La juventud, el catalizador de nuestra sociedad

leticialopezdiazRecuerdo perfectamente el mediodía del quince de junio de dos mil diecinueve, en una pequeña sala anexa de un edificio publico de Tacoronte. El momento en que recibí mi acta de concejala y el día en el que entré en la mesa de constitución, porque también era la concejala más joven representando los intereses de todas las personas del municipio. Desde ese día mucho ha cambiado.

En marzo del año siguiente, el pasado dos mil veinte, todo cambió de golpe. Sucedieron cosas impensables hasta entonces, desapareciendo lo que dábamos por hecho y normal y llegamos a cambiar incluso cómo hablábamos, añadiendo palabras a un discurso repetido una y otra vez, siempre hablando de lo mismo.

Pero esas nuevas palabras, esa nueva normalidad, era lo de menos. Nuestro foco de atención se centró en los nuestros. En esa pareja de personas mayores, que te han tratado como si fueras su propia nieta y que ahora tratas de ayudar, aunque sea con llevarles la compra. En esos niños que durante años han oído que deben compartir con los demás y ahora tienen que estar lejos de sus compañeros y aprender a guardar las distancias. En nuestro profesorado, que trabaja con el objetivo de enseñar con nuevos protocolos, guardando la distancia e intentando solventar una brecha digital de una dimensión de la que no éramos conscientes hasta que fue demasiado tarde. También en los hoteleros, hosteleros, agricultores, ganaderos o las pequeñas empresas. Pero, sobre todo, en nuestro personal sanitario, en la primera línea cuidando de nosotros.

La solidaridad del pueblo canario, una de nuestras señas de identidad, nos ayuda a reponernos de la situación que estamos pasando, pero será la juventud canaria la que impulse la recuperación.

Si a una reacción química que transcurre normalmente se añade el catalizador adecuado, podemos lograr aumentar la velocidad y obtener el o los productos finales en un menor tiempo. De la misma forma, y perdón por el símil químico, podemos lograr una recuperación rápida y fructífera con el catalizador de nuestra juventud. Una juventud cargada de ilusión, formada, con ímpetu, que se relaciona con la tradición y la innovación. Debemos dejar atrás ideas erróneas sobre nuestros jóvenes y volcarnos en su participación en nuestra sociedad.

Los compañeros y compañeras jóvenes de Canarias hemos padecido el desinterés y desánimo de los responsables públicos, en especial para trabajar en políticas inclusivas donde los jóvenes tengan, de forma real y realista, un papel importante en nuestra sociedad.

Soy consciente de que no es fácil, como joven, participar en los lugares donde se toman decisiones. Mis comienzos en política vienen de la mano de Daniel Díaz en Tacoronte, quien confió en mí años atrás para formar parte de Nueva Canarias en Tenerife y, por supuesto, de Román Rodríguez, quien ha construido un proyecto en el que confiamos plenamente y nos sentimos incluidos. Un proyecto con visión real de nuestro territorio, donde el progreso de Canarias es la pieza fundamental del proyecto y en el que la juventud tiene un lugar destacado. Confío, creo y trabajo en ese proyecto de apuesta clara por la integración y las políticas juveniles.

Es, por lo tanto, el momento de apostar y trabajar estas políticas juveniles. Volviendo a las similitudes más científicas, es el momento de añadir un agitador, favorecer las condiciones de la reacción y con nuestro catalizador, la juventud, lograr el objetivo que estamos buscando, el progreso de nuestra gente, el progreso de Canarias. Está en nuestra mano estar preparados para lo que nos espere en estos años por venir, porque “La casualidad solo favorece a los espíritus preparados”, como dijo Louis Pasteur.

Más en esta categoría: La comunicación y el éxito »

1 comentario

  • tacorontero Martes, 19 Enero 2021 09:12 Enlace al Comentario

    A ver mi niña, mejor te buscas un trabajo de verdad. Hablas de catalizadores y reacciones quimicas y parece que hubieras respirado demasiado humo. La realidad es otra cosa distinta, junto a tus compañeros concejales te estas llevando un salario inmerecido tanto por falta de trabajo como de resultados. Asi que menos flores, que tu paso por el ayuntamiento no dejará otra huella que un erial.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento