El vuelo sinuoso de la garzas

franciscogonzaleztejera2017Costó mucho aquella lucha inmensa por preservar las Charcas de San Lorenzo, David contra Goliah, un grupo de gente joven de un pueblo como Tamaraceite, contra todo un entramado especulativo y millonario, detrás una empresa constructora como Lopesan, los sobres, el alcalde, José Manuel Soria, el sibilino y tiránico concejal de urbanismo, Juan José Cardona, el poder financiero y un grupo de gente humilde sin dinero, sin Internet, porque no existía, sin local para reunirnos, solo acción tras acción, pintadas, pancartas, carteles, salidas nocturnas hasta la madrugada cuidándonos de la policía, una labor educativa barrio por barrio, casa por casa, hasta conseguir el objetivo de derrotarlos, de que tuvieran que arrodillarse y aceptar nuestra propuesta de Parque Agroambiental, lo comunitario contra lo privado, lo social contra la especulación, un proyecto popular que tumbó el campo de golf y los 680 chalés de lujo.

Estábamos reunidos en mi casa en julio del 97, la noche después de la acción en el Ayuntamiento de Las Palmas GC, cuando presentamos vestidos de gente de campo, con carruchas y verduras, más de veinte mil alegaciones al Plan General, todas contra el campo de golf y los chalés de Soria y Cardona, hablábamos de pueblos indígenas, era un grupo de apoyo de Survival Internacional, cuando tocaron a la puerta del quinto piso de la calle Carmen Quintana, eran dos policías, abrió una compañera: -Paco está aquí la policía preguntan por ti- Salí sorprendido, me traían un expediente disciplinario, el objetivo despedirme de mi trabajo como animador sociocultural en ese Ayuntamiento.

Una represalia en toda regla que solo fue el comienzo de un acoso laboral de más de siete años, tumbamos el expediente, pero siguieron tratando de hundirme donde más duele, en la comida de tu familia, por eso estuve cinco años cobrando en mi ya exigua nómina 495 euros menos, eso me destrozó, la hipoteca, una manutención, me vi con el agua al cuello, notificaciones bancarias, facturas impagadas, el miedo de verte tirado en la calle sin nada.

Ese fue el costo de una lucha ecológica sin tregua, el precio de ser portavoz y coordinador de la Plataforma Salvar las Charcas de San Lorenzo, todavía tengo secuelas psicológicas, luego en los tribunales laborales recuperé hasta el último céntimo que me robaron estos ladrones, lo que no he recuperado es la salud, eso no se compensa con nada.

Pero al menos queda la satisfacción de haberlos vencido, los humildes vencimos, una victoria por un espacio de magia, de aves milenarias, de agua pura y energía natural. Solo falta conseguir que se apruebe y ejecute el Parque Agroambiental, que se llene de agua cada estanque, que se reforeste, que se convierta en un pulmón verde para las generaciones futuras.

La lucha sigue…

1 comentario

  • Paqui Pérez Sábado, 01 Agosto 2020 18:15 Enlace al Comentario

    Muchísimas gracias Paco por haber soportado todo ese peso sobre tus hombros,
    cuando la lucha era para beneficio de todos y todas. Con tu generosidad y tu tesón has demostrado que solamente se avanza en derechos y se impiden retrocesos, con la lucha ciudadana.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento