Hacia dónde se encamina

leonilomolina2021Durante su intervención en el debate correspondiente a la moción de censura, presentada por sus parientes políticos (quienes le apoyan en múltiples gobiernos), hizo amagos de regresar a la centralidad —signifique eso lo que signifique— para distinguirse de quien la presentaba. Escribo hizo amagos porque poco le duró, habida cuenta de quien iba a marcar la dirección ideológica de su partido en fechas posteriores. Bastó con que las cosas se moviesen algo, mociones murcianas mediante, para que la lideresa madrileña (heredera de la anterior, pues no en vano llevó las redes de su mascota) abriese la caja de los truenos, a través del adelanto en la convocatoria de elecciones autonómicas. La buena señora, cercana a las inclinaciones a la derecha de la FAES, remontó la precampaña y campaña con una línea contraria a la que intentase marcar su presidente nacional. El haber ganado las elecciones, sobre todo del modo en que lo hizo, le trastocó las intenciones al señor Casado. Así las cosas, lo que en principio era un viaje a la centralidad (o centroderecha que diría su mentor), acabó con avería del GPS y el consiguiente traslado a la extremidad de la derecha.

No sé si por su juventud, porque llegó tan dicharachero o porque como el otro no tiene mucho futuro en su puesto y tiene dificultades para llegar a La Moncloa, mantiene un cierto parecido con otro de los presidentes de su partido o, por ser riguroso, el que fuese germen del partido actual. Me refiero a Hernández Mancha, de tan fugaz paso por la dirección. Tanto, que quien le puso al frente —o lo propició— acabó pidiendo su devolución. Tal fue, que acabó modificando la denominación, pasando de ser «alianza» a «partido», conservando lo de popular, ellos sabrán el motivo.

Algunos paralelismos

Hernández Mancha gana las primarias a Herrero de Miñón mientras Casado lo logra frente a Sáenz de Santamaría, sin querer equiparar a uno con la otra, me refiero a quienes perdieron las primarias. Hernández Mancha, al presentar una moción de censura a González, perdió la confianza del partido por dicho motivo. Aunque estuviese previsto habida cuenta de las cifras del momento, me retrotraigo a 1987. Mientras el primero sustituyó a Fraga, fundador del partido, el segundo sustituye a M. Rajoy, que también disfrutó de los años de AP con su fundador. Cuando se incorporó Aznar a la presidencia del partido, Hernández Mancha optó por abandonar la política y dedicarse a ejercer como abogado. No sé, en el caso de Casado, que puede ser desplazado por otra de la línea de Aznar, a qué iba a dedicar su vida. Mientras el primero era abogado del Estado, el segundo estudió derecho a ratos, por haberse dedicado a la actividad política desde los albores de su vida, quizá por serle más productiva que los estudios. Tras dejar la vida política, aprovechando que el Iraq sufrió la invasión americana con el apoyo de su sucesor indirecto, dicen que dedicó su actividad profesional a asesorar sobre los negocios posinvasión. Hete aquí, más casualidades, que años más tarde aparecen en los conocidos como papeles de Panamá. Digo que no le ocurrirá lo mismo a quien, a tenor de las peripecias, parece llevar sus mismos pasos. Otro de los paralelismos a considerar, que a ambos se les conoce algún que otro enfrentamiento con la cúpula empresarial, eso sí, distintos protagonistas y motivos. Esperemos, que cuando deje el partido no le suceda a Casado como a Hernández Mancha, que lo borraran de la faz de la tierra.

Por mérito propio

Centrándonos en la figura del actual líder de PP, últimamente se le conoce una actividad innovadora sin precedentes. Tal es así, que en una de las tantas reuniones a las que asiste, recomendó cambios en el Código Civil que ya figuran en el mismo, por el que recibe aplausos, a saber, se mueve en ambientes en los que sus ocurrencias tienen cabida. No solo se las aplauden, para salir con su ego por los aires, sino que tal hecho le da alas y, su afán por el columpio, va de un sitio a otro sin valorar el riesgo.

También tuvo ocasión de mostrar su escasa capacidad con la renovación del gobierno socialista. Él, que siempre ha sido muy dado a intervenir sin saber, lo hizo también en esta ocasión. Según sus doctas palabras, la elección de las nuevas caras para ocupar los ministerios la hace Sánchez Castejón a dedo. Como si antes se hiciese de otro modo. Vuelve, una vez más y ya van cuántas, a poner en evidencia cómo obtuvo la licenciatura, pues me temo sea de primero de derecho saber que el presidente del gobierno tiene la potestad de poner y quitar los miembros del gobierno. Es una de las que le atribuye la Constitución. Sí, la misma de la que tanto cacarea.

Sus intervenciones no faltan, y allí donde puede, nos recuerda con la liviandad que lleva a cabo sus declaraciones. Así, para consolidar su insulsez, se refirió a la dificultad para votar en libertad, en España claro. A nadie se le puso la piel de gallina, escuchando semejante majadería. Salvo, claro está, que la libertad sea entendida de manera favorable a sus intereses, que solo en aquellos casos donde su partido sea ganador, se pueda hablar de aquella. Me viene a la memoria cómo alzaron las voces cuando el ya ex vicepresidente Iglesias habló de las dificultades de la democracia española. Sin embargo, en esta ocasión nadie ha alzado la voz. Esto tiene una doble lectura. Por un lado, que en realidad tal circunstancia se dé, aunque la utilizasen para atacar al que fuese líder de UUPP. Por otro, que el personal esté tan acostumbrado a sus meteduras de pata, que no las tomen en consideración. Cualquiera de ambas, en mi opinión, es poco halagüeña.

Por eso cabe preguntarse hacia dónde encamina sus pasos el actual líder de los populares, pues por ese afán de no cejar en su empeño, sin mirar hacia atrás, temeroso quizá de convertirse en estatua de sal, va como pollo si cabeza entrando en todos los charcos (no me refiero a los de Esperanza Aguirre), de los que sale con serias dificultades. Le salva, sin duda, que quienes pueden hurtar su puesto no estén —al menos de momento— por la labor de liderar el partido. Habrá que aguardar a congresos futuros del partido, a ver si todo se mantiene en el actual estado de cosas.

Más en esta categoría: Okupas en el Poder Judicial... »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento