El pasado, el presente y el futuro

catalejo pirata2En el recuerdo perdura cuando en la carretera circulaban algunos vehículos de tiempo en tiempo lo que era un acontecimiento verlos pasar, acudíamos y nos sentábamos a la espera que pasasen y cuando esto sucedía era como asistir a un gran espectáculo, cuando aparecía uno sentíamos como el corazón palpitaba a otro ritmo, estábamos en un momento sublime y el subconsciente nos transportaba a otra dimensión era una visión rápida, era como una estrella fugaz, lo veías y desaparecía. Mañana volveremos otra vez para sentir y querer conocer un poco más esas máquinas que trasladaban personas y que parecía que contrayese el espacio y el tiempo para ir de un lado a otro, o sea, que altera y desvirtuaban la realidad de tales magnitudes, hoy en día pasan y pasan parece que ya no existe los vectores del tiempo, velocidad y espacio. Vivimos en el principio de una nueva evolución que nos acercará a las estrellas y que sin darnos cuenta lo estamos asumiendo como algo normal, pero estamos en el cambio generacional de todo nuestro ser.

En ese tiempo había un vehículo especial que pasaba siempre a la misma hora, era peculiar por su color negro y lineas rectilíneas, siempre ocupado por dos personas, un chófer con uniforme negro y un pasajero misterioso en la parte de atrás en posición erguida, con sombrero y barba impoluta, con mirada en línea con la trayectoria del vehículo, pasaba en un pis - pas y parecía que no se percataba de mi presencia ni de la constancia en la espera para ver pasar tal máquina, día tras día, así una vez y otra en el tiempo. 

Pero un día, algo inaudito pasó la máquina se detuvo a mi altura donde siempre estaba para verlo pasar y de pronto la puerta de atrás se abrió y aquel ser inalterable alargó la mano y dijo con una voz profunda “Tu constancia te hace merecedor de un premio “ y me dio un cartucho con unas gominolas “ que recogí con desazón y solo pude balbucear - “Gracias “ ,- de igual forma la puerta se cerró y continuó su trayectoria. Mi corazón latía a alto ritmo, salí corriendo hacia donde mi padre trabajaba y asustado le dije lo que me había pasado y me dijo.- ¿ Le diste las gracias ?.-Sí.- ¿Qué te ha dicho mamá ?- Que acepte lo que me den, pero que no lo coma y lo lleve a casa,- Bien.

El siguiente día tenía una motivación extra, quería seguir viviendo esa cosa mágica y a su vez por si recaían algunas chuches, pero no fue así, el vehículo pasaba una vez y otra, pero allí estaba yo para verlo pasar, pero un día de repente, se detuvo de nuevo a mi altura, y extendiendo esta vez la mano desde el interior de la ventanilla, me dijo.” Te voy a hacer un regalo “.- Era una caja alargada de madera.- Añadiendo.” Tendrás que guardarlo,” porque en ella viene un objeto que a mí ya no me hace falta, lo he llevado siempre conmigo y solo debes sacarlo de esa caja para mirar la estrella que más brilla en el cielo solo cuando tengas algún problema que te agobie y verás el camino a seguir, ten en cuenta que solo se ve el pasado y el presente de las cosas, pero nunca debes auscultar el futuro, porque éste solo se hace realidad con trabajo y constancia. Y yo ya he agotado tal magnitud.

Tras esas palabras la ventanilla se cerró de nuevo y el vehículo arrancó con un ruido estremecedor, salí corriendo hacia casa con ansias de saber qué era lo que tenía la caja, al abrirla desprendió un olor especial indescifrable o desconocido. Dentro había una cosa alargada brillante que al cogerla con las manos deslizó un tubo sobre el otro hacia ambos extremos, estaban oclusos de un grueso cristal que parecía ahumado, tenía tres muescas grabadas en un idioma raro.-Letzte.-Geschenk.-Futur I.- ...con pestillo para pasar de una rayita a la otra a excepción con la denominada Futur I.. hoy en día sé el significado de ellas palabras: Pasado, presente y futuro.

Como siempre acudía una y otra vez para volver pasar ese vehículo intrigante que nunca jamás ya pasó. Mamá lo guardó y prohibió tajantemente saber nada más de ese aparato, pero de mayor logré en el tiempo encontrarlo y quise en la noche mirar a la estrella más brillante y rodé la muesca a la marca Futur I y no pasaba, estaba atascada, entonces la giré al pasado y reconocí mis juguetes. Lo pasé al presente y observé con distorsionamiento una imagen de dos teléfonos comunicados y un tercero intercomunicado. Al siguiente día comprendí el significado de la visión al recibir una llamada en la que se entrecruzó líneas y me enteré de la maledicencia que se gestionaba.

Comprendí entonces, que aquel hombre enjuto y barbudo que hizo un regalo a un niño de siete años, lo hizo con buen corazón preservándolo en el tiempo. El catalejo se guardó y desapareció pero tenia obstruido el futuro porque éste solo marca lo “ trabajo y la constancia “.

Andrés Bolaños Jiménez

1 comentario

  • Juanto Viernes, 10 Septiembre 2021 12:36 Enlace al Comentario

    Hoy en día es extraño encontrar palabras que contengan la magia de la vida. Palabras de ilusión, esperanza, amor y respeto. Es un hermoso relato de enseñanzas y sabiduría.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento