PHOTOTEX: "Arco iris"

Arcoíris

     El arcoíris que surge inesperadamente detrás de mi casa no sabe nada de pandemias; no le interesa cómo va el mundo de los humanos, porque su estela sirve para adornar una Naturaleza que se deteriora, un clima que cada día presenta un aire más saturado y siente que los cielos azules, aún no contaminados, sobreviven a duras penas.

     Por eso de vez en cuando el arcoíris se yergue en la distancia para que los humanos, tan pendientes del suelo de las pantallas móviles, eleven de nuevo la mirada y descubran lo evidente, lo natural, lo auténtico. Por eso, como si una ofrenda fuera, luce sus brillantes colores después de ligeras lloviznas y se dispone de tal manera que sentimos la sensación de estar protegidos bajo su bóveda natural y alegre. Porque si algo caracteriza a los arcoíris es el entusiasmo que desprenden y la sonrisa que provocan.

     Ya ven, inteligentes lectores, lo natural se convierte en extraordinario: debe ser el sino de estos tiempos. Tal vez ha llegado el momento de dejar en el sitio justo este mundo líquido que invade la mirada y acogota el pensamiento.

     Y, entre una cosa y otra, se diluye la existencia.

     Nos referimos a la existencia normal y corriente, con sus momentos de soledad y aburrimiento: dos conceptos que hoy en día la gente no está dispuesta a soportar.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento