad de Regantes de agua de Gáldar, como son los lavaderos de Rojas, pero no se entiende que esta misma Autoridad, vaya a arrasar con la tronera, una obra de ingeniería hidráulica, hoy la única pieza superviviente de la Heredad de Aguas en el casco de Gáldar, catalogada por los redactores del Plan General como la más significativa de la Ciudad, después de la desaparición del bien patrimonial, la tronera de la Cuarta (originaria del s. XVI pero reformada en el XIX) -sita en la esquina de las calles Drago y Médico Martinón León.

En dicho Plan General se recoge también lo siguiente: la “Tronera de la Heredad de Aguas en el extremo oriental, es la mayor de la ciudad y de ella salen varios ramales para regar esta y sus alrededores, algunos de los cuales documentados ya en el s. XVIII.” Pieza que consta de dos partes: una tronera baja, la primitiva, datada según estudiosos del tema en el siglo XVIII -aunque se sospecha que pudo existir desde antes en este mismo lugar- y otra alta “vinculada según parece al periodo de crecimiento demográfico y económico, generado por la revitalización agrícola y la introducción de nuevos monocultivos. Este proceso, que se inicia a finales del s. XIX, cobra fuerza en la primera mitad del s. XX con la implantación de firmas extranjeras y la creación de una nueva oligarquía agrícola” -Plan Gral. de Ordenación-. Actuación a la que, con el transcurrir del tiempo, se le ha ido añadiendo reformas y materiales en nada acordes con su estampa inicial, de ahí el estado lastimoso en que hoy se encuentra; todo ello sin que la autoridad local haya fijado unas directrices de conservación coherentes con su valor etnográfico.

Sr. Alcalde, Sres. Concejales con responsabilidad, los tiempos cambian y se supone que para mejor. Estamos ante un caso en el que se requiere como mínimo una reflexión. No por estar recogido en el Plan General de la ciudad se tiene que hacer realidad la ejecución de que venimos hablando, y mucho menos si tenemos en cuenta que dicho Plan aún no ha sido aprobado. Por fortuna, Gáldar cuenta con una ciudadanía que no solo es inteligente, sino que además goza de formación académica apropiada para asesorar en estos casos. Ni las opiniones de ustedes, ni la de los redactores del Plan General, son palabra de Dios y por consiguiente son susceptibles de cambio y todavía se está a tiempo. No recurran al camino más fácil para resolver el problema del ensanchamiento de la calle con una “recreación” de la tronera, puesto que es imposible -y ustedes lo saben- recrear lo derribado.

No quiero finalizar esta solicitud sin preguntarme qué opinión le merece al equipo directivo de la Heredad de Aguas de Gáldar esta actuación. Al mismo tiempo, hago un llamamiento a quienes tienen algo que decir que pueda impedir este atentado al patrimonio.

Hay un proverbio que dice “El pueblo que borra su pasado no tiene futuro”. Sobre todo, cuando lo que se borra es en favor del automóvil y lo que este conlleva. Más si tenemos en cuenta que a medio o largo plazo, está llamado a desaparecer de los cascos históricos de los centros urbanos; porque la ciudadanía, muy inteligentemente, va en busca de la calidad de vida, huyendo por tanto de la contaminación por gases tóxicos y la acústica.

Francisco Bolaños. Un “inconformista moderado”.

Actualizado el Miércoles, 08 Enero 2020 17:14 horas.
Más en esta categoría: Un tema que agota sobremanera »

12 comentarios

  • Carmen Moreno Miércoles, 08 Enero 2020 18:35 Enlace al Comentario

    Durante el paso por esta vida no dejo de sorprenderme de lo ignorantes que llegamos a ser, que aún saliendo de la ignorancia...Y así llamándonos ignorantes ya que aún con los ojos bien abiertos seguimos tomando decisiones y caminos absurdos. Una vez más...ahora en mi edad adulta, este hombre digno de la admiración que me hace sentir,consigue que me sorprenda porque conseguí darme una lección más

  • francisco bolaños díaz Miércoles, 08 Enero 2020 14:47 Enlace al Comentario

    Solito del lector del artículo Réquiem por una tronera, las disculpas ante el error cometido en la nota aclaratoria del párrafo catorce que dice: -cita en la esquina de las calles Drago y Médico Martinón León-, en la que lo correcto sería decir -sita (ubicada) en la esquina... Gracias.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento