Seis ejemplares de pinzón azul de Gran Canaria pagan los celos profesionales de funcionarios del Gobierno de Canarias

pascualcalabuigA pesar del terrible boicot, ejercido por la Oficina de Biodiversidad del Gobierno de Canarias a las tareas de conservación del pinzón azul de Gran Canaria que el Cabildo intenta ejecutar con la cría en cautividad, esta temporada se han podido generar en Tafira seis nuevos ejemplares. No ha resultado fácil cuando, de entrada, se parte con una gran mayoría de los reproductores envejecidos y ya estériles debido a las trabas del Gobierno para cumplir con la obligatoria reposición. Y también sin poder haber intentado criar pollitos colicortos como se solicitó en tiempo y forma. Sin duda reproducir esos seis pollos resulta un gran logro por parte del personal del Cabildo que se deja la piel haciendo bien su trabajo, a pesar de todo.

criapinzon01El destino de esos seis ejemplares criados en cautividad, como no debiera ser de otra manera, es la liberación. Incrementar, poco a poco, la nueva población cumbrera que ya constituye una quinta parte del total de esta amenazada especie. Curioso que los técnicos del Gobierno, que siempre vaticinaron que esa incipiente población era inviable y se extinguiría en pocos años, sigan sin reconocer que es un gran logro del Cabildo y se decidan a apoyarla sin ambages. Ellos siguen empeñados en lo contrario. Incomprensiblemente no paran de entorpecer su crecimiento y de ello podríamos citar centenares de contundentes e irrefutables pruebas.

criapinzol02Pero ahora solo pretendo incidir en el último gran obstáculo puesto por la Viceconsejería de Medio Ambiente. Consiste en la falta de respuesta a la autorización solicitada para la liberación de los seis ejemplares criados esta temporada. La ventana temporal para ello es bien corta. Las aves deben de pasar en la cumbre un período de adaptación suficiente para que, cuando lleguen los fríos invernales en esas altas montañas, puedan superarlo. Hay que preparar y organizar múltiples cuestiones y sin la preceptiva autorización no se puede. Es, en suma, el “modus operandi” que llevamos padeciendo desde el año 2008 en que se solicitó el primer permiso para liberar ejemplares de manera piloto. Fue bloqueado precisamente por el equipo técnico que, tras once años intentando criar pinzón azul, llegó a la conclusión de que era imposible. Que el Cabildo revertiera esa absurda afirmación, expresada, ni más ni menos, que en Informes de Proyectos LIFE, no les sentó nada bien. Desde entonces, no han parado de poner palos en las ruedas. Y ya está bien, por mi parte no cejaré en denunciarlo públicamente ya que todos los intentos de hacer que se cumpla la legalidad por la vía administrativa normal han fracasado. Los afectados por este escarnio me dicen que puedo seguir publicando pues la gente a los dos días lo ha olvidado. Habrá que recordarlo más a menudo entonces.

criapinzon03No deja de resultar curioso que ante tantas denuncias de la comisión de delitos muy graves como malversación de fondos públicos, prevaricación, incumplimientos de sentencias judiciales y demás cuestiones por el estilo, nadie haya interpuesto querella alguna por difamación.

Un buen número de liberaciones de juveniles en la cumbre, en los primeros años, se hicieron sin esa preceptiva autorización de liberación, cuya redacción es prerrogativa de la citada Oficina de Biodiversidad. Ante los retrasos, bien programados por esos cerebros rellenos de absurdos celos profesionales, los animales se liberaron mientras esperábamos que llegara el documento que, finalmente, tal como tenían programado, llegaría cuando la liberación supondría la muerte segura por inadaptación de los pollos al nuevo hábitat. Afortunadamente, asumiendo un riesgo personal por mi parte, las aves se liberaron en el momento adecuado. Gracias a eso existe, en la actualidad, más de una treintena de parejas de pinzón azul de Gran Canaria criando en Llanos de La Pez. Las familias de nuestra isla pueden observarlos en el entorno de las Áreas Recreativas sin tener que acudir a la Reserva de Inagua, incomprensiblemente cerrada a cal y canto.

criapinzon04En cuanto a mí, los celos de los funcionarios de Biodiversidad acabaron afectándome, una vez más. Fue en 2012 cuando la liberación de ejemplares solicitada resultó denegada con argumentos totalmente ficticios y proclamando en prensa que el Cabildo iba a generar una catástrofe genética en el pinzón azul. Ya se habían liberado diecisiete ejemplares y otros siete faltaban por liberarse. La por entonces Consejera de Medio Ambiente del Cabildo, doña María del Mar Arévalo, haciendo gala de su habitual falta de lealtad institucional, decidió expedientarme sin plantar justa reclamación. El expediente, mira por donde, finalmente fue resuelto a mi favor con la recomendación del Instructor de que “lejos de sancionarme se me debería felicitar” (Ver propuesta de resolución adjunta). Pero el daño estaba hecho. Apartado tan anómalamente de los trabajos del pinzón azul, debí acudir a los Tribunales de Justicia que, también, me dieron la razón, criapinzon05argumentando que las modificaciones realizadas por la Consejera no obedecían a criterio legal alguno pues “estaban viciadas del delito de deviación de poder(Ver Sentencia Judicial aquí). Así de claro y contundente resultó el fallo de la Sentencia Judicial de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Ahora la historia se repite. Seis ejemplares, tres machitos y tres hembras, deberán quedarse cautivos. Cientos de miles de euros gastados, un año más, en la cría en cautividad de nuestro pinzón azul manifiestamente infrautilizados, sin que parezca importarle a nuestros dirigentes. Aunque los celos profesionales de unos pocos funcionarios sean la mano que mece la cuna del boicot, algo muy gordo debe existir para que el pinzón azul sea moneda de cambio de trapisondas capaces de generar la inacción de nuestro Cabildo durante tantos años.


Imágenes: diferentes momentos de la cría en cautividad del pinzón azul de Gran Canaria en  esta durísima temporada 2020.
Fotos cedidas por Dolores Díaz Jiménez, veterinaria del Centro de Cría del Cabildo de Gran Canaria

 Artículo relacionado.

Más del boicot al pinzón azul de Gran Canaria


5 comentarios

  • Antonio Lunes, 05 Octubre 2020 09:12 Enlace al Comentario

    ¿Celos? De los documentos que cuelga lo que se extrae es que escapó loco de un expediente por desobediencia a sus superiores, del Cabildo, y que esos mismos superiores, del Cabildo, intentaron apartarle sin éxito de la dirección del pinzón. Vincular eso a celos y conspiraciones del Gobierno, parece liar mucho la madeja. El resto son solo palabras, tan buenas o tan malas como las de cualquiera...

  • Aníbal Miércoles, 30 Septiembre 2020 19:28 Enlace al Comentario

    Fuerza. Es incuestionable que tienes toda la razón.

  • Saro Quintana Martes, 29 Septiembre 2020 21:15 Enlace al Comentario

    Es asombroso!!! Don Antonio Morales, Doña Inés Jiménez, Sr. Manuel Amador, etc., etc., ....nada que hacer ni decir?
    Incomorensible e inadmisible se mantenga está situación durante tantos años.
    Vivir para ver,.....país!!!!

  • Inés Martes, 29 Septiembre 2020 19:14 Enlace al Comentario

    ¡Qué triste¡ Esto explica gran parte de nuestra realidad. Gracias por compartirlo.

  • Carmen Hernandez Martes, 29 Septiembre 2020 10:10 Enlace al Comentario

    Me parece obsceno que después de denuncias y sentencias que demuestran la veracidad de lo expuesto, se siga admitiendo este tipo de injerencia en una labor que me parece encomiable.
    Ya es hora de que los políticos que nos representen hagan gala de su profesionalidad y no de que sus decisiones parezcan fruto de discusiones de patio de vecinos.
    Las decisiones que las tomen los expertos, zapatero a z

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento