Un instante eterno


En un verbenero corrido mejicano de 1959, el cantante Pablo del Río cantaba: “El año dos mil y pico los hombres podrán volar”. 


saltoquicoespino

Yo tenía siete años entonces y conté los que tendría al llegar el siglo XXI. Me pareció una eternidad el tiempo que habría de transcurrir para alcanzarlo y, como había dado por cierta la letra de la canción, me sentí contrariado al considerar que sería un viejo cuando pudiera volar.

Ahora, a estas alturas de la vida, me consuela pensar que he volado algunas veces en sueños. Probablemente sea porque he visto muchas películas y he leído muchas novelas de aventuras. Y, aunque los sueños son más reales porque son nuestros, todo se queda en ficción.

No es ficticia, sin embargo, la fotografía que ilustra este reportaje y que, por otra parte, me salió de chiripa. No hay truco.
A mi amigo Ignacio se le ocurrió la idea de lanzarse desde lo alto de aquel risco y me dejó su móvil para que yo le sacara una foto.

-¡Chacho, que te vas a matar! –le dije, un tanto alarmado.

-No te preocupes. Enfoca el objetivo mirando para el Teide y dispara cuando yo me lance. A ver si me pescas en el aire.

-Pero… –no dije nada más. Lo vi tan seguro de sí mismo, tan confiado, que me dispuse a seguir sus indicaciones, no sin antes aclararle que no le garantizaba el éxito de la empresa y decirle, de cachondeo, que no fuera a dejar viuda a su mujer ni huérfanos a sus hijos.

-¡Prepárate, que ya voy! –me indicó, sin más, poco antes de lanzarse al vacío. Sus brazos se desplegaron como alas y, por un momento, un instante ya inmortalizado, consiguió emular a las especies voladoras.
Y tanto en la expresión de su cuerpo como en la de su cara se ve claramente que está volando.

Hay una bonita canción de El Kanka, en la que también canta Rozalén, que comienza con este fragmento: “Volar, lo que se dice volar, no vuelo”.

No puede decir lo mismo mi amigo Ignacio.

Texto y foto: Quico Espino

Más en esta categoría: Cero energético: nunca más »

1 comentario

  • Isidro Sosa Miércoles, 15 Julio 2020 16:02 Enlace al Comentario

    Los hombres voladores existen, y son plasmados en las historias de otros hombres que vuelan con las palabras.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento