Sin coste alguno

leonilo2020Hubo un tiempo, no hace tanto, en que la presidenta de la CAM denunciaba la improvisación del gobierno del Estado. La mayor parte de su acción de gobierno, sobre todo haciendo gala de formar parte del partido opositor, la basó en una permanente denuncia al gobierno de coalición. Una parte importante, con el transcurso del tiempo, se ha ido demostrando falsa. A modo de muestra, las frustradas compras de equipos de protección individual, en lo más álgido del estado de alarma y crudeza de la pandemia. Sin embargo, como ella es incapaz de flaquear, continúa en su afán denunciando lo mal que lo hace el gobierno del Estado. Eso sí, flanqueada de algunos consejeros con abundante currículo. Sobre todo, porque su paso por el gobierno de la CAM dejó una ostensible huella. Alguno de ellos, hoy también en la línea crítica de su presidenta, se encargó de hacer algo con lo que mantienen continuidad. Me estoy acordando, cómo no, del responsable de abrir la espita de la privatización sanitaria en Madrid. En ello son bastante eficaces. Otros, que llegaron a presidirlo, forman parte del mismo con el concurso de otras siglas.

En esta ocasión, a causa del seguimiento de los rebrotes de la COVID - 19, la señora Díaz vuelve a la primera página de los medios. Recordemos la tan traída y llevada desescalada (sí, no hubo escalada previa, salvo la de los casos de coronavirus), también conocida como regreso a la nueva normalidad. Uno de los criterios entre otros tantos, para avanzar de una fase a la siguiente, consistía en contar con un número suficiente de personas encargadas del rastreo de quienes sufrían la enfermedad y su entorno. Ahí, como en otros aspectos relacionados con la sanidad, comenzó a hacer aguas la CAM. En alguno de las declaraciones públicas, quizá por un temerario despiste, reconocieron su falta de agilidad y diligencia a la hora de contar con el número adecuado a lo establecido por las autoridades de la OMS. A pesar de los ofrecimientos de algunas instituciones, llegaron a recurrir a una suerte de selección de voluntariado para llevar a cabo dicha labor. Voluntariado en el sentido de llevar a cabo labores benéficas, con coste cero en cuanto a las remuneraciones de quienes llevasen a cabo tales labores. Para ello, hay evidencias, llegó a poner en la tarea a la propia Universidad Complutense. Eso sí, con escaso éxito.

Como transcurrió el tiempo, sin lograr el número adecuado de personas responsables de rastreo, adoptan una decisión lógica en quienes se dicen liberales: trasladar dinero público a manos privadas. Haciendo uso de un procedimiento extraordinario, aduciendo la urgencia de la contratación, sacaron la adjudicación directa a una conocida empresa dedicada a la prestación de servicios sanitarios. Argumentan la dificultad de formar, con la celeridad que se precisa, a quienes vayan a llevar a cabo dichas ocupaciones. No sabemos, aunque los hechos indican lo contrario, si quienes van a llevar a cabo dichas labores, a través de la contratación que les hará las hará la empresa adjudicataria. Los hechos indican lo contrario por algo tan sencillo como que, la empresa beneficiaria, reclutaba personas con tal finalidad hasta hace unos días. O, miren por dónde, conocía la empresa la decisión adoptada de modo urgente por la comunidad madrileña. No sé, es una duda que me surge, quizá sin fundamento.

No podemos, ni debemos, olvidar cuáles fueron los orígenes de esta señora. A la iniciación en política me refiero. Quien hoy ostenta la presidencia de la CAM, no nos olvidemos, fue la responsable de comunicación en redes sociales de Pecas. Sí, me refiero a la mascota de quien también ostentase tal presidencia. Con tales precedentes, me temo, se muestra fácil explicar el elevado número de ocurrencias. No lo sé, acaso se le adiestrara en las sesiones formativas, si llegó a formar parte de esa fundación dedicada a la profundización del pensamiento, dirigida por el nunca bien ponderado señor Aznar. Esa que tanto llega a profundizar, que acaba quedando anclada en lo todo inabordable del pasado. A pesar de sentirse liberales, al menos de boquilla, su pensamiento quedó anquilosado en un rancio pasado. Lo que no sé, algún día quizá nos enteremos, es si sus labores de promoción de Pecas fue también con carácter benéfico, vamos, sin costo alguno.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento